¿Por qué aparece la dermatitis atópica?

Muchas personas padecen problemas en la piel, aunque su determinación suele pasar desapercibida. La dermatitis atópica es una afección crónica de la dermis caracterizada por piel seca y con picazón.

Esta enfermedad también suele denominarse como eccema, una palabra que se refiere a un grupo más amplio de afecciones de la piel. «Dermatitis», en cambio, se refiere a una condición de la piel y «atópica» se refiere a enfermedades causadas por reacciones alérgicas. Como enfermedad atópica (afecta a la piel), también está en el mismo grupo que la alergia al polen y el asma. Además, la dermatitis atópica no es contagiosa.

¿Qué tipos existen?

Todos los tipos de eccema causan picazón y enrojecimiento, pero la dermatitis atópica es el tipo de más grave y crónico. Otros tipos usuales pueden ser:

  • Eccema de manos
  • Dermatitis de contacto, que ocurre solo cuando la piel entra en contacto con ciertas sustancias.
  • Eccema dishidrótico, una forma de eccema con ampollas que se encuentra solo en los dedos, las palmas y las plantas de los pies

Los médicos e investigadores están trabajando para comprender mejor cómo funciona el eccema y por qué afecta a tanta gente. Actualmente no existe una cura conocida para esta enfermedad común, tan solo se pueden aplicar remedios para tratarlo o prevenirlo.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

El síntoma principal es la piel seca y con picazón que suele convertirse en una erupción roja. Durante un brote, esta afección se convierte en una erupción roja con picazón. Muchos factores físicos e internos pueden desencadenar un brote de eccema. La inflamación que aparece provoca un aumento del flujo sanguíneo y la necesidad de picar.

Los síntomas de la dermatitis atópica incluyen piel seca y con picazón que generalmente aparece en la cara, en el interior de los codos o detrás de las rodillas. Sin embargo, también puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. La piel puede estar escamosa, rugosa y curtida o rota, dependiendo de la parte del cuerpo afectada.

Las personas con dermatitis atópica son más propensas a las infecciones de la piel y al herpes. Cuando aparece en los párpados y alrededor de los ojos, puede provocar cataratas, oscurecimiento de la piel y un pliegue adicional de piel debajo del ojo.

Los brotes de eccema son parte del agonizante ciclo de picazón y rascado. Es difícil luchar contra los componentes físicos y psicológicos que impulsan el ciclo de picazón y rascado. Rascarse produce placer en ese momento, pero puede provocar más inflamación e incluso infecciones de la piel. La picazón extrema de la piel hace que la persona se rasque, lo que a su vez empeora la picazón. La picazón es un problema particularmente durante el sueño, cuando el control consciente del rascado disminuye y la ausencia de otros estímulos externos hace que la picazón sea más notoria.

En cuanto a los síntomas, pueden ser diferentes dependiendo de la edad de cada persona. Por ejemplo, en el caso de los bebés puede aparecer piel seca, con picazón y escamosa. También se observa una erupción en el cuero cabelludo o las mejillas, e incluso una erupción que puede burbujear y supurar un líquido transparente. Los bebés con estos síntomas pueden tener problemas para dormir por culpa del picor en la piel. Además, pueden desarrollar infecciones de la piel al rascarse.

En el caso de los niños, los síntomas más habituales pueden incluir una erupción en los pliegues de los codos, las rodillas o ambos, parches escamosos de piel en el lugar de la erupción, manchas en la piel aclaradas u oscurecidas, piel gruesa y extremadamente seca, erupciones en el cuello y la cara, sobre todo alrededor de los ojos. En cambio, los adultos que tuvieron dermatitis atópica cuando eran niños pueden tener la piel descolorida que se irrite fácilmente.

mujer con dermatitis atopica en el cuello

Causas más frecuentes del eccema atópico

Por lo general, comienza en la infancia y se vuelve más leve o desaparece en la edad adulta. La dermatitis atópica es parte de lo que los médicos llaman tríada atópica. «Tríada» significa tres. Las otras dos enfermedades de la tríada son el asma y la alergia. Muchas personas con dermatitis atópica sufren las tres afecciones.

Se desconoce la causa exacta, aunque no debemos temer su contagio porque es imposible. La comprensión básica del eccema atópico es que la inflamación es el resultado de la presencia de demasiadas células inflamatorias en la piel. También hay evidencia de que las personas tienen una barrera cutánea comprometida en comparación con la piel normal. Debido a la barrera cutánea alterada, las personas con este problema de dermis tienen la piel más seca. La piel es más propensa a la pérdida de agua y a la entrada de irritantes. Todo esto conduce al desarrollo de erupciones rojas que pican.

Deberías saber qué es lo que desencadena tus brotes de dermatitis, pero los factores ambientales y de estilo de vida comunes que suelen influir son:

  • Duchas o baños largos y calientes
  • Rascarse
  • Sudor
  • Calor
  • Clima frío y seco
  • Jabones, detergentes y limpiadores
  • Lana y tejidos sintéticos
  • Irritantes físicos (suciedad, arena, humo)
  • Alérgenos (polen, caspa, polvo)
  • Ejercicio agotador
  • Estrés

La dermatitis atópica puede aparecer, o aumentar, cuando una persona se expone a algo en su entorno. Los desencadenantes conocidos de la dermatitis atópica incluyen la exposición a alérgenos como el polen, la caspa de las mascotas, estrés, piel seca e infección. Los irritantes de la piel como algunas telas, jabones y limpiadores domésticos también pueden desencadenar un brote de dermatitis atópica. Así que es importante reconocer cuál es el foco de los brotes.

dermatitis atopica en las manos

¿Cómo se trata la dermatitis atópica?

Como decíamos anteriormente, no existe una cura conocida para la dermatitis atópica o eccema. Encontrar el tratamiento adecuado es importante para ayudar a reducir la picazón y el malestar. Calmar la piel reduce el estrés y ayuda a prevenir el rascado excesivo que conduce a infecciones de la piel.

Las opciones de tratamiento más conocidas van desde el cuidado de la piel, medicamentos recetados y cambios en el estilo de vida. La mejor medida preventiva es hidratar la piel. Esto mejora la función de la barrera cutánea, por lo que se inflamará con menos frecuencia y proporcionará una mejor barrera contra los alérgenos e irritantes. Bañarse e hidratarse todos los días es la forma más sencilla de hidratar la piel. Es importante aplicar una crema hidratante a los pocos minutos de bañarte para que absorba los nutrientes necesarios.

Los tratamientos complementarios y alternativos para la dermatitis atópica que se ha demostrado que funcionan incluyen la biorretroalimentación, la meditación y la hipnosis. Existe evidencia de que las hierbas chinas y ciertos suplementos, como los probióticos, pueden aliviar los síntomas de la dermatitis atópica.

Si nada de esto mejora la situación, es importante acudir a un dermatólogo para que valore tu caso. Un médico puede ayudar a crear un plan de tratamiento eficaz y ayudarte a comprender los factores desencadenantes. Acude de urgencias a un médico si observas signos de una infección bacteriana de la piel, como dolor, hinchazón, sensibilidad o calor alrededor del sarpullido, rayas rojas que se extienden desde la erupción, secreción de la piel o fiebre.