Tal vez te encuentres apretando la mandíbula involuntariamente durante momentos estresantes o mientras estás metido en actividades que requieren concentración. O tal vez tu pareja te ha dicho que durante la noche rechinas los dientes y haces ruidos desagradables.

Este rechinar y apretar se conoce como bruxismo y, a menudo, las personas hacen estos movimientos en la boca sin siquiera darse cuenta. El bruxismo es más que un hábito molesto: si no se trata, puede provocar una variedad de síntomas perturbadores, que incluyen dolor, dificultad para dormir y daños en los dientes.

La mordida es bastante poderosa. Con el tiempo, se pueden crear muchos problemas. El bruxismo se divide en dos variedades: despierto y dormido. Mientras duermen, las personas con bruxismo pueden apretar con una fuerza de hasta 150 kg.

Muchas personas aprietan los dientes durante el día. Sin embargo, la mayor parte del daño y la destrucción ocurre durante la noche.

¿Por qué la gente rechina los dientes?

Aunque los factores psicológicos, genéticos y físicos pueden influir en el bruxismo, la causa subyacente no está del todo clara.

El estrés, y otras emociones fuertes como la ira y la frustración, así como el tipo de personalidad, influyen. Se ve un aumento en los problemas relacionados con el bruxismo durante la temporada navideña, lo que puede ser un momento estresante.

Puede ser que haya algo un poco satisfactorio en morder, de la misma manera que algunas personas mastican hielo o mastican chicle o se muerden las uñas.
A veces, en una situación estresante, quieres algo crujiente. La gente tiende a olvidar que cada diente tiene un nervio. Cuando ejerces esa presión sobre los dientes, hay una retroalimentación en el cerebro que le da algún tipo de alivio.

Otros factores de riesgo incluyen la edad (es más común en niños que en adultos), miembros de la familia con bruxismo y ciertas sustancias y medicamentos, como antidepresivos, tabaquismo y consumo de alcohol.

¿Qué efectos provoca el bruxismo en el cuerpo?

Tus dientes y empastes se desgastan más rápido

Solo hay un momento en el que tus dientes deben tocarse, y es cuando estás comiendo.

Cuando no estás masticando comida, tus dientes no deben tocarse. Cuando los dientes se tocan, ya sea por apretarlos o rechinarlos, se produce un desgaste acelerado de los dientes.

Los bordes de los dientes, junto con las puntas de las cúspides, se desgastarán y aplanarán. Y las cosas pueden comenzar a romperse: el bruxismo puede provocar empastes astillados, dientes fracturados y coronas que se dañan o se desprenden del diente.

Tus dientes también pueden sentirse sensibles

El bruxismo puede provocar sensibilidad dental: comer alimentos calientes o fríos, así como alimentos dulces, puede resultar incómodo y doloroso. Este es el resultado del desgaste del esmalte protector, exponiendo partes del diente (como la dentina) que son más sensibles.

Los dientes incluso pueden volverse sensibles al aire. Hay personas que corren al aire libre y no pueden soportar el viento que sopla en su cara porque sus dientes son muy sensibles.

O incluso las personas pueden sentir escalofríos en la columna cuando las cerdas del cepillo de dientes raspan la superficie de los dientes erosionados.

Puede que te duela la cabeza y la cara

El bruxismo puede provocar dolores de cabeza y dolor facial. Algunas personas tendrán dolores de oído.

Algunos de los músculos que usas para abrir y cerrar la boca y masticar alimentos se conectan en la articulación temporomandibular (ATM), que conecta la mandíbula con el cráneo. El bruxismo ejerce presión sobre la ATM. Como resultado, es posible que sientas dolor en la mandíbula y que sientas dolor delante de los oídos. La presión sobre esta articulación debido al bruxismo también puede provocar trastornos de la ATM.

El bruxismo es un signo y síntoma de un trastorno de la ATM, pero no son lo mismo. Abordar el bruxismo puede evitar que progrese a una afección más grave.
Si tienes un trastorno de la ATM, es posible que escuches un clic o un chasquido al abrir o cerrar la boca, o es posible que no puedas abrir completamente la boca.

mujer que no puede dormir por bruxismo de los dientes

Tu sueño podría sufrir

El bruxismo puede ser una señal de alerta para la apnea del sueño. Esta condición se caracteriza porque la respiración de una persona se detiene y comienza durante el sueño.

Las personas que aprietan o rechinan los dientes durante el sueño tienen más probabilidades de tener otros trastornos del sueño, como ronquidos o apnea del sueño.

Un tercio de los pacientes con apnea obstructiva del sueño también duerme con bruxismo, según un estudio del verano de 2019 en la revista Journal of Oral & Facial Pain and Headache.

Entonces, puede haber algún tipo de asociación entre la apnea del sueño y el bruxismo, aunque no hay causa y efecto. Es decir, solo porque las dos condiciones están asociadas no indica que el bruxismo cause apnea del sueño, o viceversa.

También puede afectar el sueño de tu pareja

Si tienes bruxismo del sueño, tu pareja puede ser la primera en darse cuenta.

Es muy ruidoso cuando alguien rechina los dientes junto a alguien. Y los sonidos no son agradables. Al igual que con los ronquidos, cuando rechinas los dientes, puedes dificultar que tu compañero de cama se duerma o se quede dormido.

¿Cómo dejar de apretar los dientes?

Desafortunadamente, no existe cura para el bruxismo. Pero los dentistas tienen muchas tácticas de tratamiento.

Usa un protector bucal

Los protectores bucales o las férulas de mordida son las recomendaciones para el bruxismo.

Para muchos, esto ayudará. No detiene ni cura el bruxismo, pero protege los dientes para que no se mueran. Y también alivia los síntomas que acompañan al bruxismo, como dolor muscular, daño en los dientes y problemas de ATM.

Los protectores bucales de venta libre están disponibles en las farmacias. Estas opciones de hervir y morder son bastante sencillas de usar; aunque el más beneficioso es el que puedes obtener en tu dentista, que estará hecho de un material acrílico más duro.

Si encuentras que un protector nocturno es efectivo, querrás que usarlo sea parte de tu rutina nocturna.

mujer con dientes apretados

Cambia la forma en que sostienes la boca y la mandíbula

Para las personas que aprietan y rechinan la mandíbula mientras están despiertas, es útil tomar conciencia del hábito y ajustar tu comportamiento.

Para hacer esto, tendrás que ser bueno identificando los signos de que puedes estar involucrado en bruxismo. Tan pronto como sientas tensión en los músculos, es una señal de que debes relajarte un poco.

La regla general es que cuando no estés comiendo (o hablando), querrás que tu boca esté cerrada, los dientes separados y la lengua colocada detrás de los dientes frontales.

Reducir el estrés

El estrés es un factor de riesgo para el bruxismo, por lo que se recomienda adoptar tácticas para reducir tu nivel de estrés. Considera la meditación consciente (mindfullness). La terapia también puede ser útil para las personas con bruxismo relacionado con la ansiedad.

Considera los medicamentos

Si el rechinar provoca dolor, como dolores de cabeza y dolor en la cara, se recomienda tomar un medicamento antiinflamatorio de venta libre, como el ibuprofeno.

Tu dentista también puede recomendar relajantes musculares o inyecciones de botox. Y si uno de tus medicamentos desencadena bruxismo como efecto secundario, es una buena idea pedirle a tu médico que te recomiende un medicamento diferente.

Haz algunos cambios en tu dieta

Existe una asociación entre rechinar los dientes y beber alcohol, fumar cigarrillos y consumir cafeína, según una revisión sistemática de agosto de 2016 en el Journal of the American Dental Association. Por lo tanto, puede ser útil reducir la cafeína y el alcohol antes de acostarte.

También deberías evitar masticar chicle. Y si tienes dificultades para masticar o abrir la boca cómodamente, es aconsejable llevar una dieta de alimentos blandos (piensa en puré de papas, plátanos, etc.) para que los músculos tengan tiempo de recuperarse.