¿Quién no sueña con tener un dentífrico que nos deje unos radiantes dientes típicos de las estrellas de Hollywood? Durante años, la publicidad (de lo que sea) nos bombardea (y acompleja) con dentaduras perfectas e increíblemente blancas. La realidad es que es bastante complicado blanquear los dientes con un dentífrico, y mucho más si optamos por soluciones caseras que pueden lastimar el esmalte.

Entonces, ¿no existen las pastas de dientes que puedan devolverle el blancor a tus dientes? Lo primero es asumir que los dientes no son totalmente blancos. Hay personas que tienen un color más tendente a amarillo y otros azulados. Con el paso de los años y los diferentes hábitos, el color va variando hasta oscurecerlos más de lo normal. Ahí es cuando entras en crisis y quieres lucir los dientes más blancos de España.

¿Cuáles son las sustancias que blanquean los dientes?

Las sustancias que están presentes en los dentífricos y que aseguran un blanqueamiento dental son el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y el peróxido de carbamida. Lo normal es que las pastas de dientes tengan entre un 0’1% y un 6% de peróxido de hidrógeno. No se recomienda sobrepasar esta cantidad porque se pueden producir quemaduras en la boca y en la estructura de los dientes. Más no es siempre mejor.

La dentina es la capa del diente más profunda que es la que le da color a los dientes. Así que las pastas de dientes solo actúan sobre el esmalte para eliminar las manchas superficiales, pero no los vuelven más blancos. Como decíamos antes, el color de tus dientes viene dado por la genética y por tu alimentación (y hábitos poco saludables, como fumar). El café, el té, el vino tinto o los refrescos de cola tienen unos colores potentes que pueden dañar el esmalte dental. Aunque, sin duda, el tabaco es el peor aliado para tu salud.

Es recomendable que, para blanquear los dientes, acudas a un odontólogo que evalúe tu caso y te asegure de los efectos que va a tener el blanqueamiento en tus dientes. Es muy posible que no obtengas un blanco nuclear, ya que lo máximo es bajar 3-4 tonos de color. Si hay blanqueamientos que te prometen más, sospechoso.

¿Qué es el triclosán?

Algunos dentífricos contienen triclosán, además del peróxido de hidrógeno y de carbamida. Este es un gran agente antibacteriano y fungicida. En los últimos años se han realizado varias investigaciones para conocer si era seguro en usos domésticos. Algunas multinacionales decidieron retirarlo por riesgo cancerígeno y un supuesto aumento en la resistencia a los antibióticos.

La Unión Europea considera una concentración máxima de triclosán del 0’3% en las pastas de dientes y del 0’2% en los enjuages bucales. Esta sustancia es muy usada en jabones, geles y desodorantes, pero la OCU determina que es mejor reducir su uso.

¿Es mejor comprar la pasta de dientes en farmacia?

Parece que lo que venden en farmacias o parafarmacias es siempre mejor y de mayor calidad. Es cierto que en estos lugares encontramos productos más específicos y con muchos estudios realizados, pero pueden no ser igual de válidas para todo el público. En los supermercados encontramos opciones a un precio asequible, de fácil acceso y básicas. Las farmacias disponen de dentífricos que son igual de válidos, pero deberíamos reparar en que cada persona necesita uno en concreto.

En general, usar uno con frecuencia y teniendo unos hábitos saludables (buen cepillado y uso del hilo dental) favorecerá a que no se acumule el sarro y empeore el color de tus dientes.

¿Qué opinión merece el carbón activo?

En redes sociales se ha convertido en moda lavarnos los dientes con una pasta de dientes negra (o polvos, en su defecto). El carbón activo es el producto estrella de Amazon, que asegura un blanqueamiento dental bastante rápido y a muy bajo precio. Empezó siendo una tendencia entre influencers de Australia, pero ya ha cogido gran peso en todo el mundo y puede estar poniendo en peligro tu dentadura.

Usar esta sustancia para devolverle el blanco a tus dientes puede producir un daño en tu esmalte y encías. De hecho, la OCU también ha advertido del peligro que supone para tu salud bucal. Hasta la fecha, no existen investigaciones científicas que aseguren que el carbón activo blanquea los dientes o que favorezca a mejorar la higiene de la boca.

Es mejor siempre limpiarte los dientes con dentífrico, usar una buena técnica de cepillado, utilizar hilo dental y acudir al dentista una vez al año para realizar una revisión. En el caso de que quieras aclarar el color de tus dientes, acude a un centro especial que valore tu caso y te recomiende un numero de sesiones acorde.

¿Es peligroso blanquearnos los dientes con carbón activo?