La exfoliación es una parte muy importante dentro de nuestra rutina de cuidados y belleza. Además de realizarla en nuestro cuerpo, podemos llevarla a cabo en nuestro cuero cabelludo. Aprende a hacer tu propio exfoliante capilar y luce un cabello espectacular.

La exfoliación corporal es un paso dentro de nuestra rutina beauty muy popular. No obstante, la capilar no es tan frecuente. Es cierto que no es recomendable en todos los casos ya que, por ejemplo, si tu cuero cabelludo es sensible, tal vez debas consultar antes con un profesional. Sin embargo, es especialmente aconsejable en personas que sufren un exceso de grasa capilar o caspa, así como aquellas cuyo cuero cabelludo es muy seco.

Hay muchos productos que contienen sustancias químicas que podrían resultar nocivas para nuestro cuerpo. Por ello, conviene que observes que los productos para el pelo que utilizas, tengan una composición natural en su mayoría. Utilizar exfoliantes capilares, además de eliminar células muertas, impurezas, exceso de grasa y activar la circulación, elimina restos de sustancias nocivas que hayan quedado impregnadas.

Cómo hacer tu exfoliante capilar casero paso a paso

Existen muchas formas de exfoliar tu cuero cabelludo en casa. Basta, por ejemplo, con añadir un puñado de azúcar moreno a tu mascarilla habitual. De este modo, al mismo tiempo que la mascarilla cumple su acción, el azúcar moreno arrastra las impurezas deja el cuero cabelludo impecable.

Si tu cuero cabelludo es especialmente seco, utiliza una cantidad apropiada de aceite de oliva, y añade la misma cantidad de azúcar moreno, de forma que quede una pasta homogénea. Así lograrás nutrir tu cabello y aportarle brillo e hidratación. Puedes dejarlo actuar durante unos minutos para que haga un efecto más profundo. Notarás cómo mejora la condición de tu pelo progresivamente con cada exfoliación.

Puedes emplear otro tipo de aceite, como por ejemplo, el aceite de almendras dulces. Éste junto a un puñado de azúcar moreno, dejará una sensación de limpieza y nutrición muy efectiva.

Al azúcar moreno, también puedes añadirle miel, en lugar de aceite. El aroma resulta muy agradable, la textura es más densa y el resultado es, igualmente, es efectivo.

¿Cómo realizarte la exfoliación capilar?

Humedece el pelo y aplica la pasta sobre el cuero cabelludo. Debes dar suaves masajes circulares, de esta manera estarás activando la circulación y estimulando el crecimiento del cabello. Continúa con este proceso durante 5 minutos y, posteriormente, elimínalo con agua. Utiliza tu champú habitual y déjalo secar al aire libre.