Los pies son una parte de nuestro cuerpo que a menudo tenemos olvidada. En los meses de verano, están más expuestos y pueden sufrir ciertos daños que los dejan más vulnerables. Cuidar de ellos es muy importante y sencillo a la vez. Te contamos algunos trucos para que estén perfectos.

Si piensas en la importancia que tienen tus pies en tu vida, seguro que te apetecería más cuidar de ellos. Piensa que son los encargados de soportar todo el peso de tu cuerpo. Te llevan allá donde quieres ir. Son los responsables de tus carreras y se llevan las consecuencias del trabajo, el esfuerzo y el paso del tiempo. En los pies se reflejan muchos aspectos de nuestra vida. Los pies de una bailarina, un corredor profesional o un escalador, cuentan sin palabras muchas vivencias.

Del mismo modo que cuidamos nuestro rostro, o nuestro cuerpo en general, para que luzca bonito y se mantenga sano, los pies necesitan nuestra atención. Por ello, es importante incluirlos en nuestras rutinas de belleza y no dejar que se estropeen.

Tips para mantener tus pies en buenas condiciones

Fuera zapatos

Permite que tus pies anden descalzos cuando llegues a casa, después de la jornada de estudio, trabajo o entrenamiento. Deja que se relajen, que se expandan y sientan el suelo bajo ellos. En las plantas de los pies tenemos muchas terminaciones nerviosas que se estimulan al andar descalzos. Mueve los dedos y la articulación de los tobillos.

Masajéalos

Cuando llegas a casa lo primero que haces es despojarte de todo el peso que llevas encima, ponerte cómodo y sentarte en el sofá. Siguiendo nuestro consejo es probable que te hayas descalzado. Ahora es el momento de masajear la planta de tus pies con las manos. Estíralos y presta atención a los dedos y talones. Resulta verdaderamente reconfortante

Baño especial

Aunque te duches a diario, esto no es suficiente para cubrir las necesidades de tus pies. Déjalos en remojo a diario para que se desinflamen y se relajen después de un día agotador. Añade al pediluvio aceites esenciales y sal marina. En los meses de verano es recomendable que el agua esté templada, casi fría. De este modo ayudas a descongestionar y a mejorar la circulación.

Rutina beauty

Como mínimo una vez por semana, intenta que el baño sea más largo de lo habitual y aprovecha para exfoliarlos y limarlos. Limando las durezas a tiempo, evitamos malformaciones futuras o problemas en la pisada. El cuidado de tus pies en el presente, es una inversión para su buena condición en el futuro.

Hidratación

Ya sea con aceites vegetales o con crema nutritiva, hidrátalos a diario. Es un paso muy importante, por ejemplo, en tu rutina nocturna antes de irte a dormir. Presta atención también al estado de tus uñas y disfruta de unos pies sanos y cuidados.