Remedios para mejorar el dolor de muelas en casa

Tener dolor de muelas es tan molesto que es importante averiguar cuál es la raíz del malestar. Hay ocasiones en las que el dolor puede aparecer en el momento menos oportuno, pero conocer el origen puede aliviar mejor el dolor, la hinchazón y otros síntomas.

Generalmente, la molestia aparece en medio de la noche cuando estamos intentando dormir, o durante el fin de semana cuando ella consulta del dentista está cerrada. Aunque no hay sustituto para ver al dentista tan pronto como puedas, existen algunos remedios caseros para los dolores de muelas o las infecciones que aportarán un alivio inmediato.

Un enjuague regular con agua salada y la aplicación de una compresa fría normalmente pueden aliviar una irritación menor, pero los dolores de muelas más graves pueden requerir la intervención de un dentista. Si tus síntomas persisten durante más de uno o dos días, acude a un especialista.

Tratamientos caseros para el dolor de muelas

En casa se pueden realizar algunos remedios caseros para probar si mejora la inflamación y el dolor de las muelas. A continuación enseñamos métodos sencillos y disponibles fácilmente en cualquier hogar.

Compresas frías o calientes

La clave para tratar el dolor de muelas en casa es conocer de dónde proviene el dolor. Si has estado rechinando los dientes por la noche, es posible que sientas molestias en todo el cuerpo, principalmente en la mandíbula y la articulación de la boca. Así que debe tratarse como un espasmo muscular o una lesión.

Los expertos recomiendan aplicar una compresa tibia o fría alrededor de la articulación de la mandíbula, aunque una bolsa de guisantes congelados es lo mejor porque se adapta a tu cara perfectamente y no crea quemaduras en la piel.

Aplicar gel de aloe vera

Todos sabemos que el aloe vera tiene propiedades curativas que pueden ayudar a calmar y enfriar la piel, pero ¿también se puede usar en los dientes? La ciencia ha encontrado que la aplicación de gel de aloe vera para encías infectadas mejora la periodontitis, una enfermedad inflamatoria infecciosa.

Puedes intentar aplicar gel de aloe vera en la zona dolorida y ver si ayuda, pero asegúrate de usar solo una pequeña cantidad y enjuagarlo después de usarlo. Se recomienda hablar con un dentista antes de probar este remedio para el dolor de muelas. Ten en cuenta que el aloe puede ser peligroso si se ingiere.

Aceite de clavo

El aceite de clavo aún se usa en odontología porque contiene eugenol y se ha usado durante siglos como una solución anestésica y antibacteriana natural. Muchos dentistas lo recomiendan después de que extraigan un diente o para aquellos que pueden haber tenido una infección localizada de las encías tratada.

Para el dolor de muelas, será necesario con aplicar una gota de aceite de clavo en una bola de algodón y presionarla contra la parte afectada, repitiendo el proceso varias veces al día para obtener los mejores efectos. También puedes usarlo como un enjuague bucal agregando dos o tres gotas de aceite de clavo en agua.

Aceite de tomillo

Esta hierba natural tiene agentes antibacterianos y antioxidantes que pueden ayudar a reducir el crecimiento bacteriano en la cavidad dental.

Al igual que con el aceite de clavo, todo lo que tienes que hacer es agregar una gota de aceite de tomillo a una bola de algodón y colocarla contra la zona afectada. También puedes agregar una gota de aceite a un vaso pequeño de agua y hacer un enjuague bucal.

Enjuaga la boca con agua salada

Si sientes la boca caliente y mucha inflamación y dolor, los enjuagues con agua tibia salina funcionan muy bien. Son enjuagues suaves, por lo que no puedes ser extremo. Deja que el agua salada se asiente un poco en su boca y no la escupas directamente; suelta lentamente el agua en el lavabo.

Los enjuagues con agua salada también pueden ayudar si te duele la boca porque no se has limpiado los dientes con hilo dental en una semana. Estas soluciones de agua salada pueden ayudar a la acumulación de la placa de control y prevención de enfermedades orales.

ajo para el dolor de muelas

Mastica alimentos para el dolor

Hay ciertos alimentos que tienen propiedades antiinflamatorias. Los especialistas recomiendan mascar algunos de ellos antes de probar con tratamientos farmacológicos.

Mastica un poco de ajo

El ajo es un remedio natural bastante popular para los dolores de muelas, sobre todo cuando el dolor se debe a la presencia de caries. Para usar ajo, se recomienda picar un diente de ajo y aplicarlo en la zona dolorida por su efecto adormecedor. También se recomienda masticar rodajas de cebolla cruda porque, como el ajo, puede ayudar a aliviar el dolor causado por la inflamación de las encías.

No obstante, no hay evidencia de que tomar pastillas de ajo ayude con una infección o dolor de muelas.

Come un poco de jengibre

El jengibre es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas y se puede utilizar para crear una pasta especial que se aplicará a los dientes con un hisopo de algodón.

Para crear una pasta, pela y pica un poco de jengibre y luego mezcla los trozos en una licuadora o procesador de alimentos con un poco de aceite hasta que quede suave (el aceite de oliva o aguacate funcionan bastante bien). La ciencia ha demostrado en más de una ocasión que tomar cápsulas de polvo secado del jengibre fue tan eficaz como el ibuprofeno en el alivio del dolor de muelas dolor después de la cirugía oral, por lo que podría ser una buena alternativa a las pastillas.

Mastica hojas de guayaba

Las hojas de guayaba están cargadas de propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas que eliminan las bacterias dañinas y ayudan a aliviar el dolor de dientes. El tratamiento se consigue al masticar hojas frescas de guayaba o convertirlas en un enjuague bucal vertiendo agua hirviendo sobre hojas de guayaba trituradas.

Este tipo de enjuague bucal es un método no farmacológico, rentable y más fácil para tratar problemas bucales. Sin embargo, las hojas de guayaba no han sido probadas totalmente para determinar su toxicidad, por lo que deben usarse con precaución y con moderación.

Muerde una bolsita de té fresca

Si está sangrando por un pequeño accidente, coge una bolsita de té y muerde durante 20 a 30 minutos sin para. No la mires ni la revises. Si el sangrado no se detiene, debes acudir a urgencias. Morder una bolsita de té de menta puede ser más efectivo si tu problema son las encías inflamadas, porque la menta tiene un efecto calmante.

No obstante, el dolor de dientes en la mandíbula superior puede ser un dolor que se irradia de una infección más grande y complicada, como una infección de los senos nasales. Para saber si esto es debido a otro problema subyacente, aplica presión en el área de los pómulos. Si sientes una sensación de alivio, probablemente sea una infección temporal de los senos nasales.

pastillas para el dolor de muelas

Otros métodos que alivian el dolor de muelas

Si nada de lo anterior funciona, hay otras maneras de intentar calmar este insoportable dolor. No obstante, hay que tener en cuenta la experiencia y cualificación del profesional al que asistimos.

Prueba la acupuntura

No todo el mundo cree en las capacidades analgésicas de esta práctica de la medicina tradicional china, que implica colocar pequeñas agujas en puntos estratégicos del cuerpo. Algunos estudios han encontrado que solo una sesión de acupuntura reduce la intensidad del dolor en más de la mitad.

Así que si siempre has querido probarlo, este podría ser un buen momento para acudir a un especialista en acupuntura. Recuerda acudir a centros especializados, con todas las medidas de higiene correspondientes.

Toma analgésicos de venta libre

Los dolores de muelas son muy dolorosos porque muchas veces el dolor de muelas puede ser causado por bacterias que llegan al nervio. Cuando tienes dolor en los nervios de los dientes, el alivio es casi lo único que tienes en mente. Una vez que llega al nervio no hay nada que ayude realmente, a no ser que el diente sea tratado por un dentista profesional.

Sin embargo, si no tienes ningún problema con los analgésicos, se recomienda tomar alguno extrafuerte de venta libre con ibuprofeno para controlar el dolor hasta que puedas recibir antibióticos. Nunca te automediques, acude a un profesional de la salud para que te oriente.

Enjuague con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene propiedades antibacterianas que podrían aliviar el dolor resultante de la acumulación de bacterias. La receta sugiere mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia y enjuagarse la boca durante al menos 20 segundos, repitiendo según sea necesario.

Se aconseja no usar en menores, y mucho menos sin vigilancia adulta. Por supuesto, no debe tragarse la solución.