¿Cómo usar los aceites esenciales?

¿Cómo usar los aceites esenciales?

Lifestyle

Los entusiastas de la medicina alternativa se han suscrito al poder de los aceites esenciales durante años. Pero con su disponibilidad cada vez mayor (y los supuestos beneficios para la salud), se están generalizando. Los aceites esenciales son fantásticos, aunque el problema radica en cómo la gente los usa.

Los aceites esenciales son sustancias naturales que tienen una gran cantidad de utilidades y, todas ellas, beneficiosas para nuestro cuerpo. La aromaterapia es una práctica extendida con fines terapéuticos muy eficaces. Sus propiedades se pueden utilizar tanto en el ámbito del hogar como en cosméticos. Aunque, principalmente, se emplean para tratar diferentes condiciones físicas, mentales y emocionales.

¿Qué son?

Los aceites esenciales son compuestos extraídos de las plantas. Los aceites capturan el aroma y el sabor de la planta, o «esencia». Compuestos aromáticos únicos le dan a cada aceite esencial su esencia característica.

Los aceites esenciales se obtienen por destilación (a través de vapor y/o agua ) o métodos mecánicos, como el prensado en frío. Una vez que se han extraído los productos químicos aromáticos, se combinan con un aceite portador para crear un producto que está listo para usar.

La forma en que se elaboran los aceites es importante, ya que los aceites esenciales obtenidos a través de procesos químicos no se consideran verdaderos aceites esenciales.

¿Cómo funcionan?

Los aceites esenciales se usan más comúnmente en la práctica de la aromaterapia, en la que se inhalan a través de varios métodos. Los aceites esenciales no están destinados a ser tragados. Los químicos en los aceites esenciales pueden interactuar con el cuerpo de varias maneras.

Cuando se aplica a la piel, se absorben algunos productos químicos vegetales. Se cree que ciertos métodos de aplicación pueden mejorar la absorción, como la aplicación con calor o en diferentes áreas del cuerpo. Sin embargo, falta investigación en esto.

Inhalar los aromas de los aceites esenciales puede estimular áreas del sistema límbico, que es una parte del cerebro que desempeña un papel en las emociones, los comportamientos, el sentido del olfato y la memoria a largo plazo. Curiosamente, el sistema límbico está muy involucrado en la formación de recuerdos. Esto puede explicar en parte por qué los olores familiares pueden desencadenar recuerdos o emociones.

El sistema límbico también desempeña un papel en el control de varias funciones fisiológicas inconscientes, como la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Como tal, algunas personas afirman que los aceites esenciales pueden ejercer un efecto físico en el cuerpo.

beneficios de los aceites esenciales

Beneficios

El aceite de cada tipo de planta tiene unas propiedades diferentes. De este modo, si pretendemos relajarnos, mejorar el sistema inmune o tratar afecciones respiratorias, utilizaremos uno u otro. Por lo general todos cumplen unas propiedades comunes, aunque en distinto grado. A pesar de su uso generalizado, se sabe poco sobre la capacidad de los aceites esenciales para tratar ciertas condiciones de salud.

Reduce el estrés y la ansiedad

Se ha estimado que el 43 % de las personas que tienen estrés y ansiedad usan algún tipo de terapia alternativa para ayudar a aliviar sus síntomas. En cuanto a la aromaterapia, los estudios iniciales han sido bastante positivos. Muchos han demostrado que el olor de algunos aceites esenciales puede funcionar junto con la terapia tradicional para tratar la ansiedad y el estrés.

Sin embargo, debido a los olores de los compuestos, es difícil realizar estudios a ciegas y descartar sesgos. Por lo tanto, muchas revisiones sobre los efectos de los aceites esenciales para aliviar el estrés y la ansiedad no han sido concluyentes.

Curiosamente, el uso de aceites esenciales durante un masaje puede ayudar a aliviar el estrés, aunque los efectos pueden durar solo mientras se realiza el masaje.

Minimiza dolores de cabeza y migrañas

En los años 90, dos pequeños estudios encontraron que aplicar una mezcla de aceite de menta y etanol en la frente y las sienes de los participantes aliviaba el dolor de cabeza. Algunos estudios recientes también han observado una reducción del dolor de cabeza después de aplicar aceite de menta y lavanda en la piel.

Además, se ha sugerido que la aplicación de una mezcla de manzanilla y aceite de sésamo en las sienes puede tratar dolores de cabeza y migrañas. Este es un remedio persa tradicional para el dolor de cabeza. Sin embargo, se necesitan más estudios de alta calidad.

Mejora el sueño e insomnio

Se ha demostrado que oler el aceite de lavanda mejora la calidad del sueño de las mujeres después del parto, así como de las pacientes con enfermedades cardíacas.

Una revisión examinó 15 estudios sobre los aceites esenciales y el sueño. La mayoría de los estudios demostraron que oler los aceites, principalmente el aceite de lavanda, tenía efectos positivos en los hábitos de sueño.

Reduce la inflamación

Se ha sugerido que los aceites esenciales pueden ayudar a combatir las afecciones inflamatorias. Algunos estudios de probeta muestran que tienen efectos antiinflamatorios.

Un estudio con ratones encontró que ingerir una combinación de aceites esenciales de tomillo y orégano ayudó a inducir la remisión de la colitis. Dos estudios con ratas sobre aceites de alcaravea y romero encontraron resultados similares. Sin embargo, muy pocos estudios en humanos han examinado los efectos de estos aceites en las enfermedades inflamatorias. Por lo tanto, se desconoce su eficacia y seguridad.

Antibiótico y antimicrobiano

El aumento de bacterias resistentes a los antibióticos ha renovado el interés en la búsqueda de otros compuestos que puedan combatir las infecciones bacterianas. Los estudios de probeta han investigado ampliamente los aceites esenciales, como la menta y el aceite de árbol de té, por sus efectos antimicrobianos, observando algunos resultados positivos.

Sin embargo, aunque los resultados de estos estudios de probeta son interesantes, no necesariamente reflejan los efectos que estos aceites tienen dentro del cuerpo. Tampoco prueban que un aceite esencial en particular pueda tratar infecciones bacterianas en humanos.

Top 10 de aceites esenciales

Muchas empresas afirman que sus aceites son «puros» o de «grado médico». Sin embargo, estos términos no están universalmente definidos y, por lo tanto, tienen poco peso. Dado que son productos de una industria no regulada, la calidad y composición de los aceites esenciales puede variar mucho.

Hay que tener en cuenta los siguientes consejos para elegir solo aceites de alta calidad:

  • Pureza: Buscaremos un aceite que contenga únicamente compuestos de plantas aromáticas, sin aditivos ni aceites sintéticos. Los aceites puros suelen incluir el nombre botánico de la planta (como Lavandula officinalis) en vez de términos como «aceite esencial de lavanda».
  • Calidad: Los verdaderos aceites esenciales son los que menos han cambiado por el proceso de extracción. Elegiremos un aceite esencial libre de químicos que hayamos sido extraído por destilación o prensado mecánico en frío.
  • Reputación: Compraremos una marca con reputación de producir productos de alta calidad.

En cuanto a los aceites esenciales más famosos, encontramos:

  • Eucalipto: Mejora afecciones respiratorias como alergias, bronquitis o sinusitis.
  • Jengibre: Reduce la inflamación, trata problemas articulares y es bueno para la digestión.
  • Lavanda: Es sedante por lo que mejora la relajación y regula los estados emocionales.
  • Orégano: Recomendable para curar resfriados. Tiene propiedades anti-microbianas y puede servir de tratamiento para los hongos.
  • Menta: Potencia la energía y la capacidad de atención. Reduce la fiebre y el dolor de cabeza. Es bueno para tratar dolores musculares.
  • Rosa: Muy recomendable para mejorar el aspecto de la piel y hacer que luzca bonita y saludable.
  • Romero: Ideal en periodos de estudio o mucho trabajo, ya que mejora la función cerebral y la memoria. Muy bueno para el cabello.
  • Árbol de té: Refuerza el sistema inmune, es antibacteriano y previene y trata los hongos en la piel.
  • Sándalo: Afrodisiaco natural.
  • Ciprés: Mejora los problemas circulatorios. Por ello se utiliza en problemas de varices, inflamación de tobillos o pesadez de piernas.

Principales usos

Los aceites esenciales tienen muchos usos fuera de la aromaterapia. Mucha gente los usa para perfumar sus hogares o refrescar cosas como la ropa. También se utilizan como aroma natural en cosmética casera y productos naturales de alta calidad.

Además, se ha sugerido que los aceites esenciales podrían proporcionar una alternativa segura y respetuosa con el medio ambiente a los repelentes de mosquitos químicos. Sin embargo, los resultados con respecto a su eficacia han sido mixtos. Los estudios han demostrado que algunos aceites, como la citronela, pueden repeler ciertos tipos de mosquitos durante unas 2 horas. El tiempo de protección puede extenderse hasta 3 horas cuando se usa en combinación con vainillina.

Además, las propiedades de los aceites esenciales indican que algunos de ellos podrían utilizarse industrialmente para prolongar la vida útil de los alimentos

Aromaterapia

Podemos difundir aceites esenciales, que es un tipo de aromaterapia. Es una gran forma de cambiar el estado de ánimo rápidamente. A medida que inhalamos, el aroma del aceite estimula inmediatamente su sistema nervioso central, desencadenando una respuesta emocional. Puede reducir la ansiedad y la respuesta al estrés rápidamente.

Mezclamos aceites esenciales y agua en un difusor de aceites esenciales. Un difusor es un dispositivo que dispersa pequeñas partículas de aceite por la habitación para que puedas inhalarlas.

Hay varios otros métodos de aromaterapia. Cualquiera que sea el método que elijamos, evitaremos el contacto directo con el aceite esencial y lo diluiremos primero.

Sobre la piel

También podemos obtener los beneficios aplicando aceites esenciales en la piel, donde se absorben en el cuerpo. Pero se advierte contra la aplicación directa de la mayoría de los aceites esenciales en la piel sin diluirlos.

Con pocas excepciones, es mejor diluir el aceite esencial con un aceite portador, como el aceite de coco o de jojoba, para evitar la irritación de la piel. Algunas personas ponen su mezcla de aceites esenciales en una pequeña botella de bola para una aplicación más fácil.

Ingerirlos

Algunas personas toman aceites esenciales por vía oral en tés, suplementos o incluso a través de una gota o dos en la lengua. A menos que lo indique un herbolario capacitado, no se recomienda usarlos de esta manera. Como son tan fuertes, pueden ser dañinos. Incluso con solo unas gotas de aceite esencial, estás tomando una gran cantidad de material vegetal sin darte cuenta. Incluso pueden quemar el revestimiento de la mucosa de la boca.

Algunas recetas de alimentos requieren aceite esencial como el de naranja, pero siempre verifique la dosificación y siga las instrucciones al pie de la letra. Hay que tener cuidado al usar aceites esenciales en niños, personas con sistemas inmunológicos debilitados, mujeres embarazadas y personas mayores.

Algunos aceites esenciales pueden ser dañinos para el hígado y el sistema nervioso cuando se usan en exceso. También se sabe que el aceite de árbol de té y de eucalipto causan convulsiones. También son tóxicos para las mascotas.

usos de los aceites esenciales

Efectos secundarios

El hecho de que algo sea natural no significa que sea seguro. Las plantas y los productos a base de hierbas contienen muchos compuestos bioactivos que pueden dañar la salud, y los aceites esenciales no son diferentes.

Sin embargo, cuando se inhalan o se combinan con un aceite base para usar en la piel, la mayoría de los aceites esenciales se consideran seguros. Nos aseguraremos de considerar a otras personas en el entorno que podrían estar inhalando el aroma, incluidas mujeres embarazadas, niños y mascotas.

Sin embargo, pueden causar algunos efectos secundarios, que incluyen erupciones, ataques de asma, dolores de cabeza y reacciones alérgicas. Aunque el efecto secundario más común es una erupción cutánea, los aceites esenciales pueden causar reacciones más graves y se han asociado con un caso de muerte.

Los aceites que tienen un alto contenido de fenoles, como la canela, pueden causar irritación en la piel y no deben usarse en la piel sin combinarlos con un aceite base. Mientras tanto, los aceites esenciales hechos de frutas cítricas aumentan la reacción de la piel a la luz solar y pueden ocurrir quemaduras.

No se recomienda tragar aceites esenciales, ya que hacerlo podría ser dañino y, en algunas dosis, fatal.

¡Sé el primero en comentar!