Tener buena cara al levantarnos, o al final del día, es tarea complicada. El cansancio, la falta de horas de sueño o la contaminación, entre otras, se manifiestan directamente en nuestro rostro. Si te sientes identificado, atento a estas pautas que te aportarán una mayor vitalidad y un aspecto más saludable.

Trucos para un rostro descansado

Agua fría

Al levantarte, aprovecha los beneficios tonificantes del agua fría. ¡No lo pienses! Haz que tu rostro se muestre más firme. Cada mañana activa la piel con un buen chapuzón de agua fría.

Hidratación

Elegir una crema de día que te aporte todos los beneficios que necesitas, es imprescindible. Gracias a la correcta hidratación, en función de tu tipo de piel, podrás lucirla más radiante y luminosa. Opta por una que contenga ácido hialurónico. Así, además, lograrás reducir las marquitas que se van formando con el paso del tiempo. Recuerda, es muy recomendable que tu crema hidratante contenga protector solar.

La mirada

Un rostro cansado, se muestra más envejecido. Suelen aparecer bolsas en los ojos, arruguitas y ojeras, y esto nos pone años encima. Por ello es importante que busques un gel, o roll- on, que disminuya las bolsas y aporte amplitud a tu mirada.

Uno de los trucos más eficaces para desinflamar el contorno de los ojos, es enfriar una cucharilla en la nevera y, posteriormente, posarla sobre la zona de las ojeras durante un minuto. Notaras cómo la piel del contorno va adoptando una apariencia más saludable. La cucharilla debe estar fría, no congelada.

¿Maquillaje?

Si sueles maquillarte a diario, intenta elegir productos lo más naturales posible. En ocasiones aplicamos maquillaje sin darnos cuenta de que éste, resulta contraproducente a la hora de cuidar nuestra piel. Estos pueden resultar muy agresivos y, utilizándolos a diario, acabamos sufriendo las consecuencias. Por ello, utiliza un maquillaje poco agresivo y, si aún no conoces las cremas hidratantes con color, ¡infórmate!

 

Antes de acostarte

Recuerda limpiar tu rostro antes de irte a dormir. Tanto si te has maquillado como si no, es muy importante eliminar las impurezas de la piel. Hazlo con leche limpiadora, gel limpiador o agua micelar, en función del tipo de piel que tengas. Intenta que estos productos, al igual que tus hidratantes y maquillaje, contengan ingredientes naturales. Asegúrate de que tu piel está limpia, y aplica una crema hidratante de noche. Mientras duermes, ésta estará cumpliendo su función y despertarás con mejor cara, ¡prometido!