Son muchos los años que las mujeres han utilizado compresas y tampones durante el periodo menstrual; ahora con la aparición de la copa menstrual, las dudas relacionadas con el deporte y la higiene íntima no paran de surgir. ¿Es mejor usar la copa? ¿Se desbordará cuando me muevo? Sin duda, una de las mayores preocupaciones cuando tenemos la regla es mancharnos la ropa o que se nos nueva la compresa. Según dicen, con la copa menstrual no tendrás que preocuparte por nada.

¿Cómo se usa la copa menstrual?

Una vez que te adentras en el mundo de las copas menstruales, descubrirás que existen una amplia variedad. Ten en cuenta que aunque su precio sea mucho más elevado que una caja de tampones, la duración es de hasta 10 años.
Elígela correctamente dependiendo de la distancia que existe hasta el cuello del útero. Algunas marcas te recomiendan una talla u otra, dependiendo de la cantidad de flujo, si has tenido hijos o la edad que tienes.

En este vídeo te explican perfectamente cómo ponértela. Deberás hervirla al empezar y finalizar tus días menstruales; y durante los días de la regla, con lavarla será suficiente. Su duración es de hasta 12 horas, por lo que podrás dormir tranquilamente sin la angustia de cambiarte cada 8 horas.

¿Por qué es mejor que los tampones o compresas?

El factor que más te pueda interesar de primeras es el económico. Se acabó estar gastando más de 3€ en paquetes de compresas o tampones cada mes. La copa es una inversión a largo plazo, pagarás unos 20-30€ de una vez y no tendrás que volver a gastar más dinero en diez años. En cambio, en 10 meses estarás gastando ese mismo dinero usando los métodos antes nombrados. ¿No merece la pena?

A diferencia de otros métodos, la copa acumula la sangre y no la absorbe. Muchos fabricantes se empeñan en poner perfume a las compresas para contrarrestar el mal olor, el problema es que ese perfume está en contacto con tu zona íntima y puede alterar su flora. Asimismo, los tampones pueden producir un shock tóxico por seguir absorbiendo, aun cuando no hay nada que absorber. Con la copa esto no sucede, ya que está compuesta de silicona médica para evitar cualquier tipo de alergia.

Además, es una opción ecológica y estarás ayudando al medio ambiente gracias a la disminución de fabricación de tampones y compresas.

¿Puedo usarla cuando hago deporte?

Se acabó eso de tener que ponerte compresa y tampón para evitar fugas. Dependiendo de la marca, encontrarás copas menstruales especial para deportistas. Tiene mucho que ver la fuerza que tengas en la pelvis, pero las copas las puedes usar hasta en natación, spinning, yoga, boxeo… Cualquier deporte de alta intensidad es compatible con la copa, ¡y ni la notarás!