Entrenar requiere también de una exigencia mental y en ocasiones necesitamos buscar la inspiración para no abandonar. Quién mejor que un deportista profesional para ayudarte a cumplir tus objetivos. Es por eso que hemos recopilado algunas frases motivadoras de cuatro grandes deportistas que han logrado conseguir sus sueños. Quién sabe, a lo mejor eres el próximo campeón olímpico y tan solo necesitas un pequeño empujón mental.

Muhammad Ali

Uno de los mejores boxeadores de la historia nos dejó el año pasado a los 74 años. Entre numerosos reconocimientos tiene el de Rey del Boxeo, fue seis veces elegido el boxeador del año y lo nombraron Deportista del Siglo XX. No importa el deporte que practiques, Muhammad puede ser tu referente en esfuerzo y constancia.

  •  “Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: ‘No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón'”.
  • “Imposible es solo una palabra que utilizan los débiles que encuentran más fácil vivir en el mundo que les han dado que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible”.
  • “Soy el más grande. Me lo dije incluso a mí mismo cuando no sabía que lo era”.
  •  “No cuentes los días: consigue que los días cuenten”.

Michael Jordan

Es difícil recopilar todos los éxitos que cosechó Jordan durante su carrera de jugador de baloncesto profesional. Fue seis veces campeón de la NBA, Mejor Defensor del Año, tiene 2 medallas olímpicas, fue nombrado Deportista del Año y Mejor Jugador de la historia de la NBA. Acumula récords propios y no por que le regalaran el trabajo, precisamente. Mucho esfuerzo y disciplina para conseguir destacar en un deporte de equipo, sin olvidarse de sus compañeros.

  • “Puede aceptar el fracaso pero no puedo aceptar no intentarlo”.
  • “Debes esperar cosas de ti mismo antes de que las puedas hacer”.
  • “Paso a paso. No concibo ninguna otra manera para lograr las cosas”.
  • “Quien dice que juega al límite, es porque lo tiene”.
  • “Sólo juega. Diviértete. Disfruta del juego”.
  • “He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. 26 veces han confiado en mí para tomar el tiro que ganaba el partido y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y es por eso que tengo éxito”.

Michael Phelps

Michael Phelps ha conseguido ser el deportista olímpico más galardonado de todos los tiempos con 28 medallas. Desde los 7 años nadando se ha convertido casi en un Dios del agua. Tiene 6 marcas mundiales y numerosos reconocimientos más allá de las Olimpiadas. Sin duda, Michael ha conseguido todo lo que se ha propuesto gracias a su ambición y su confianza en sí mismo.

  • “Si quieres ser el mejor, tienes que hacer cosas que otras personas no están dispuestas a hacer”.
  • “Nada es imposible. Con tanta gente diciendo que no se puede lograr, lo que se necesita es imaginación”.
  • “Quiero ser capaz de mirar atrás y decir “he hecho todo lo que podía y he sido exitoso”. No quiero mirar atrás y decir que debería hacer esto o lo otro”.
  • “Quiero que sepan que lo más grande es realmente creer en uno mismo”.
  • “Las cosas no van a ir perfectas. Se trata de que te adaptes a las cosas y aprendas de los errores”.
  • “No me gusta ser segundo en nada”.
  • “Cuanto más sueñas, más consigues.  Si dices que no puedes estas restringiendo lo que puedes hacer o harás”.

Rafael Nadal

Como ya comentamos, Rafa Nadal volvió a hacerse con el Número 1 del Mundo, por lo que quién mejor que él va a saber lo que es mantener la motivación. Con tan solo 31 años, acumula a sus espaldas 2 medallas olímpicas, 4 veces número 1 mundial, 10 Roland Garros, 3 Abierto de EEUU, 2 Grand Slam, entre muchísimos más. Rafa sabe lo que es sufrir, ya que debido a sus lesiones ha tenido que parar temporalmente su carrera; aún así siempre regresa con la mente fijada en sacar lo mejor de él.

  • “Sin sufrimiento, no hay felicidad”.
  • “La parte mental es muy importante, porque al final siempre vienen momentos malos y tienes que estar preparado para aceptarlos y así superarlos. Es como la vida, en la que hay que aceptar con la misma tranquilidad los momentos buenos y los malos”.