Estos son los mejores aceites para el pelo

Estos son los mejores aceites para el pelo

Sofía Pacheco

Los aceites para el pelo son esenciales para mejorar la salud del cabello, darle brillo, reparar los daños, proteger frente a las abrasiones que causan el secador y la plancha, evitar el encrespamiento, desenredar y dar suavidad, reducir el volumen, etc. Como vemos hay muchos tipos de aceites para el pelo y vamos a conocer a fondo los más comunes.

A lo largo de este texto vamos a decir cuáles son los mejores aceites para el pelo, así como los beneficios que tiene cada uno de ellos. De esta forma podremos saber qué aceite nos interesa comprar, ya que no es lo mismo, uno para evitar el encrespamiento que otro para proteger el cabello del calor de la plancha y el secador.

Antes de nada, recomendamos aceites puros, ya que los componentes beneficiosos estarán presentes en mayores porcentajes y el producto estará libre de parabenos y otros agentes que reducen la salud de nuestro cabello. Como apunte extra, recomendamos un aceite seco, ya que se absorbe mejor, más rápido y no engrasa ni ensucia el pelo si nos pasamos con las cantidades.

Aceite de argán

También conocido como «el oro líquido de Marruecos». Este aceite esencial para el pelo es excelente, tanto para hidratar desde el cuero cabelludo, como para reparar los daños, cerrar las puntas, devolver el brillo y la suavidad a nuestro pelo, etc. Contiene vitamina E, omega 3, 6 y 9, varios antioxidantes, beta-carotenoides y fitosteroles.

Lo bueno de este aceite es que se puede adquirir en cualquier sitio, pero volvemos a insistir en que tiene que ser muy puro y preferiblemente aceite seco.

Para usarlo, nos echamos unas gotas en la palma de la mano y lo restregamos por ambas manos y nos peinamos con los dedos. Podemos usarlo con el pelo mojado, húmedo o seco, pero nunca caliente del secador. Dependiendo de la cantidad de pelo que tengamos, tendremos que usar más cantidad de aceite de argán o menos.

No recomendamos pasarnos con la cantidad porque el pelo quedará aceitoso. Además, tras la aplicación, debemos dejar el pelo suelto un rato, y ya después peinarlo, cogernos una coleta, una trenza o lo que queramos.

Una mujer usando aceite de argán

Manteca de karité

El karité suele venir en manteca, pero es una solución perfecta para nuestro pelo apagado, sin brillo, áspero y debilitado. Aquí lanzamos el mismo mensaje, y es que cuanto más puro sea el producto mejor serán los resultados con estos aceites para el pelo.

La manteca de karité contiene aceites esenciales, fitoesteroles, vitaminas A, D, E y F. Todo esto nos aporta brillo, suavidad, nutrición, reduce la caída del cabello, se suele usar como acondicionador, restaura el folículo capilar y reduce la caspa.

Lo bueno de esta opción es que protege incluso frente al Sol y al calor de la pancha y el secador. Es muy usado en melenas rizadas y tipo afro porque es sellante de puntas y ayuda a nutrir el pelo seco dándole a los rizos la elasticidad que necesitan para mostrarse brillantes, sueltos y definidos.

Es el aliado perfecto frente a un cuero cabelludo seco, ya que es una fuente de hidratación rápida y segura. Al hidratar combate la fragilidad y recobra la vida del pelo dañado. Además, el karité tiene propiedades antiirritantes y antinflamatorias.

Aceite de jojoba

La jojoba y más en concreto su aceite puro, tienen múltiples aplicaciones en el cuero cabelludo y en el pelo en general por eso se considera de los mejores aceites para el pelo. Lo bueno del aceite de jojoba es que es capaz de regular la secreción de sebo o grasa en el cuero cabelludo respetando el pH y combatiendo la caspa.

El aceite de jojoba en el pelo conseguirá que recobre su brillo, suavidad e hidratación, dando como resultado un aspecto saludable y con sensación de pelo cuidado y sano. Además, potencia el color, es efectivo contra la caída (si está originada por la obstrucción del folículo por la grasa del cuero cabelludo).

Se encarga de cerrar las puntas y reducir el encrespamiento. Además, este aceite no es tóxico por lo que no debería influir en alergias y otras patologías que se conocen como efectos rebote.

Lo más normal es encentrar este aceite en forma de crema o mascarilla, pero tenemos que ver que el ingrediente principal sea jojoba en un alto porcentaje, sino es así, lo descartamos.

Para aplicarlo, empezamos por el cuero cabelludo y hacemos masajes circulares para terminar en las untas y nos peinamos con los dedos. Nada de restregar mechón con mechón, eso daña el pelo.

Una mujer con una melema sana

Aceite de coco

Si es de buena calidad y enfocado al cabello, será una buena opción si queremos evitar la sequedad del cabello y del cuero cabelludo y queremos nutrir toda la fibra capilar. El aceite de coco está entre los mejores aceites para el pelo porque contiene ácido láurico, antioxidantes, ácidos grasos, vitaminas E y K.

Lo mejor de este aceite en concreto es que aporta brillo y nutrición sin dejar el pelo graso y con aspecto de sucio. Además, suele dar un olor súper agradable, tanto si lo aplicamos con el pelo mojado, como seco.

Los aceites normalmente se ponen igual que las mascarillas o los suavizantes, de mitad del pelo hacia las puntas, pero sí que puntualmente se pueden poner en el cuero cabelludo, sobre todo si lo tenemos reseco, pero cuidado porque se puede volver graso.

En concreto el aceite de coco no se recomienda en el cuero cabelludo, al menos no en cada aplicación, porque tiene moléculas muy pesadas y dificultan la absorción de los aceites naturales del cuero cabelludo llegando a provocar hasta dermatitis seborreica.

Aceite de almendras

Uno de los aceites para el pelo más usados y también para el cuerpo. El aceite de almendras tiene multitud de beneficios y eso se debe a que es rico en omega 3 y 6 aparte de vitamina E.

Lo mejor del aceite de almendras para el pelo es que si es puro y de buena calidad, le diremos adiós al encrespamiento en una sola aplicación. Asimismo, este aceite promueve el crecimiento del pelo de manera natural y saludable, repara el cabello seco, reduce las puntas abiertas, tiene protección solar y da un aspecto de pelo cuidado y sano.

Este aceite se debe usar después de secar el pelo, cuando esté seco y frío, nunca cuando esté caliente del secador. Además, se puede usar también en la piel y en las uñas, aunque lo mejor es comprar uno específico para el cabello y poder verlo bien hermoso.

Aceite de aguacate

Es, sin duda, uno de los mejores aceites para el pelo que podemos elegir. Esto se debe a que contiene ácidos grasos propios del aguacate como son omega 3 y 6, antioxidantes, vitaminas A, del grupo B, vitaminas E, D y K, aparte de betacarotenos, y minerales importantes como hierro y cobre.

El aceite de aguacate es excepcional para la piel, pues también lo es para el pelo, ya que ayuda a hidratar consiguiendo una melena suave y sedosa, y a regenerar la cutícula.

El lado negativo es que no se recomienda para cabellos grasos o finos. Pero sí está indicado para cabellos secos o rizados que necesitan un aporte extra de hidratación para que sus rizos se vean bien definidos y elásticos.

¡Sé el primero en comentar!