Receta y beneficios de aplicar una mascarilla negra casera

Receta y beneficios de aplicar una mascarilla negra casera

Irene Torres

En los últimos tiempos, la mascarilla negra se ha puesto muy de moda por todo el mundo. Se trata de un producto cosmético capaz de eliminar las antiestéticas espinillas y puntos negros. Hoy te contamos cómo fabricarla en casa, para que puedas realizar tu propia rutina beauty con la mayor comodidad al mejor precio. ¿Te atreves?

La famosa mascarilla negra, se utiliza para eliminar la grasa y las impurezas de la piel. La acumulación de suciedad y grasa en el rostro, produce obstrucción en los poros y, como consecuencia, tienen lugar los antiestéticos puntos negros. Aunque generalmente suelen aparecer en la zona “T”( frente, nariz y barbilla), pueden estar presentes en la totalidad del rostro. Utilizar periódicamente la mascarilla negra, ayuda a mantener una piel más limpia, saludable y libre de impurezas.

Si quieres darle a tu cutis un aspecto impecable, prueba fabricar tu propia mascarilla negra. Es muy sencillo y, de esta manera, podrás obtenerla con ingredientes 100% naturales, libre de componentes químicos que podrían resultar muy perjudiciales para tu salud.

Beneficios de la mascarilla facial de carbón

Debido a que no existe una investigación científica muy amplia sobre los beneficios para la piel del carbón activado, muchas de las ventajas potenciales de una máscara de carbón se basan en evidencia anecdótica.

Elimina las impurezas de la piel

Gracias a la capacidad del carbón activado para absorber bacterias y toxinas en el cuerpo, algunos expertos en piel creen que una mascarilla de carbón puede ayudar a eliminar las impurezas de la piel.

La evidencia anecdótica afirma que al eliminar la suciedad y las bacterias atrapadas en la piel, el uso de una mascarilla de carbón puede llevar a una tez más sana y clara.

mujer con mascarilla negra en la cara

Mejorar el acné

El acné es causado por una acumulación de células muertas de la piel, aceite y bacterias que quedan atrapadas dentro de los poros de la piel. Las bacterias que causan el acné pueden desencadenar granos y otras lesiones inflamatorias, lo que resulta en irritación, enrojecimiento e hinchazón.

Sin embargo, las propiedades antibacterianas del carbón activado pueden ayudar a eliminar las bacterias de los poros. Esto puede ayudar a reducir el acné y mejorar el cutis en general.

¿Con qué frecuencia debes aplicarla?

Al igual que con otras mascarillas faciales, es mejor aplicar una mascarilla de carbón una o dos veces por semana. Si tienes la piel sensible, o notas que tu piel se siente seca después de usar una mascarilla de carbón, aplícala solo una vez a la semana o cada dos semanas.

Debido a que la mascarilla debe reposar sobre tu piel durante unos 15 minutos, podría ser más conveniente incluirla en tu rutina de cuidado de la piel durante la noche.

Si se aplica la mascarilla por la mañana, puedes hacerlo antes de ducharte y luego retirarla con cuidado de no entrar en contacto con los ojos.

¿Cómo hacer tu propia mascarilla negra casera?

Para hacer tu propia mascarilla negra casera, no necesitas más que gelatina en polvo, cápsulas de carbón activado, y leche. Con estos 3 ingredientes podrás obtener una pasta negra que te dejará el cutis limpio y sin restos de puntos negros e impurezas. ¿Te atreves a probar?

  • Hazte con un pequeño recipiente de cristal y añade un sobre de gelatina en polvo a 3 cucharadas de leche. Mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
  • A continuación, introduce el recipiente en el microondas unos segundos, alrededor de 10- 15 segundos. De esta forma evitarás que queden grumos y la pasta quedará más homogénea.
  • Vierte el polvo de 3 cápsulas de carbón activado, y sigue removiendo hasta que no queden grumos. Para lograrlo, es importante que lo añadas poco a poco mientras vas removiendo.
  • Introduce de nuevo unos segundos en el microondas. Deja que se enfríe ligeramente, y aplícalo sobre el rostro, utilizando un pincel.

Antes de aplicar la mezcla, limpia bien la piel del rostro para que no haya restos de grasa ni suciedad. Deja la mezcla en torno a 25 minutos, aproximadamente, hasta que se seque. A continuación coge de un extremo y retira la mascarilla con suavidad, para no dañar la piel. Aplica agua templada para eliminar los restos, ¡y listo!

hombre con una mascarilla negra en la cara

¿Qué tener en cuenta si compras una?

Cuando compres una mascarilla prefabricada, elige una que tenga ingredientes que se adapten a tu tipo de piel.

Si tienes la piel grasa, busca una mascarilla de carbón que contenga arcilla. Este ingrediente puede ayudar a absorber el exceso de aceite en tu piel. También puede ayudar a limpiar los poros y prevenir los brotes de acné.
En cambio, si tienes la piel seca, elige una mascarilla de carbón con ingredientes hidratantes como ácido hialurónico, aceite de oliva o aceite de jojoba.

Las diferentes variedades y marcas de mascarillas de carbón vegetal tendrán diferentes ingredientes, así que asegúrate de leer cuidadosamente las etiquetas de los productos antes de comprarlos. Si tienes piel sensible, evita las mascarillas con fragancias, tintes, parabenos y otros químicos que puedan causar una reacción.