El maquillaje es uno de los dilemas que tienen las mujeres a la hora de ir a entrenar, sobre todo porque vemos a algunas compañeras de gimnasio igual de arregladas que un viernes noche.

¿Nos podemos maquillar o es malo para nuestra piel? Lo más recomendable es llevar la cara limpia de maquillaje y cremas (excepto solar), pero vamos a darte algunos consejos si te sientes más segura teniendo un poco de color en tu rostro.

Cuando realizamos alguna actividad física que eleva la temperatura corporal, nuestro cuerpo trata de regularla mediante la creación de sudor. Los poros de la piel se dilatan y cualquier agente externo podría suponer una obstrucción que favoreciese la aparición de los puntos negros.

Recomendaciones

Los expertos recomiendan que te limpies la cara justo antes de comenzar tu entrenamiento. Libera a tus poros del maquillaje o de las cremas usando algún tónico o leche limpiadora, nunca un gel o jabón de cuerpo. Puedes usar también agua micelar o algún gel indicado para la cara (después de desmaquillarte).

Pero si eres de las que tiene que llevar algo de maquillaje, no te preocupes porque hay solución. Existen BBCreams ligeras, hidratantes y con algunos toques de color que te ayudarán a tener un mejor tono de piel y no afectarán tanto a la sudoración.

Si vienes de trabajar y estás maquillada, es muy importante que retires todo lo que acumulas en la cara. En mayor cantidad serán bacterias del ambiente que, unidas a los restos de cosméticos, harán una bomba en tu piel.

Ten en cuenta que, aunque te pongas bases fluidas, puedes acabar tu entrenamiento con parches de maquillaje al haberte retirado el exceso de sudor con la toalla.

Si también te gusta destacar la mirada para no sentirte tan “desnuda”, lo mejor es optar por una máscara de pestañas o eyeliner waterproof para evitar acabar como la casamentera de Mulán.

Por supuesto, puedes usar bálsamo labial para hidratarlos con un toque sutil de color. Esto es bastante recomendable si entrenas al aire libre en invierno.

Opta también por usar una crema de protección solar SPF50+ si vas a entrenar en el parque. De esta forma evitarás que se creen manchas en la piel y por supuesto evitarás el envejecimiento que producen los rayos ultravioletas.

¿Qué debes hacer de forma obligatoria?

  • Antes de entrenar: como ya hemos comentado anteriormente, si vienes de clase o del trabajo, elimina tu maquillaje y usa algo más ligero (si es que necesitas maquillarte). ¡No olvides llevar en tu bolsa productos para adecuar tu cara al entrenamiento!
  • Después de entrenar: lo normal es que hayas sudado y, por si no lo sabes, el sudor contiene un alto contenido de acidez. Lo mejor es que retires el exceso de sudor con una toalla y no tardes en acudir a la ducha para eliminar todas las bacterias antes de que se acumulen en tus poros. Puedes usar agua normal o agua micelar para redoblar la posibilidad de que no afecte a tu cutis.

Recuerda que “menos es más“: entrena sin joyas, perfumes, maquillajes copiosos, ni peinados poco útiles.