Los cambios de temperatura son muy negativos para el cuero cabelludo, y hay que cuidarlo por ello especialmente. Más, un deportista, el que por norma general en muchos casos tomará un parque o la propia calle como su lugar de entrenamiento, y no solo se expondrá al frío, sino también al sudor en la actividad física. Ni el frío ni el calor son buenos, así que la clave estará en el punto medio. Hoy os recomendamos algunos consejos para cuidar tu pelo en invierno de cara a la actividad deportiva.

Si usas gorro, transpirable

Reconozcamos para comenzar que sudar es algo inevitable, pero hay maneras y maneras de sudar. De cara al invierno, tanto por el frío como por evitar un sudor extremo, la opción de hacer deporte con un gorro para muchos se antoja muy positiva, siempre que sea transpirable.

Evidentemente el gorro lo usarás para evitar el frío principalmente, pero hacerte con uno que no transpire terminará por generar un cabello graso y con unas puntas que terminen secas, además de crear electricidad estática en su interior. Si quieres evitar picores y excesivo sudor, te recomendamos un gorro fino, o incluso un pañuelo de lino o similar, que cumpla la función de proteger tu pelo pero sin encerrarlo en lana o similar. Tú decides.

Recoge tu flequillo

Antes de entrar en la parcela de como recoger nuestro pelo, un consejo importante es el de retirar el flequillo si es que tienes al hacer deporte. Básicamente esto llega porque si hay una zona donde el sudor se almacena con facilidad esa es la frente, y tenerla cubierta de pelo llevará a una mayor sudoración y consigo a esta región del cabello aún en más contacto con el sudor.

Tener una horquilla y dejar la frente despejada será la mejor opción para evitar ya no solo terminar con un flequillo demasiado graso, sino también con una frente que sea propensa a rojeces y granos por estar tapada por el flequillo. Cuídalo y recógelo.

Mujer corre con pelo recogido

No abuses del secador

Entramos ya en un terreno más de casa que de entreno, pero hemos de reconocer que abusamos un poco. Al llegar el frío, comienza una batalla intensa contra el pelo mojado y el frío, y en muchas ocasiones damos uso al secador tanto para secar el pelo como quitarnos el frío del cuerpo.

Pues bien, los expertos suelen desaconsejar el secador a todas luces, ya que la aplicación de calor extremo a corta distancia de nuestro cabello es tremendamente negativa. Frente a ello, recomiendan secar el pelo con toallas, o de manera natural, aunque esto conlleve un tiempo que por norma general no tenemos.

Por ello, visto que el uso del secador va a terminar siendo necesario, nuestro consejo es que lo coloques a unos 20-25 centímetros del pelo, y que lo utilices para el último golpe de calor al pelo, habiendo secado con anterioridad de manera manual. Solo así no le restaremos salud a nuestro cabello.

Pelo recogido siempre

Para cerrar una norma obligatoria ya sea verano o invierno. De hecho, en la totalidad de gimnasios es obligatorio hacerlo nada más entrar a la sala, al igual que en una piscina o al practicar un deporte de equipo. Por higiene y comodidad llevar el pelo recogido es algo fundamental, ganando muchos enteros la coleta alta o un moño clásico. Ganarás en comodidad, evitarás una sudoración desmedida, o el contacto del pelo con tu cara o espalda al realizar múltiples actividades.

Lo fundamental es ganar comodidad en el ejercicio, y que el pelo sufra lo mínimo ante la llegada de un invierno que se convierte en un gran enemigo de la salud de nuestro cuero cabelludo.