Diatermia, todo sobre esta técnica de fisioterapia

Es probable que nuestro fisioterapeuta nos haya recomendado varias sesiones de diatermia y no sepamos ni qué es. Suena a enfermedad rara, pero no van por ahí los tiros. Se trata de un tratamiento que emplea corrientes de alta frecuencia y que nos ayuda a relajarnos, a mejorar la salud del músculo dañado, la circulación y el sistema nerviosos. A lo largo de este texto entenderemos todo lo bueno que nos va a traer esas sesiones de diatermia, así como sus usos y aplicaciones y las posibles contraindicaciones.

Dentro de las diversas técnicas de electroterapia avanzadas que existen en la actualidad, está la diatermia, que es un tratamiento indoloro que ha sido demostrado su eficacia en múltiples lesiones, e incluso con fines estéticos. Hoy aprenderemos todo sobre este tratamiento tan profundo y eficaz que poco a poco va ganado la relevancia que se merece, aunque no es apto para todos, tal y como veremos en los inconvenientes.

Según los expertos y los pacientes, es un tratamiento cómodo, indoloro y más o menos rápido, ya que depende de la gravedad de la lesión. Lo malo es que no todos podemos acceder a este tipo de tratamientos. Al final del texto indicaremos las contraindicaciones de esta terapia de calor con corrientes de alta intensidad.

¿Qué es y para qué sirve?

La diatermia lleva a sus espaldas una experiencia de más de 30 años, solo que ahora los mecanismos están más modernos y se entienden mejor sus usos y el objetivo de cada tratamiento. En pocas palabras, se trata de una terapia con electrodos basada en la producción de ondas de alta frecuencia que aumentan la temperatura de la zona lesionada con el fin de relajarla, mejorar la circulación, activar el sistema nervioso, rehidratar, etc.

Esta terapia se usa para lesiones como esguinces de tobillo, rotura de fibras, tendinopatías, contracturas, y similares que veremos más adelante. El objetivo de esta terapia tan particular es ayudar a acelerar la recuperación de las lesiones, ya que favorece el metabolismo y la absorción del edema.

Existen 2 tipos de modalidades de diatermia que se pueden aplicar en casi todo el cuerpo, dependerá del tipo de lesión y la zona:

  • Capacitiva: se aplica para los tejidos más superficiales, y suele usarse en recuperaciones musculares.
  • Resistiva: es más penetrante y ayuda a recuperar huesos y ligamentos.

Lesión en la muñeca

Usos y aplicaciones

Las sesiones de diatermia suelen durar entre 15 y 30 minutos, dependiendo la zona, la lesión y lo que indique el especialista. Ya hemos adelantado algunos de los usos de esta electroterapia, y es que tiene multitud de aplicaciones en lesiones y daños cotidianos que van desde esguinces de tobillo, hernias discales, contracturas, artrosis, edemas, lumbalgias, contusiones, prótesis, úlceras diabéticas, contracturas, roturas parciales, distensiones, tendinitis, acné, estrías, bronquitis asmática alérgica, vértigo, sinusitis, dolor pélvico cónico, hemorroides, fibromialgia, roturas de huesos, luxaciones, artrosis y artritis, etc.

Como vemos, no solo se usa a nivel de salud física, como un esguince, un hueso roto, distensión o contracturas, sino que también tiene aplicaciones estéticas que pueden ayudar a muchos pacientes a deshacerse de cicatrices, acné, eliminar arrugas, reducir la flacidez del cuello, reafirmar piel en brazos, abdomen y piernas, elevar los pechos y los glúteos, etc.

Son infinitos los usos y aplicaciones de este sistema de termoterapia y es que eso es gracias a sus principales beneficios que son favorecer la hidratación interna, la microcirculación de la zona, relajar la musculatura, promover el drenaje linfático, mejora la regeneración celular, activa el metabolismo interno, estimula la creación de colágeno y la elastina.

De las aplicaciones más comunes en centros de estética suele ser reafirmar el óvalo facial para ir eliminado la grasa y la flacidez del cuello. También la eliminación de arrugas y líneas de expresión pronunciadas, pero los expertos coinciden en que los tratamientos son más eficaces antes de que esas marcas y arrugas sean profundas y visibles.

Difuminar manchas y cicatrices, sobre todo de cesárea, suele ser otra de las aplicaciones más solicitadas para este tratamiento de calor focalizado. Eliminar las bolsas de los ojos suele ser de las acciones más solicitadas en centros de medicina estética, y también en tratamientos contra la calvicie.

Suelen ser muchas sesiones, pero hay casos que obtienen mejores resultados que otros, aunque las mejores aplicaciones son para evitar la flacidez, quitar la grasa y acelerar la recuperación de lesiones como las que hemos comentado más arriba.

Contraindicaciones

La diatermia es un tratamiento indoloro y es apto para hombres y mujeres, pero esto tiene una letra pequeña, ya que no cualquier hombre ni cualquier mujer puede someterse a un tratamiento con termoterapia. Existen ciertos riesgos cuando nos sometemos a altas frecuencias, sobre todo si formamos parte de ciertos grupos de población.

Por ejemplo, las embarazadas lo tienen prohibido, sin importar en la fase del embarazo en la que se encuentren, no deben someterse a este tratamiento con electrodos. Y si un fisioterapeuta nos anima a hacerlo, será mejor que cambiemos de profesional.

Tampoco se recomienda para personas que cuentan con un marcapasos, ya que podrían surgir ciertas complicaciones y poner la vida del paciente en riesgo. Tampoco aquellas personas que tomen medicamentos anticoagulantes o sean hemofílicos. Aparte de quienes tengan hipersensibilidad térmica o pacientes con arteriopatía periférica.

Aquellas personas que sufran tumores tampoco deberían exponerse a este tipo de técnicas de fisioterapia por muy eficaces que sean, por mucho que nos lo ofrezcan osean muy grandes nuestras ganas de probarlo, si tenemos algún tipo de tumor, esta opción se descarta de inmediato, ya que no sirve en el tratamiento contra el cáncer.

Si en el momento en el que nos vamos a someter a una sesión de diatermia estamos atravesando un proceso infeccioso, hay que comunicarlo al profesional y posponer la cita para más adelante. Pero más adelante significa cuando nos hayamos curado al 100%.

Esta terapia tampoco se recomienda en bebés ni niños pequeños, por lo que habrá que buscar otras alternativas para acelerar la curación de sus lesiones, o paliar los dolores de su enfermedad, como podría ser bronquitis asmática alérgica.

¡Sé el primero en comentar!