¿Por qué los adultos no deben usar toallitas de bebés?

uso de toallitas para bebés en adultos Mucha gente ha cambiado el papel higiénico por toallitas húmedas para bebés. Entendemos que son más suaves y húmedas, y pueden dejar el trasero con una sensación más fresca y limpia que el papel seco y áspero.

Esto nos hace plantearnos: si esas personas adultas usan las toallitas húmedas para pañales, ¿son realmente mejores (o peores) para mantener limpias las partes íntimas? En otras palabras, ¿debería cualquier persona mayor de 2 años usar toallitas húmedas para bebés después de defecar?

Resulta que usar toallitas para bebés tiene algunas desventajas graves. Contra todo pronóstico, pueden irritar el trasero y tal vez incluso los genitales.

Contraindicaciones

Sí, los adultos pueden usar toallitas para bebés, aunque tienen algunos inconvenientes. En primer lugar, no están muy equipados para manejar bacterias. También pueden desencadenar alergias o incluso infecciones debido al contenido de humedad, por lo que debemos secar la zona después de su uso. Por último, tirar toallitas por el inodoro es malo para el medio ambiente, sin mencionar su factura de reparación.

Irritación de la piel

Aunque podemos pensar que las toallitas húmedas para bebés pueden dejar la piel tan limpia y suave como el trasero de un recién nacido, lo cierto es que pueden causar irritación severa de la piel en algunas personas.

De hecho, las fragancias y los conservantes que se usan en las toallitas pueden ser una fuente de alergias en la piel. Estos ingredientes irritantes pueden alterar la delicada piel de allí abajo, lo que provoca síntomas desagradables (o dolorosos) como sequedad, picazón, enrojecimiento, ardor, escozor y descamación.

Aumento de humedad

Otro tema destacable es la humedad que dejan. Las toallitas húmedas para bebés introducen humedad en cualquier área que estemos limpiando, así que nos aseguraremos de secar bien esa zona después. No hacer eso podría conducir a la propagación de cultivos de bacterias, lo que generalmente provoca erupciones cutáneas y otras infecciones potencialmente desagradables. No es un problema muy común, pero hay que tener en cuenta el riesgo independientemente.

Las toallitas para bebés son a base de agua, por lo que tienden a usar ciertos conservantes para retener esa humedad para un uso a largo plazo. También significa que las toallitas en realidad no caducan, al menos, no en la forma habitual en que pensamos.

Empeorar la piel seca o el eccema

Si tenemos antecedentes de afecciones de la piel como eczema, las toallitas para bebés pueden empeorar el problema. En las personas con piel sensible, los conservantes que se encuentran en muchas marcas de toallitas húmedas para bebés pueden agravar las reacciones de la piel.

No se recomienda usarlas en personas que tienen piel seca o condiciones como el eczema. Incluso las toallitas sin fragancia pueden provocar irritación en estas personas.

No eliminan las bacterias

Las toallitas húmedas para bebés están diseñadas principalmente para eliminar material orgánico del cuerpo sin irritar la piel. Esto se debe a que normalmente son a base de agua, lo que las hace más fáciles para el cuerpo que las toallitas húmedas para adultos; por lo general, son a base de alcohol y pueden resecar la piel con el uso frecuente.

Esta función también significa que son bastante malos para eliminar aceite o productos a base de aceite. Aunque sintamos más limpia la zona usando toallitas húmedas para bebés, en realidad no haremos mucho para limpiar los poros o eliminar el exceso de maquillaje. La peor parte es que son bastante buenas para lidiar con los olores persistentes.

Suelen tener una modesta cantidad de jabón y otros productos de limpieza, pero esto no es suficiente para una verdadera desinfección.

Vaginitis

Las toallitas para bebés también pueden provocar un episodio de vaginitis (es decir, irritación de la vagina o la vulva). La vaginitis ocurre cada vez que hay una alteración en el equilibrio químico saludable de la vagina. Este desequilibrio puede ocurrir si tiene una reacción alérgica o sensibilidad a un producto como las toallitas húmedas para bebés.

Y como la vagina se autolimpia, intentar lavarla por dentro solo puede crear más irritación. Eso significa que si elegimos usar toallitas húmedas para bebés, las usaremos solo en las partes externas, no dentro de los genitales o el ano. Y siempre hay que limpiarse de adelante hacia atrás para evitar la posible propagación de bacterias dañinas (que se encuentran en las heces) a la uretra, lo que puede causar una infección.

alternativas a las toallitas para bebes

Las mejores toallitas húmedas para adultos

El hecho de que las toallitas húmedas para bebés irriten el trasero suele depender de los ingredientes. Los que principalmente debemos buscar y estar atentos son:

  • ​Sin fragancia o sin perfume: No importa para quién se utilicen, se recomienda usar toallitas sin fragancia para evitar posibles reacciones en la piel.
  • Sin productos químicos ni aditivos agresivos: buscaremos toallitas sin parabenos, sulfatos, ftalatos ni colorantes sintéticos, que pueden eliminar la humedad natural de la piel e irritar aún más la piel seca.
  • Sin alcohol: el alcohol puede ser muy secante, especialmente para las personas propensas a la piel seca.
  • Respetuoso con el medio ambiente: el uso de toallitas para bebés no debería suponer un coste para el planeta. Intentaremos optar por toallitas que sean biodegradables y compostables. Será mejor aún si vienen en envases reciclables.

Alternativas

No necesitamos usar toallitas húmedas para bebés para mantener las partes íntimas impecablemente limpias. Podemos probar estas formas simples, sin químicos y sin toallitas húmedas para lavarnos después de la sesión de caca:

  • Papel higiénico y agua: El papel higiénico sin perfume y sin teñir es lo mejor. Podemos mojar con agua y limpiar la zona suavemente.
  • Un bidé: un poco de agua hará el truco. Sí, después de ir al baño, podemos usar el bidé o una ducha de mano para limpiar suficientemente el área.
  • Papel húmedo: los pañuelos húmedos son la alternativa ecológica a las toallitas desechables. Nos deja la misma sensación de frescor como las toallitas húmedas mientras tiras de la cadena con la misma seguridad que el papel higiénico. Además, la mayoría no contiene perfume que pueda irritar la piel íntima.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.