Mantener un cabello sano y bonito conlleva una rutina de cuidados que no tienen por qué afectar a tu bolsillo. La naturaleza nos brinda una gran cantidad de recursos naturales para mantenernos sanos por dentro y por fuera. A continuación, te mostramos tres mascarillas con las que podrás lucir un cabello de infarto. ¡Atrévete a probarlas!

1 Mascarilla de aguacate

Si tienes el pelo maltratado, seco o sin brillo, debes probar esta mascarilla. Para prepararla mezcla un aguacate con una cucharadita de aceite de oliva. Aplícala a lo largo de tu cabello y déjala actuar alrededor de veinte minutos. Mientras la llevas puesta, recoge el pelo o tápalo con un gorro de ducha. Pasado el tiempo indicado, lávalo con un champú suave y olvídate de la sequedad de tu pelo. Puedes recurrir a esta mascarilla una vez cada dos semanas para prolongar sus efectos y observar un verdadero cambio.

 

2 Mascarilla de huevo

El huevo tiene una gran capacidad para fortalecer el cabello débil y acelerar la regeneración. Mézclalo con una cucharadita de aceite de oliva y conviértelo en una mascarilla fortificante e hidratante. Aplica la mascarilla en tu pelo y déjalo actuar media hora. Lávalo y observa los resultados.

3 Mascarilla de aceite de coco

Puedes utilizar el aceite de coco sobre el pelo seco o mojado. En este caso, para nutrir tu cabello y conseguir que luzca sano y brillante, aplica dos cucharadas sobre tu melena y cuero cabelludo. Déjalo actuar durante una hora, enjuágalo con abundante agua y péinalo de inmediato.

El aceite de coco tiene innumerables beneficios para la salud capilar. Puedes controlar el encrespamiento, potenciar el crecimiento, eliminar la caspa, …

La exposición a factores externos, la contaminación, el estrés o los tintes, hacen que nuestra melena vaya perdiendo belleza. El cuidado de la salud capilar de forma natural, conlleva una serie de rutinas con las que notarás grandes cambios. Si las introduces en tu día a día, verás cómo son muy sencillas y tu cabello lucirá espectacular.