¿La dieta del metabolismo acelerado adelgaza?

¿La dieta del metabolismo acelerado adelgaza?

Carol Álvarez

Muchas personas están interesadas en acelerar su metabolismo como una manera de perder peso. La dieta del metabolismo acelerado afirma que comer ciertos alimentos en los momentos adecuados pueden acelerar el metabolismo, lo que nos permite comer mucho y aun así perder peso.

Sin embargo, como muchas dietas modernas, este tipo de alimentación ha recibido críticas mixtas.

¿Qué es el metabolismo?

La gente habla sobre el metabolismo como si supieran realmente lo que es; incluso esperando que sea un factor milagroso caído del cielo. Pero no, el metabolismo es el proceso que realiza el cuerpo para usar determinada cantidad de energía para vivir. Es decir, representa la cantidad de calorías que tu cuerpo quema para que el corazón siga latiendo, las neuronas se activen y puedas realizar las innumerables funciones para vivir.

Cuanto más grande eres, más grande es tu metabolismo, ya que hay más «cuerpo» para sobrevivir. La genética también tiene un papel importante, ya que algunas personas tienen tasas metabólicas más altas de manera natural y queman más energía incluso cuando están sin hacer nada. Además, el metabolismo también decrece naturalmente entre un 1 y un 2% por década, con el paso de los años.

Lo que está claro es que no se pueden hacer trucos de magia para cambiar tus genes, ni para detener el paso del tiempo. No obstante, sí puedes variar la composición de tu cuerpo, que es lo que afecta al metabolismo concretamente. Controla lo que comes, cuánto descansas y lo activo que te mantienes a lo largo del día.

¿Qué es la dieta del metabolismo acelerado?

Este plan de alimentación promete ayudarnos a perder hasta 9 kilos en 28 días. Fue desarrollado por Haylie Pomroy, una famosa nutricionista y consultora de bienestar con formación académica en ciencia animal.

La dieta afirma que comer alimentos concretos en ciertos momentos engaña al metabolismo para que se acelere, lo que resulta en la pérdida de peso. Además de un plan de alimentación semanal, también se detalla una extensa lista de alimentos que debemos evitar. La dieta también fomenta hacer ejercicio de dos a tres veces por semana.

Si no hemos alcanzado el peso ideal al final del primer ciclo de 28 días, se recomienda comenzar de nuevo y seguir la dieta hasta que hayamos perdido la cantidad de peso deseada. Una vez que hayamos alcanzado un objetivo de peso, se nos indica que podemos mantener los resultados repitiendo una semana del ciclo todos los meses, o el ciclo completo de cuatro semanas una vez cada seis meses.

Aunque algunos principios de esta dieta están respaldados por la ciencia, la mayoría de sus afirmaciones no se basan en evidencia científica sólida.

mujer haciendo dieta del metabolismo acelerado

¿Cómo funciona? Fases

La dieta del metabolismo acelerado se divide en tres fases que se repiten semanalmente durante un total de cuatro semanas. Cada fase enfatiza diferentes alimentos y aporta recomendaciones para diversas actividades físicas. El tamaño de las porciones varía según la fase y la cantidad de peso que deseamos perder.

Fase 1 (lunes a martes)

Los promotores de la dieta afirman que esta fase libera el estrés y convence al cuerpo de que ya no está tratando de almacenar grasa. Durante estos dos días, debemos comer una dieta rica en carbohidratos y de alto índice glucémico con cantidades moderadas de proteínas. Deben evitarse las grasas.

Esto está enfocado a reducir el estrés y la ansiedad, preparar al cuerpo para perder peso y alentar a las glándulas suprarrenales a producir cantidades más bajas de la hormona del estrés cortisol.

Los alimentos recomendados incluyen frutas con alto índice glucémico, como peras, mango, piña y melón, así como cereales integrales con alto contenido de carbohidratos, como avena, arroz integral, espelta y pasta de arroz integral. Esta fase también promueve los alimentos ricos en vitaminas B y C, como la carne de res magra, las lentejas, las naranjas, el pavo y el kiwi.

Se cree que estimulan la tiroides para quemar grasas, proteínas y carbohidratos de manera más eficiente, y convierten el azúcar en energía en lugar de almacenarla como grasa. Durante esta fase, se anima a incluir al menos un ejercicio aeróbico.

Fase 2 (miércoles a jueves)

Se supone que esta fase desbloquea las reservas de grasa y construye músculo. Durante estos dos días, la dieta debe ser rica en proteínas y vegetales alcalinizantes sin almidón, pero baja en carbohidratos y grasas.

Los alimentos magros y ricos en proteínas que ayudan a crear músculo incluyen carne de res, bisonte, pavo, pescado y pollo. Esta fase también incluye verduras, como el repollo, el brócoli, la col rizada, las espinacas, los pepinos y las coles.

El plan de dieta afirma que estos vegetales son alcalinizantes y supuestamente reducen la acidez de la sangre, estimulando al hígado a liberar células grasas. Al mismo tiempo, se dice que proporcionan las enzimas y los fitonutrientes necesarios para descomponer los alimentos ricos en proteínas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el cuerpo regula estrictamente el nivel de pH de la sangre, manteniéndolo ligeramente alcalino entre 7,36 y 7,44. De hecho, tendríamos consecuencias perjudiciales si el pH de la sangre se saliera de su rango normal.

Así que aunque las verduras promovidas para la segunda fase son muy saludables, no lo son debido a sus supuestos efectos sobre el pH de la sangre. Durante la segunda fase, se anima a hacer al menos una sesión de levantamiento de pesas.

Fase 3 (viernes a domingo)

Esta fase está diseñada para acelerar el metabolismo y la quema de grasa. Durante estos tres días, se nos anima a agregar muchas grasas saludables a las comidas y refrigerios mientras consumimos cantidades moderadas de proteínas y carbohidratos.

Los alimentos recomendados comer en esta fase incluyen aceite de oliva o de semilla de uva, mayonesa de cártamo, huevos, nueces, semillas, coco, aguacate y aceitunas. También se deben incluir alimentos como algas, aceite de coco, gambas y langostinos, ya que la dieta afirma que aceleran el metabolismo al estimular la glándula tiroides.

Durante esta fase, se anima a elegir una actividad que nos permita relajarnos, como yoga, meditación o incluso un masaje. Esto está destinado a reducir los niveles de la hormona del estrés y aumentar la circulación de compuestos que queman grasa.

Alimentos a evitar

La dieta del metabolismo acelerado advierte que deben evitarse algunos alimentos siempre que sea posible. Algunos ejemplos son:

  • Trigo
  • Maíz
  • Lácteos
  • Soja
  • Fruta seca
  • Jugos de fruta
  • Azúcar refinada
  • Endulzantes artificiales y alimentos que los contienen
  • Cafeína
  • Alcohol
  • Alimentos light sin grasas

Sin embargo, el fundador de la dieta hace una excepción con los vegetarianos y veganos, a quienes se les permite comer tres alimentos de soja: tempeh, tofu y edamame. Hay que tener en cuenta que estos deben ser orgánicos y no modificados genéticamente.

En esta dieta, los productos no orgánicos y las carnes que contienen nitrato también están prohibidos porque se cree que los aditivos, conservantes, pesticidas, insecticidas y hormonas que pueden albergar ralentizan la quema de grasa del hígado.

alimentos de dieta del metabolismo acelerado

Posibles beneficios

La dieta del metabolismo acelerado se enfoca en comer alimentos bastante saludables y promueve el ejercicio, que es parte integral de la salud y el control del peso a largo plazo. A pesar de las muchas críticas positivas de la dieta, no existe una ciencia médica sólida que respalde la idea de que este plan de dieta con su régimen estricto en realidad aumentará el metabolismo.

Comida saludable

Los alimentos incluidos durante el lapso de una semana de este plan de dieta son parte de una dieta saludable en general, que requiere muchas frutas y verduras, fuentes de proteínas magras y granos integrales.

Si tomamos la semana como un todo, hay suficiente variedad para evitar que nos aburramos, además de mucha variación que debería proporcionar las vitaminas, minerales y micronutrientes que el cuerpo necesita para funcionar.

Ejercicio

La dieta del metabolismo acelerado recomienda rotar entre diferentes formas de ejercicio: aeróbico, entrenamiento de fuerza y ​​yoga. Esta es una recomendación respaldada por investigaciones, ya que mantiene alto el nivel general de actividad y permite que grupos musculares específicos se recuperen en los días de descanso.

¿Sirve para adelgazar?

La dieta del metabolismo acelerado probablemente nos ayude a perder peso por varias razones.

Primero, incorpora muchos alimentos integrales. Esto puede aumentar su consumo de fibra, lo que puede contribuir a la pérdida de peso. Además, excluir la soja, el trigo, el azúcar refinada y los edulcorantes elimina aún más muchos alimentos procesados ​​de la dieta. Esto puede reducir naturalmente la cantidad de calorías consumidas, promoviendo aún más la pérdida de peso.

Incluso, es probable que el ejercicio físico semanal prescrito aumente la cantidad de calorías quemadas, contribuyendo aún más al déficit de energía necesario para perder peso. Además, la hidratación, enfatizada fuertemente en la dieta, puede reducir el apetito y puede ayudarnos a quemar algunas calorías más para promover una pérdida de peso adicional.

Desventajas

La dieta del metabolismo acelerado también tiene importantes inconvenientes.

Basada en pseudociencia

Esta dieta pone un fuerte énfasis en consumir alimentos específicos en un cierto orden para impulsar el metabolismo y promover la pérdida de peso. Sin embargo, hay poca evidencia científica que respalde tales principios.

Por ejemplo, la Fase 1 recomienda una dieta rica en carbohidratos y con alto índice glucémico como una forma de alentar a las glándulas suprarrenales a producir menos hormonas del estrés y preparar al cuerpo para perder peso. Sin embargo, la ciencia muestra que una alta ingesta de carbohidratos simples puede aumentar los niveles de la hormona del estrés, no disminuirlos.

A pesar de las afirmaciones de lo contrario, tampoco hay evidencia de que comer alimentos ricos en carbohidratos durante dos días seguidos reduzca el estrés y la ansiedad, o nos prepare para perder peso.

Otro principio fundamental de la dieta es que mantendrá el metabolismo estimulado, lo que hará que funcione más rápido y quememos más peso. Sin embargo, no hay absolutamente ninguna investigación que respalde esta teoría. Aunque algunos alimentos pueden causar aumentos leves en el metabolismo, cualquier aumento es menor y es poco probable que nos ayude a perder una cantidad sustancial de peso.

Puede ser insostenible

La dieta del metabolismo acelerado es frecuentemente criticada por ser insostenible. Mucha gente se queja de que requiere demasiadas medidas, pesos y preparación de alimentos para adaptarse a un estilo de vida ajetreado.

Una dieta tan específica y restrictiva también puede ser difícil de seguir si salimos a comer habitualmente o si quedamos con amigos, hacemos fiestas de cumpleaños o eventos festivos.

Restringe alimentos beneficiosos

Aunque la larga lista de alimentos que se deben evitar elimina muchos alimentos procesados ​​de la dieta de las personas, también elimina algunos beneficiosos. Por ejemplo, la soja está relacionada con una disminución modesta en los niveles de colesterol y también puede contener algunos compuestos que combaten el cáncer.

La cafeína es otro alimento prohibido en esta dieta que se asocia con una mejor función cerebral, protección contra el Alzheimer y el Parkinson y una menor probabilidad de depresión.

Otros consejos

Además de seguir las pautas de alimentación y actividad física para cada fase, la dieta del metabolismo acelerado incluye algunas reglas adicionales.

  • Comer cinco veces al día.
  • Comar cada 3 o 4 horas, excepto cuando se duerme.
  • Comer dentro de los 30 minutos de despertar.
  • Seguir las fases en orden.
  • Tomar los alimentos permitidos en cada fase.
  • Hacer ejercicio según la fase en la que estemos.
  • Comer orgánico siempre que sea posible.
  • Asegurarnos de que las carnes estén libres de nitratos.
  • Seguir el plan durante los 28 días completos y repetir hasta lograr el objetivo de pérdida de peso.
  • Repetir el plan de metabolismo rápido durante 28 días completos cada seis meses o durante una semana cada mes.
¡Sé el primero en comentar!