El mal tiempo, los climas fríos o la llegada de la primavera incita a que muchas personas quieran ponerse morenos de forma artificial. Las cabinas de rayos UVA son irresistibles tanto para jóvenes como mayores, hombres o mujeres. Son pocos los que entienden por qué nuestra piel se vuelve morena, pero te aseguramos que el uso de estas máquinas no son la mejor manera para ello.

¿Cómo funcionan los solariums?

Ya no es solo lo aburrido que se hace estar metido en la cabina, sin poder hacer nada y dándote vueltas como las hamburguesas. Los solariums o cabinas de rayos UVA tienen unos potentes filtros que bloquean las radiaciones ultravioletas de tipo B (que son las que más afectan a la piel) y solo dejan pasar las de tipo A (causantes del bronceado rápido).

A pesar de que los rayos UVB son peores, los UVA no se quedan atrás. Estos afectan negativamente a las fibras elásticas de tu piel, produciendo envejecimiento a largo plazo y daños con riesgo al cáncer.

Aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel

Aunque no es el único problema que provocan las cabinas, sin duda es el que más preocupa. Las cabinas de rayos aumentan el riesgo de sufrir cáncer, concretamente de melanoma (cáncer de piel más peligroso).
Exponerte a los rayos solares de forma moderada, controlada y bajo precauciones no es peligroso. Sí lo es abusar de esa exposición solar, y usar las cabinas para bronceado es más peligroso aún que tomar el sol con protección.

 

Según un estudio del Centro de Internacional de Investigación del Cáncer, que se publicó en la revista The Lancet Oncology, si se empieza a usar esta forma de bronceado antes de los 30 años, el riesgo de aparición de melanoma aumenta en hasta un 75%, debido a que las radiaciones se acumulan.

cabina de rayos uva

 

Aparición de manchas y envejecimiento de la piel

Como decíamos antes, el cáncer de piel es uno de los muchos problemas que surgen con el uso de los rayos UVA. Estos se encargan de acelerar el envejecimiento de nuestra piel, aumentando las manchas solares y la aparición de arrugas.

Según los expertos, las personas que se someten a las cabinas de bronceado suelen abusar de la exposición solar en los meses de verano.

¿Existe algún beneficio?

Como todos sabréis, el bronceado rápido es lo que ha hecho famosa a esta práctica. Algunos dermatólogos aluden a que en pacientes con patologías como psoriaris graves, pieles atópicas graves o linfomas cutáneaos, sí pueden tener efectos positivos.
Aunque esto debe ser recomendado por un médico y nunca por ti mismo.