La condición del cabello es una parte muy importante dentro de nuestra imagen personal. Independientemente de si es largo, corto, rapado, rizado o liso, es fundamental tenerlo en condiciones óptimas. Si tu problema es la presencia de caspa, tal vez te interese conocer los siguientes remedios naturales para acabar con este indeseado problema. ¡No te lo pierdas!

Hoy en día hay una gran cantidad de productos cosméticos en el mercado, capaces de solucionar la caspa. No obstante, ésta puede ser fruto, precisamente, de lo agresivos que resultan algunos de ellos. Aquellas personas que tienen el cuero cabelludo sensible, son propensas a sufrir irritación, picores, descamación o la aparición de caspa. Por ello, es recomendable prestar atención a la composición de champús y demás productos capilares que empleamos con tanta frecuencia. Elegir aquellos que dispongan de una mayor cantidad de ingredientes naturales, nos ayudarán a cuidar nuestro cabello y cuero cabelludo, sin que éste resulte perjudicado.

En cuanto a la caspa, es posible eliminarla de forma natural. Tal vez no desaparezca a la primera, pero siendo constantes en los hábitos pertinentes, podemos observar una mejora evidente hasta su total desaparición.

Remedios naturales para acabar con la caspa

Aceite de oliva

Pon la cantidad necesaria de aceite de oliva en un bol, en función de tus necesidades, moja las yemas de tus dedos, y frota por la totalidad de tu cuero cabelludo. Puedes untarlo también por el cabello hasta las puntas. Déjalo reposar una noche y lávalo con normalidad al día siguiente. Es un tratamiento muy efectivo. Si calientas levemente el aceite y enrollas el pelo con una toalla, hará un efecto mayor. Además, tu pelo quedará muy brillante y nutrido.

Vinagre de manzana

Diluye media taza de vinagre de manzana en agua, y moja tu pelo frotando suavemente por el cuero cabelludo. Déjalo actuar 20 minutos aproximadamente. A continuación, lávalo de la forma habitual. Repite este proceso en cada lavado y observa cómo va desapareciendo la caspa progresivamente. El vinagre de manzana, además, ayuda a disminuir los picores y otros síntomas de sensibilidad del cuero cabelludo.

Aloe vera

El aloe vera es una planta increíblemente beneficiosa para el estado del cabello y la piel, además de la salud general. Corta una hoja, extrae la pulpa y úntala por el cuero cabelludo, efectuando un masaje suave para ayudar a que penetre. Déjala actuar 15 minutos y, posteriormente, lava el cabello de forma habitual. Observarás una mejora importante y la disminución de las molestias ocasionadas por la irritación.

Descubre cómo la cebolla puede ayudarte a lucir un cabello de anuncio.