¿Sabías todo esto sobre el champú de piojos?

El champú de piojos quizás no se usa tal y como estamos usándolo nosotros. Por eso vamos a indicar cuándo debemos usarlo, cómo se tiene que lavar el pelo, qué beneficios tiene y las principales contraindicaciones de su uso. No es un champú normal y corriente, así que hay que tener en cuenta varios aspectos.

Los champús de piojos llevan años entre nosotros, y aunque creemos que ya no podemos sufrir una infestación, quienes tienen niños pequeños en casa, saben que es bastante posible. Por eso queremos contar algunos detalles sobre este tipo de tratamientos, y desde ya decimos que no se puede prevenir, solo hay que actuar cuando tenemos piojos.

¿Qué es?

El champú para pijos es una emulsión tópica insecticida suave y eficaz en la gran mayoría de ocasiones que consigue que nos libremos de los piojos. Esta emulsión se utiliza para la escabiosis, que es una sarna que se provoca por microscópicos parásitos, y también para la pediculosis capilar o púbica, por ejemplo, los pijos.

Es un champú tóxico en contacto con zonas sensibles como boca, nariz, oídos y ojos, y suele actuar de marea rápida y eficaz, tanto sobre los huevos y liendres como sobre el parásito adulto. Lo curioso es que no solo hay champús, sino también hay medicamento con receta médica para vía oral, aunque lo más normal es usar champús especiales, y si esos de venta libre no funcionan, entonces un médico debe recetarnos algo mucho más concreto.

Cuando se tiene que usar

Esto es muy importante, y es que creemos que por tomar un medicamento ya estamos previniendo la enfermedad, y no es así. Por ejemplo, llevamos años escuchando que el uso libre de antibióticos es muy negativo, ya que los virus se hacen resistentes a ellos.

Lo mismo pasa con el champú de piojos, es decir, usarlo sin tener piojos es inútil, además, en el caso en el que aparezca la plaga, podrían ser resistentes al producto. Esto nos lleva a una situación desagradable en la que tenemos que acudir a un especialista y que nos recete algo más fuerte. Esto, si tenemos cuero cabelludo sensible, es bastante peligrosos, ya que podríamos desarrollar dermatitis.

Las lociones para piojos no sirven para prevenirlos, así que solo se deben usar cuando hay infestación de piojos, ya seamos niños o adultos. Además, para que este tratamiento funcione, hay que llevar a cabo una serie de pautas que no todos cumplimos, y es uno de los motivos por los que los champús no son eficaces a veces.

  • El pelo tiene que estar limpio y seco antes de usarlo para que no haya ninguna sustancia que se interponga entre el producto y los piojos.
  • Si hemos usado un champú de pijos antes del que vamos a usar ahora, entonces tenemos que lavarnos la cabeza con algún champú neutro para evitar sus restos.
  • Tenemos que humedecer el cuero cabelludo con agua caliente o templada antes de aplicar la loción matapiojos.
  • Aplicar y masajear suave y en circulo con las yemas de los dedos para que se reparta por todo el pelo.
  • Dejamos actuar entre 10 y 15 minutos y aclaramos con abundante agua.
  • Secar el pelo y pasar el cepillo metálico por todo el pelo, sin saltarnos ningún mechón. Este cepillo llamado liendrera debemos pasarlo a diario durante los días que dure el tratamiento.
  • Los pijos deben haber desaparecido, si no es así, hay que acudir a un especialista.
  • Hay que hacer cambios de ropa (incluso la ropa de cama, abrigos, gorros, bufandas, sudaderas con capucha, mantas del sofá, etc.) antes y después de usar este tratamiento.
  • Con respecto al acondicionador, no se recomienda usarlo durante los días que dure el tratamiento. Ni mascarillas, ni otros productos capilares.

Una mujer lavandose el pelo con champú de piojos

Dosis

Debemos usar un champú especial para nuestro caso y los tratamientos van desde los 7 a los 10 días. Además, si nuestro cabello es muy largo, quizás necesitemos más de un bote, ya que todo el pelo desde la raíz a las puntas, deben quedar impregnados del producto para que sea eficaz todo lo que hacemos.

La dosis exacta viene en las instrucciones del producto, aunque en este caso, podemos preguntar al especialista según nuestro caso, nuestra edad, si hay muchos, si son huevos, la época del año, dónde nos hemos podido contagiar, etc. Normalmente para niños suele ser una dosis de entre 60 y 90 ml y en adultos entre 90 y 120 ml.

No abusar

Por supuestísimo no debemos abusar de este tipo de productos, como ya hemos explicado. Usar champú de pijos, o loción matapiojos no hará que no nos contagiosos, sino que puede repercutir negativamente y hacer que los pijos sean más resistentes.

Si el tratamiento es de 7 días, debemos lavarnos el pelo una vez al día durante esos 7 días. No se recomienda más tiempo, porque podríamos causar lesiones en el cuero cabelludo o si vuelven a salir piojos, que sean resistente al tratamiento.

¿Debe ser especial para niños?

Este tipo de productos suele estar indicado por edades, pero si nuestro hijo es menor de un año, es mejor que lo consultemos con un especialista, ya que este tipo de productos podrían ser muy agresivos con su cuero cabelludo. Hay que tener cuidado, y elegir siempre algo adaptado a la edad y a las necesidades.

No recomendamos usar remedios caseros, ni con niños ni en adultos, ya que el vinagre, la mayonesa y otras salsas no son eficaces, solo estropearán nuestro pelo y empeorarán la infestación de piojos en el hogar.

Beneficios de los champús

Entre los principales beneficios de este tipo de productos encontramos la eliminación de la plaga, calma los picores y evita la propagación porque mata a los adultos y a las crías. Algunos son tan eficaces que su efecto continúa varias horas (y días) después del uso matando los huevos y los huevos eclosionados.

Por normal general los tratamientos son de entre 7 y 10 días, pero algunos profesionales, y según el producto recetado, son partidarios de hacer una sesión de refuerzo unos 3 o 4 días después de terminar el tratamiento. Todo con el fin de eliminar la infestación de una vez por todas.

Aunque lo más importante es que no volvamos al lugar donde los contagiamos, lavar con agua muy caliente toda la ropa que hemos estado usando los días del tratamiento, desde tropa intima, camisetas, mantas, almohadas, abrigos, incluso coleteros, bufandas, pañuelos, etc.

Contraindicaciones

Existen algunas contraindicaciones, y aunque estos productos están perfectamente probados y son seguros, eso no quita que no puedan provocarnos algún daño en el cuero cabelludo. Recordemos que no podemos usar otros productos capilares durante el tratamiento, o si no podemos eclipsar la eficacia del champú de piojos.

No se recomienda el uso de estos productos en cuero cabelludo con heridas, golpes, cicatrices en proceso de curación, y situaciones similares. Si tenemos alguna afección concreta como psoriasis, dermatitis seborreica, caspa y demás, debemos consultar la aplicación del champú de piojos o cualquier otro tipo de loción.

¡Sé el primero en comentar!