¿Por qué nos duelen los ojos?

¿Por qué nos duelen los ojos?

Carol Álvarez

El dolor ocular es común, pero en contadas ocasiones suele ser un síntoma de una afección oculta más grave. La mayoría de las veces, el dolor desaparece sin medicamentos ni tratamiento. Este dolor de ojos también se conoce como oftalmalgia.

Dependiendo de dónde esté la molestia, puede clasificarse en una de dos categorías: el dolor ocular ocurre en la superficie del ojo y el dolor orbitario ocurre dentro del ojo. Si recientemente has notado algo raro en tu mirada, desvelamos todas las causas y tratamientos posibles.

El dolor que se produce en la superficie puede ser una sensación de rascado, ardor o picazón. Si es superficial normalmente es causado por la irritación de un objeto extraño, una infección o un traumatismo. Este tipo de dolor se suele tratar fácilmente con gotas para los ojos o reposo.

Si se produce de manera más profunda dentro del ojo puede ser doloroso, arenoso o punzante. Este tipo puede requerir un tratamiento más profundo. En cambio, si va acompañado de pérdida de la visión puede ser un síntoma de un problema que requiera atención urgente. Es importante que llames a un médico especialista si comienzas a perder la visión mientras experimenta dolor en los ojos.

¿Qué causa el dolor ocular?

Existen numerosos factores que influyen en esta molestia de ojos. Las menos importantes son las causadas por la intromisión de algún objeto extraño. Esta es sin duda la causa más común de dolor ocular: simplemente tener algo en el ojo. Ya sea una pestaña, un trozo de suciedad o maquillaje, tener un objeto extraño puede causar irritación, enrojecimiento, ojos llorosos y dolor.

La conjuntivitis también es bastante común. La conjuntiva es el tejido que recubre la parte frontal del ojo y la parte inferior del párpado. Puede infectarse e inflamarse debido a una alergia o una infección. Aunque el dolor suele ser leve, la inflamación causa picazón, enrojecimiento y secreción en el ojo. Algunos médicos también la llaman ojo rosado.

Las personas que usan lentillas durante la noche o no las desinfectan adecuadamente son más susceptibles al dolor ocular causado por irritación o infección. Esto podría derivar en abrasión de la córnea. Esta superficie transparente cubre el ojo y es susceptible a lesiones. Cuando tengas una abrasión corneal, sentirás como si tuvieras algo dentro que te araña. Sin embargo, los tratamientos que normalmente eliminan los irritantes de un ojo, como enjuagar con agua, no aliviarán el dolor y la incomodidad.

También pueden darse quemaduras químicas y repentinas en los ojos que causen un dolor significativo. Estas quemaduras suelen ser el resultado de la exposición a irritantes como la lejía o fuentes de luz intensa, como el sol, las cabinas de bronceado o los materiales utilizados en la soldadura por arco.

No podemos olvidar la blefaritis, que ocurre cuando las glándulas sebáceas en el borde del párpado se infectan o inflaman. Puede llegar a ser bastante doloroso, sobre todo si se infecta o pasan varios días sin desaparecer. Una infección por blefaritis puede crear un nódulo o una protuberancia en el párpado. Es lo que también se conoce como orzuelo.

hombre con dolor ocular

Factores que provocan dolor orbitario

El otro tipo de dolor ocular es el orbitario. Este se siente dentro del ojo mismo y puede ser causado por las siguientes condiciones subyacentes.

  • Glaucoma. Esta afección se produce cuando aumenta la presión intraocular o la presión dentro del ojo. Los síntomas asociados incluyen náuseas, dolor de cabeza y pérdida de la visión. Un aumento repentino de la presión, llamado glaucoma agudo de ángulo cerrado, es un problema que requiere urgencia y se necesita un tratamiento inmediato para prevenir la pérdida permanente de la visión.
  • Neuritis óptica. Puedes experimentar dolor ocular junto con la pérdida de visión si el nervio que conecta la parte posterior del globo ocular con el cerebro se inflama.
  • Sinusitis. Una infección de los senos nasales puede hacer que se acumule presión detrás de los ojos. Al hacerlo, puede producir dolor en uno o ambos ojos.
  • Migrañas. El dolor ocular es un efecto secundario común de los ataques de migraña o jaquecas.
  • Lesión. Las lesiones penetrantes en los ojos, que pueden ocurrir cuando una persona es golpeada con un objeto o es partícipe de un accidente, pueden causar un dolor ocular significativo.
  • Iritis. Aunque no es muy común, la inflamación en el iris puede causar dolor en el interior del ojo.

mujer tratando el dolor ocular con mascarillas

¿Cómo se trata el dolor ocular?

La mayoría de los dolores de ojos desaparecerán sin tratamiento o con un tratamiento leve. La molestia ocular y las afecciones subyacentes que lo causan no suelen provocar daños permanentes en el ojo. Sin embargo, no siempre es el caso. Algunas afecciones que causan dolor en los ojos también pueden causar problemas que son más graves si no se tratan.

Es importante que tengas en cuenta la importancia de acudir a un médico. Si comienzas a experimentar pérdida de la visión además del dolor en los ojos, esto puede ser un signo de una situación de emergencia. Otros síntomas que necesitan atención médica inmediata incluyen:

  • Dolor severo
  • Molestias por un traumatismo o exposición a una sustancia química o luz
  • Dolor abdominal y vómitos que acompañan al dolor de ojos
  • Molestia tan grave que es imposible tocar el ojo
  • Cambios repentinos y dramáticos en la visión

El tratamiento para el dolor ocular depende de la causa que lo origine, aunque los más habituales te los contamos a continuación.

Cuidados en casa

La mejor manera de tratar muchas de las afecciones que causan dolor ocular es dejar que los ojos descansen. Mirar una pantalla de ordenador o televisión puede causar fatiga visual, por lo que su médico puede pedirte que descanse con los ojos cubiertos durante un día o más. Los médicos pueden indicar a las personas con blefaritis o un orzuelo que apliquen toallas tibias y húmedas en los ojos. Esto ayudará a despejar la glándula sebácea o el folículo piloso obstruidos.

Por otra parte, si usas lentillas habitualmente, será momento de descansar de ellas para darle el tiempo suficiente a las córneas para sanar usando las gafas.

Medicamentos

Se pueden usar gotas antibacterianas y antibióticos orales para tratar las infecciones del ojo que causan dolor, incluidas la conjuntivitis y las abrasiones de la córnea. De hecho, las personas con glaucoma pueden usar gotas para los ojos medicinales y así reducir la presión que se acumula en los ojos. Los antihistamínicos orales también pueden ayudar a aliviar el dolor asociado con las alergias en los ojos. Incluso, para infecciones más graves, como neuritis óptica e iritis, un médico puede recetarte corticosteroides.

Si el dolor es severo y causa una interrupción en las actividades de tu vida diaria, un médico puede recetarte un analgésico para ayudar a aliviar el dolor hasta que se trate la afección subyacente.

¿Se puede prevenir el dolor de ojos?

La prevención del dolor ocular comienza con la protección de los ojos. Las mejores maneras de hacerlo es usando unas gafas protectoras. Estas previenen muchas causas de dolor en los ojos, como arañazos y quemaduras, por lo que son perfectas para usar cuando practiques deportes, hagas ejercicio, cortes el césped o trabajes con herramientas manuales.

También es aconsejable que manipules los productos químicos con precaución. Algunos productos químicos directos y agentes potentes como limpiadores domésticos, detergentes y control de plagas pueden causar problemas en la visión. Intenta rociarlos lejos de tu cuerpo cuando los uses.

En el caso de los más pequeños, debemos evitar darles un juguete que pueda dañar sus ojos. Los juguetes con componentes de resorte, que disparan, las espadas de juguete, las pistolas y las pelotas que rebotan pueden dañar el ojo de un niño, y de un adulto.

Por último, es importante tener una adecuada limpieza de las lentillas y gafas a fondo y de forma rutinaria. Usa tus anteojos de vez en cuando para permitir que la visión descanse. No uses las lentillas de contacto durante más tiempo de lo que están diseñados, ni las dejes puestas cuando vayas a dormir.