Es muy común morderse las uñas cuando estamos en un periodo de ansiedad o nervios, pero hay que tener especial cuidado para no sufrir un problema de salud. No hace mucho que saltó una noticia en la que un joven había estado a punto de perder la vida por este hecho tan inofensivo, aparentemente.

Comerse las uñas y las pielecillas que las rodean puedes desencadenar en una sepsis. En España, esta enfermedad afecta a 50.000 personas cada año, de las cuales un 34% (17.000) mueren. Es un hábito tan común que supera en 13 veces a los fallecidos por accidente de tráfico y a algunos cánceres como el de mama, colon, cáncer o próstata.
No queremos alarmarte demasiado, pero nos gustaría que dejases este tic nervioso antes de que acabes mordiéndote los codos.

morderse las uñas

¿Qué es la sepsis?

Estamos ante una dolencia grave que surge cuando el organismo, como reacción a una infección, lesiona sus propios tejidos. Como poco puede llegar a crear tan solo inflamaciones, pero en casos más graves nos podríamos encontrar con fallos agudos en órganos que no están relacionados íntimamente con el origen de la infección. No es moco de pavo, puede llegar a producirnos un shock o un fallo multiorgánico.

Y pensarás que cómo eso te va a pasar a ti por simplemente morderte las uñas. Pues sí, ocurre por cualquier infección aunque no sea muy significativa. Es una enfermedad que cualquiera puede contraer, pero existen determinados tipos de personas más tendentes a ellos como los bebés menores de 1 año y los mayores de 65 años.

¿Cómo puedes saber si estás sufriendo esta dolencia?

Ay, que te estamos contando que puedes tener un problema de salud por morderte las uñas, pero no te hemos dicho cómo puedes saber si lo tienes actualmente.

Realmente, no existen unos síntomas universales de sepsis. Algunos dicen que pueden darles fiebre, otros se notan con sensación de sobrecarga, a otros les falta el aliento o tienen dolor extremo y piel sudorosa… Los expertos dicen que los síntomas tardan un par de días en desarrollarse desde que contraemos la infección. Así que si te acabas de arranchar un pellejito de piel, no temas en que en media hora vayas a estar medio muerto. No seas hipocondríaco.

El antibiótico acaba con ella

Si estamos ante una infección leve, que no nos está generando demasiados problemas, es muy posible que tu médico te recete un antibiótico que mejore la infección. Ten en cuenta que la sepsis se determina con un análisis de sangre para contar el número de glóbulos blancos y buscar daños orgánicos.

¿En serio te merece la pena morderte las uñas? Si quieres vencer a este hábito nervioso, píntatelas o siéntate encima de ellas. No solo evitarás la sepsis, sino que también reducirás cualquier infección vía oral por tener las manos sucias.