Seguro que has oído hablar de los geles energéticos para deportistas, pero ni sabes qué son ni si tú puedes tomarlos. Te vamos a contar para qué sirve tomar estos geles y cómo debes hacerlo, puesto que un mal consumo puede hacerte fallar en la competición.

¿Qué son los geles energéticos?

Muy pocos conocen de qué está hecho realmente y por qué es beneficioso para el rendimiento. Los geles energéticos son uno de los suplementos más usados por los runners, ciclistas, triatletas, trail runners, nadadores y ultrafondistas. De forma general podemos decir que son una mezcla de agua e hidratos de carbono con textura de gel.
Su ingrediente principal son los hidratos de carbono, ideales para que el cuerpo convierta en glucógeno muscular (la gasolina de nuestros músculos). También encontramos otros micronutrientes como el sodio, potasio, calcio, la vitamina C y E, que nos facilitarán el mantenimiento del nivel de sales minerales dentro de los parámetros convenientes.

Por otro lado, existen geles que también contienen ingredientes estimulantes, como la cafeína, y que pueden aportar un extra muy agradecido en pruebas largas.

¿Para qué sirven?

Es obvio que la función principal de los geles es aportar energía de manera rápida, siendo fáciles de digerir mientras hacemos ejercicio físico.
Cuando nos tragamos todo el contenido, tarda pocos segundos en llegar a nuestro estómago. Primero digerimos los hidratos de carbono para que atraviesen la pared intestinal y la sangre transporte la energía a los músculos. Dependerá de cada gel el tiempo en efectuar, pero lo normal es notar los resultados pasados unos 10 minutos. Sobre cuánto nos durará el efecto y los nutrientes, dependerá del gasto energético que hagamos. Normalmente, en pruebas de largas distancias, los deportistas toman más de un gel de forma escalonada. Cuidado con el abuso de geles porque puede provocar problemas digestivos y acabarás abandonando la prueba en busca del servicio más cercano.

¿Cómo se deben tomar?

Lo habitual es consumir estos geles en pruebas o entrenamientos superiores a una hora y sin descanso. Es importante que no esperes al día de la prueba para empezar a consumirlos, “entrena” la suplementación para que tu cuerpo se acostumbre y no lo detecte como una amenaza.
La cantidad dependerá de la intensidad del ejercicio: si es elevada, cada 30 minutos, y sino cada 45 minutos o cada hora. Hay corredores de élite que toman 2 geles cada hora de carrera y atletas profesionales pueden llegar a tomar hasta 5 por hora.

Lo normal es que antes de su consumo establezcas una estrategia para conocer a tu cuerpo y saber en qué momentos necesita un chute de energía. Asimismo, en los avituallamientos encontrarás también frutas, bebidas energéticas o barritas, por lo que debes conocer qué tomar para no excederte.

Puedes tomar uno antes de la salida, pero debes tener precaución para no producir una hipoglucemia (quitar energía) si lo tomas mucho tiempo antes. También es aconsejable tomarlos antes de que nos de un bajón físico importante. No es necesario esperar a notar los síntomas de la pájara, intenta ir siempre por delante de los obstáculos.