El otoño es la estación en la que caen las viejas hojas para dejar espacio a las nuevas. Este proceso de renovación también lo experimentamos en nuestro cabello. Por ello, es frecuente notar un aumento de la caída del mismo. Ante todo debes saber que es algo normal y volverá a crecer con más fuerza. No obstante, hay maneras de controlar la caída de cabello este otoño. Te lo contamos.

Cada estación del año tiene su peculiaridad y características. En el caso del otoño, podríamos decir que es temporada de cambios. Los árboles se desprenden de sus hojas para dar lugar a un nuevo nacimiento. En el caso de nuestro pelo, ocurre lo mismo. Por ello, si observas en la ducha o sobre la almohada una cantidad de pelo mayor, no te asustes. El pelo volverá a crecer, aún con más fuerza, en los meses venideros. Así que, lo primero que debes hacer, es no alarmarte. El estrés y los nervios al ver que se te cae mucha cantidad de pelo, podrían ser contraproducentes y agravar la situación. Si llega un punto en el que observas que la caída es desmesurada, acude a un dermatólogo que pueda determinar tu caso y deducir las razones por las cuales estás experimentando una pérdida de cabello más grande.

Consejos para controlar la caída del cabello en otoño

Tras aplicar la primera norma acerca de la caída de cabello en otoño (no te alarmes), debes saber que hay algunos consejos que puedes seguir. A pesar de que nuestra particular muda sea normal, no es agradable ver el cepillo lleno de pelo. Para algunas personas, especialmente si tienen poca cantidad, puede resultar un motivo de angustia. Pero debes saber que especialistas recuerdan que, cuando un pelo cae, es porque hay otro empujando. Si piensas en ello a menudo, es probable que la situación no te parezca tan alarmante.

Proceso normal

Y de nuevo, el consejo número uno. Recuerda cada vez que observes un aumento de la caída, que es un proceso normal. Nuestro cuerpo reacciona de una forma específica a algunos cambios estacionales. Del mismo modo que los árboles y algunos animales, nosotros también experimentamos nuestra particular muda. Y eso, aunque al principio nos choque, es parte de un proceso natural de cambio.

caída del cabello

Alimentación adecuada

La alimentación debe ser completa y saludable durante todo el año, sin embargo, en estos meses de otoño, asegúrate de que no te falte vitamina A, presente en los huevos, el pescado o los lácteos. Además, presta especial atención a las legumbres y a los cítricos, fuente de proteínas y vitamina C, respectivamente. La vitamina C de los cítricos ayuda a asimilar mejor el hierro de los alimentos, lo cual se traduce en una melena más resistente a la caída.

Descubre algunos Alimentos para una melena de anuncio

Cambio de hábitos

Si todavía no lo has conseguido, es el momento de que el tabaco pase a mejor vida. Qué mejor momento que la lucha contra la caída del cabello, para dejar a un lado el tan perjudicial tabaco. Fumar es muy nocivo para la salud. Siempre te recordamos que no es necesario esperar a sufrir ciertas dolencias, para tomar algunas decisiones inteligentes. Simplemente hazlo, hoy es un buen día.

Gomas de pelo

En estos meses en los que notas la cabellera algo más sensible a la caída, intenta llevar el pelo suelto o en trenzas sueltas. Evita las coletas y moños muy tirantes de raíz, así como las gomas del pelo muy apretadas. Opta por cintas del pelo o lazos. Especialmente para dormir, es recomendable hacerlo con el pelo suelto o con trenzas sin presión.

Secado tras la ducha

Un mal hábito que solemos realizar con frecuencia, es frotar el pelo con la toalla al salir de la ducha. Sustituye esta costumbre por darle suaves toquecitos para quitar la humedad. Existen unos turbantes de microfibra muy recomendables en estos casos. Hazte con uno de ellos y olvídate de las toallas para el pelo; y de la caída excesiva.

Frecuencia del lavado

No pasa nada si te lavas el pelo con mucha frecuencia. Esto no te hará perder más cantidad. Especialmente si tu pelo es muy graso, es recomendable que lo hagas. No obstante, es importante que encuentres productos especiales para la frecuencia del lavado. Intenta siempre que sean lo más naturales posible, de este modo evitarás los componentes químicos que puedan ocasionar daños a tu cabellera.

caída del cabello

Masajes estimulantes

Cada noche, masajea tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos. De esta forma estimulas la circulación sanguínea, evitando que caiga el cabello y contribuyendo a un mayor crecimiento. Del mismo modo, ejerce este suave masaje cuando lo laves, evitando frotar con fuerza, tanto el cuero cabelludo como las puntas.

Secado al natural

Evita secar el pelo con secadores y planchas. Es mucho mejor dejarlo al aire libre aunque entendemos que no siempre es posible. Sin embargo, tenlo en cuenta y cuando puedas, deja a un lado el calor de los secadores.

Cepillado en seco

Es preferible cepillar el pelo en seco. Cuando salimos de la ducha y está mojado, es más susceptible a la caída. Por ello, déjalo secar al aire libre y cepíllalo una vez esté seco.