Mantener un correcto cuidado del pelo en natación es fundamental. El agua de la piscina contiene sustancias que afectan tanto a nuestra piel como a nuestro cabello, por lo que ser cautelosos con el cuidado no estará de más.
Normalmente nos encontraremos con un pelo con textura de paja, decolorado, seco, roto, etc… Así que es importante utilizar protección tanto si nadas para entrenar como si lo haces por simple diversión.

El cloro, un gran enemigo

El cloro afectará negativamente a tu pelo siempre, pero especialmente si lo tienes sometido a algún trtamiento químico. Los baños de color, los tintes, los reflejos y mechas, los alisados japoneses, la permanente y cualquier otro tipo de tratamiento hacen que tu cabello sea más débil.

Es recomendable que no acudas a la piscina hasta una semana después de haberte aplicado el tratado en cuestión. Los compuestos necesitan su tiempo para asentarse y debes prevenirlos de cualquier reacción química que pueda suceder. En ciertas ocasiones, tu tinte puede volverse verde o se te puede romper el pelo con más facilidad. Al igual pasas con las extensiones, deja que se asienten durante unos días.

Protégelo correctamente

Pensar que por usar gorro de natación ya vas protegido es un auténtico error. Es importante que antes de ponértelo remojes tu pelo con agua fría en la ducha antes de entrar a nadar. Así evitamos que nuestro cabello absorba el agua clorada.
Además, es aconsejable usar gorros de lycra o silicona, ya que los de látex perjudican el pelo.

Una buena opción es también aplicar algún protector como aceites o acondicionadores para que no se reseque demasiado. Y por supuesto, lava tu pelo con la ducha nada más salir del agua. Debes eliminar cualquier resto de cloro y sustancias químicas.

Una vez que estamos en la ducha, es recomendable usar un champú con tiosulfato de sodio para neutralizar el efecto secante del cloro. Es cierto que es bastante difícil encontrar un champú con esas cualidades, pero puedes optar por alguno que contenga proteínas de trigo, extractos de yogurt o caléndula.
Después de lavarte el pelo, intenta aplicarte una mascarilla o acondicionador hidratante y déjalo actuar el tiempo que indique las instrucciones.

Si nadas al aire libre tienes que añadir un plus a tu cuidado. Usa protección solar contra los rayos UVA para evitar que se seque tu pelo y se decolore.

Meter el pelo en el gorro a veces es una misión imposible hasta para Tom Cruise. Lo ideal es hacerte una coleta o trenza con el pelo seco para evitar roturas. Evidentemente, al salir de la ducha, debes secar tu pelo antes de peinarte el cabello húmedo.