Lucir un cutis liso, terso y firme es posible. Una rutina adecuada que incluya hábitos saludables, una alimentación completa y algunas cremitas, con masaje incluido, puede ser suficiente para cambiar el aspecto de tu piel. Evita la flacidez del rostro con estos sencillos trucos.

Sabemos que, en muchas ocasiones, prestar atención a darnos mimos se complica cuando tenemos tantas cosas que atender. Pero no tomes este hecho como un capricho. Es importante que encuentres el tiempo necesario para darte, a ti mismo, los cuidados que necesitas. De lo contrario, puede afectar a tu confianza y, posteriormente, a tu autoestima. Por ello, aunque lucir las arruguitas de la edad es símbolo de vida y sabiduría, no tenemos por qué dejar de vernos más favorecidos. A continuación, te damos algunos consejos para que puedas combatir la flacidez de tu rostro y sentirte más vital y rejuvenecido.

Claves para combatir la flacidez del cutis

La flacidez, o es descolgamiento, es quizá el rasgo que más envejece, ya que nos puede llegar a cambiar los rasgos que nos definen. La caída de los párpados o el descolgamiento de los pómulos, es lo que realmente nos hace intuir un aspecto más envejecido. Sin embargo, combatir este hecho es posible. Para ello, los hábitos de vida saludables, una correcta alimentación y la atención básica en los tratamientos de belleza son la fórmula mágica.

1. Hábitos que debes cambiar

  • Trata tu piel con delicadeza. Cuando secas el rostro hazlo con suaves toquecitos en lugar de frotar con fuerza.
  • Intenta mantener la cabeza erguida más a menudo.
  • Intenta eliminar el estrés y los nervios que te hacen fruncir el ceño constantemente. Relájate y contigo, los gestos de tu rostro. En ocasiones pensamos que estamos con el rostro calmado y, si nos damos cuenta, está en completa tensión.
  • No frotes con fuerza tus ojos o labios al desmaquillarte. Hazlo siempre con ternura y cuidado. La piel del contorno de ojos es más sensible y se debilita si no la tratas con amabilidad.

2. Masaje con sérum

Antes de aplicar la crema hidratante, masajea tu rostro con unas gotitas de sérum para prevenir y/o mejorar la flacidez. Para ello realiza un masaje ascendente con tus manos:

  • Desde la barbilla bordeando la mandíbula.
  • Desde las mejillas hacia las orejas.
  • Desde el entrecejo hacia la sien pasando por el centro de la frente.

Es muy sencillo y te aseguramos que los cambios progresivos son evidentes.

crema flacidez rostro

3. Pellizquitos con cuidado

Cuando apliques la crema hidratante o reafirmante, hazlo con suaves pellizcos con tus dedos pulgar e índice. Hazlo con el mismo recorrido que al poner el sérum. Empieza por la barbilla, continúa por las mejillas y, finalmente, la frente.

4. Alimentación equilibrada

No solo por la apariencia de tu piel, también por el estado de tu salud, olvida ciertos alimentos. Evita aquellos altos en grasas saturadas y azúcares. Elimina las bebidas enlatadas y azucaradas. Deja a un lado la bollería industrial y apuesta por alimentos naturales que te proporcionen los nutrientes necesarios para tu salud y la de tu piel. La flacidez tiene mucho que ver con la alimentación. Es cierto que somos lo que comemos.

5. Agua fría y utensilios estimulantes para el rostro

Otra pauta para eliminar la flacidez es lavarse la cara con agua fría. Sabemos que es más agradable hacerlo con agua caliente, especialmente en los meses de invierno, pero si quieres una piel radiante, opta por la primera opción.

Asimismo, hazte con un rodillo masajeador, especial para la cara. Estos aumentan la microcirculación sanguínea y la absorción de los activos de la crema. Recuerda hacerlo siempre en sentido ascendente.

Haz clic aquí, y descubre todo sobre la gimnasia facial para mejorar la apariencia de tu rostro.