Buscando deportes que lleven al límite tu capacidad física, seguro que habrás pensado en hacer triatlón. Mi propuesta hoy es que conozcas el swimrun, un deporte mucho más salvaje que alterna nadar en aguas abiertas y correr por senderos.
Te contamos en qué consiste, cuáles son tus normas y cómo se originó esta práctica sueca.

Swimrun: de broma de borrachera a deporte para aventureros

Te resultará curioso cómo se originó este deporte. La idea nace cuando un grupo de cuatro amigos, que habían bebido unas cuantas cervezas, se retaron para hacer una carrera en dos equipos. Debían recorrer más de 20 islas del archipiélago de Estocolmo, con la finalidad de que el equipo que llegase segundo debería de beber y pagar todo lo que el primer equipo había pedido para ellos. La carrera duró más de 24 horas y fueron incapaces de terminarla.
En 2006, se creó la primera carrera oficial de swimrun, en la que no existen paradas y no te puedes cambiar de ropa.

Este deporte se practica en plena naturaleza, por equipos de 2 personas y combinando tramos de nado en aguas abiertas y carrera por senderos salvajes. No es parecido al triatlón, puesto que en este caso los entornos no están controlados y debes adaptarte a cualquier circunstancia.
Además, no es posible cambiarse de ropa, por lo que tendrás que llevar un mono de neopreno que te permita nadar y correr. Lo que sí puedes hacer es llevar una bolsa para guardar comida o material de emergencia.

Un deporte por parejas

Te llamará la atención que se practique en pareja, pero más allá de la diversión que pueda suponer, está pensado para aportar seguridad. Recuerda que el swimrun se practica medio de la naturaleza y en largas distancias, así que será más importante el compañerismo que la competencia.

Evidentemente, este deporte necesita un mínimo de forma física para empezar a practicarlo. No es necesario ser un súper deportista, pero debes estar capacitado para afrontar cualquier desafío y resolverlo por ti mismo. Nadar en aguas abiertas no es fácil.

En España, poco a poco se van creando carreras de swimrun en entornos paradisíacos. Actualmente, se celebran en la Costa Brava, Gran Canaria, Álava, Mallorca y Lanzarote. ¿Te animas a apuntarte?