¿Por qué huele mal el sudor?
Carol Álvarez

Unas axilas sudorosas pueden apestar, pero no debería ser algo común. A pesar de tener vinculado el mal olor con el sudor, existen formas de evitar esos hedores. Por eso, es conveniente conocer los tipos de olores y sus causas.

Quizás nos sorprenda saber que el sudor en sí mismo no tiene olor. Es la descomposición bacteriana de los ácidos grasos y los aminoácidos en el sudor lo que le da su hedor revelador. Si parece que el mal olor ha aumentado últimamente, no te limites a ponerte desodorante extra y esperar a que se arregle; presta atención a las posibles causas.

Los cambios en el equilibrio hormonal, los trastornos metabólicos, las infecciones bacterianas de la piel y los alimentos consumidos pueden tener un impacto en la cantidad y el tipo de sudor que producimos. Los sudores malolientes tienen un nombre oficial: bromhidrosis, y ocurre principalmente en el área genital, axilas y pies.

Tipos de olores del sudor

El sudor huele mal dependiendo del tipo de causa y de la ocasión. Para saber cómo evitar este hedor, es imprescindible conocer su origen.

Amoníaco u orina

El culpable puede ser una dieta rica en proteínas.

Las dietas bajas en carbohidratos, altas en proteínas o cetogénicas pueden ser populares, pero un efecto secundario extraño es que puedes notar que el sudor huele a amoníaco. La orina también puede tener un fuerte olor a amoníaco.

El amoníaco es un producto de la descomposición de las proteínas. Puede ayudar a reducir la ingesta de proteínas para aliviar el sudor con olor a amoníaco.

Cebolla

Esto puede ser debido a la cena de anoche.

¿Te has sentado hace poco a comer un plato de pasta con ajo? ¿O comiste un sofrito con muchas cebollas? Estos alimentos pueden afectar al olor de tu sudor. Así que si crees que hueles a cebolla, ese plato de curry que pediste anoche podría ser la respuesta.

Algunas personas también tienen bacterias colgando en sus axilas que podrían incrementar el olor a cebolla fresca, según una investigación de enero de 2015 en Microbiome. Los olores tienden a empeorar si tienes más bacterias en la piel o si sudas más.

Olor agrio

La causa suele estar en las bacterias de la piel.

Todos tenemos nuestro propio microbioma o bacterias que residen en nuestra piel, concretamente en áreas como la axila y la ingle. Estas bacterias general el olor después de que se descompongan los precursores del sudor.

Si te preguntas por qué hueles agrio o a vinagre, es posible que tengas más de una bacteria específica, Corynebacterium, en las axilas, que produce ácidos grasos pútridos.

Las axilas suelen tener compuestos más desagradables, incluidos los tioles, que huelen a mofeta. Mucha gente equipara la mofeta con la marihuana, así que si crees que tus sudores huelen a hierba, ahí tienes una pista.

Pescado o podrido

El culpable puede ser una enfermedad metabólica.

Los malos olores corporales también pueden ser indicativos de una enfermedad metabólica. Estos son raros, pero un ejemplo es la trimetilaminuria, también conocida como «síndrome del olor a pescado», donde el cuerpo no puede descomponer la trimetilamina, un compuesto que se encuentra en ciertos alimentos. Si tienes este trastorno, tu sudor olerá a pescado podrido.

Si notas que tu olor corporal es desagradable y no desaparece, habla con tu médico al respecto.

hombre con mal olor por el sudor

¿Cómo mejorar el mal olor corporal?

El olor corporal puede ser vergonzoso. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, no indica un problema grave. Hay cosas que podemos hacer para eliminar el olor corporal, o al menos atenuarlo.

Ducha diaria

Se recomienda ducharnos al menos una vez al día. Usar jabón o gel de ducha y enjabonar bien. Prestaremos especial atención a las zonas propensas al mal olor corporal.

Si nos encontramos en una zona muy calurosa o húmeda, es posible que debamos ducharse dos veces al día. También podemos usar una toallita para lavar solo las axilas, la ingle y los pliegues de la piel. Nos aseguraremos de ducharnos inmediatamente después de hacer ejercicio o sudar.

Usar jabón antibacteriano

Si las duchas regulares no parecen ayudar, probaremos con un limpiador especial. Estos incluyen jabón antibacteriano o gel de baño o limpiador de peróxido de benzoilo. Estos lavados pueden ayudar a reducir la cantidad de bacterias en la piel.

No obstante, no se recomienda lavarnos varias veces en el día. Esto puede hacer que la piel se irrite y cause un efecto tampoco deseado. Si no sabemos cómo usarlo, podemos acudir a un dermatólogo para que nos aconseje.

Productos correctos para las axilas

Hay dos tipos de productos para las axilas: desodorantes y antitranspirantes.

Los desodorantes hacen que las axilas sean menos hospitalarias para las bacterias. También ayudan a enmascarar el olor corporal con una fragancia. Los antitranspirantes bloquean las glándulas sudoríparas para reducir la transpiración. Si no sudamos mucho pero aún tienes mal olor corporal, los desodorantes son una buena opción. Si sudamos mucho, buscaremos un producto que sea a la vez antitranspirante y desodorante.

Si tenemos un olor corporal fuerte, buscaremos un producto con mayor cantidad de principios activos. Si los productos de venta libre no parecen ayudar, hablaremos con un médico. Hay versiones recetadas que podrían ser mejor.

Usar telas transpirables

Las telas naturales como el algodón son mejores que los poliésteres, el nailon y el rayón para controlar el olor corporal. Las fibras naturales respiran. Esto permite que el sudor se evapore.

Evitaremos las telas que atrapan el sudor contra la piel. Estos crean un mejor caldo de cultivo para el olor corporal. Cuando hagamos ejercicio, elegiremos telas que absorban la humedad.

Cambiar la dieta

Los expertos recomiendan eliminar o reducir los alimentos picantes de la dieta. Esto incluye alimentos como curry, ajo, pimientos picantes, coles de Bruselas, brócoli o cebollas. Estos alimentos pueden causar un sudor más penetrante. Incluso el alcohol puede cambiar el olor del sudor.

Si comemos este tipo de alimentos con regularidad, trataremos de comer menos o dejaremos de comerlos por completo. Esto podría ayudar a mejorar el olor corporal.

Afeitarse o depilarse

Las glándulas apocrinas se concentran en áreas cubiertas por cabello. Esto incluye las axilas y el área púbica. El cabello retiene el sudor y es un buen hogar para las bacterias. La eliminación del vello puede ayudar a controlar el olor corporal.

Podemos considerar afeitarnos las axilas. Si preferimos no hacerlo completamente, podemos intentar recortar el cabello. Esto también puede ayudar a reducir el olor corporal.

¡Sé el primero en comentar!