Aunque no se sabe qué es lo que causa la psoriasis exactamente, tus escamas de la piel son un signo claro de inflamación en el cuerpo. Es por eso que los desencadenantes inflamatorios pueden causar brotes de psoriasis en algunas personas, incluido el estrés, el tabaquismo y, también, ciertos alimentos.

Evitar alimentos inflamatorios e incorporar antiinflamatorios en la dieta puede ser útil para controlar enfermedades inflamatorias. Es importante entender que no existe una dieta conocida que cure este problema de la piel, y los tipos de alimentos que pueden causar un brote pueden ser muy personales. Por ejemplo, aunque el gluten puede ser un desencadenante para ti, eso no significa necesariamente que cause síntomas en otra persona.

Los peores alimentos que puedes tomar con psoriasis

Alimentos con azúcar añadida

El azúcar se ha relacionado durante mucho tiempo con la inflamación en el cuerpo, y un estudio de febrero de 2020 en el Journal of Investigative Dermatology encontró que incluso la exposición a corto plazo a una dieta rica en azúcar añadido provocaba psoriasis.

Hay azúcares que se encuentran naturalmente en algunos alimentos, como frutas y lácteos, pero el azúcar añadido se refiere a los edulcorantes agregados a un alimento durante el procesamiento.

Según Harvard Health Publishing, los alimentos comunes con azúcar agregada incluyen:

  • Bebidas endulzadas, como refrescos y bebidas energéticas.
  • Postres y dulces
  • Cereales listos para consumir
  • Algunos panes

Reducir la ingesta puede tener el beneficio adicional de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. En términos generales, los mismos patrones de alimentación que previenen la obesidad y las enfermedades cardiovasculares pueden ser beneficiosos para la psoriasis.

Carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados son todos los carbohidratos que han sido altamente procesados, por lo que ya no están en su forma original. Éstas incluyen:

  • Arroz blanco
  • Pan blanco y harinas
  • Alimentos preparados como galletas saladas, patatas fritas, galletas, barritas de granola, barritas energéticas y cereales para el desayuno

Los carbohidratos refinados están asociados con la inflamación en el cuerpo. Para evitarlos, trata de concentrarte en comer alimentos tal y como vienen en la naturaleza: arroz integral en lugar de blanco, avena cortada en acero en lugar de cereal o una manzana en lugar de esa barrita energética con sabor a manzana.

Aceites de cocina refinados

Palabras como «virgen«, «prensado en frío» o «crudo» en la etiqueta pueden ayudarte a identificar los aceites de cocina sin refinar.

Siempre que sea posible, evitar cocinar con aceites refinados:

  • Aceite de maíz
  • Aceite de algodón
  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de salvado de arroz
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de soja
  • Aceite de girasol

Estos aceites ricos en Omega-6 se han relacionado con la inflamación crónica de bajo grado, según un estudio de Open Heart de septiembre de 2018. En su lugar, elige aquellos sin refinar, como el aceite de oliva extra virgen, de coco crudo y de aguacate prensado en frío.

Si se pierde el sabor de los aceites refinados en tu cocina, considera espolvorear un poco de chispa en forma de hierbas y especias. La cúrcuma, específicamente, puede ayudar a minimizar la psoriasis en algunas personas.

personas cocinando con psoriasis

Cortes de carne rojas, elaboradas o grasas

Las grasas saturadas aumentan la inflamación en todo el cuerpo a través de muchas vías, y la ingesta excesiva puede empeorar la psoriasis. Cualquier tipo de carne con alto contenido de grasa también tendrá altos niveles de grasas saturadas, por lo que estos deben ser limitados. Especialmente:

  • Carnes rojas, como hamburguesas y bistec.
  • Embutidos procesados, como salami.

Para ayudar aún más a tu psoriasis, querrás cambiar esas grasas saturadas por algunos ácidos grasos Omega-3 saludables, que pueden ayudar a reducir la inflamación crónica. Entonces, en lugar de un bistec para la cena, opta por el salmón y una ensalada cubierta con nueces y semillas de lino.

Alcohol

La psoriasis puede desencadenarse o empeorar por la ingesta de alcohol. Ten en cuenta que, para cualquier persona se recomienda beber alcohol con moderación, lo que significa no más de una o dos copas por día.

Alimentos que no toleras bien

Las reacciones negativas, incluidos los brotes de psoriasis, pueden ocurrir con los alimentos a los que tienes intolerancia. Las intolerancias específicas varían de persona a persona, por lo que la clave es averiguar qué alimentos pueden desencadenarlo personalmente.

Por ejemplo, algunas personas han visto mejorar sus síntomas de psoriasis después de eliminar alimentos como el gluten y los lácteos. Un diario de eliminación o uno de alimentos pueden ser herramientas útiles para realizar un seguimiento de tu propia dieta y síntomas para compartir con tu médico y explorar posibles vínculos.

Si sigues la ruta de eliminación, la idea es eliminar solo un alimento a la vez, como el gluten, durante algunas semanas y luego volver a agregarlo a tu alimentación. Estás experimentando para ver si los síntomas de psoriasis se resuelven con la extracción y regresan con la reintroducción.

Tomas demasiados alimentos de origen animal

Un microbioma saludable está relacionado con un riesgo reducido de psoriasis, por lo que los alimentos que apoyan la salud intestinal pueden ayudar a mejorar los síntomas.

Un microbioma saludable necesita fibra, que solo se encuentra en los alimentos vegetales. Si estás consumiendo una dieta rica en productos de origen animal, como lácteos, queso y carne, querrás asegurarte de incorporar más alimentos ricos en fibra, como verduras, frutas, frijoles, cereales integrales, frutos secos y semillas.