Estamos en plena temporada de invierno y son muchos los que optan por pasar unos días haciendo deporte en la nieve. Escaparnos para esquíar, hacer snowborad o simplemente tirarnos en trineo, es de los mejores momentos del año. El problema está en la “graciosa” quemadura solar que suele salir en los pómulos y en la nariz, ¿sabes cómo cuidar tu piel frente a la nieve?

Estar expuestos en lo alto de una montaña favorece a que los rayos solares sean más directos. Si a esto le sumamos el factor reflejo que proporciona la nieve, estaremos duplicando esos rayos tan perjudiciales para nosotros. Toma buena nota de estos consejos si quieres disfrutar de practicar deporte en la nieve.

Usa protección solar

Aunque la crema solar te parezca algo propio del verano y la playa, acuérdate de que cuanto más alto estés, mayor radiación estarás soportando. La nieve llega a reflejar hasta un 80% de los rayos, frente al 25% de la arena blanca de la playa. ¡Imagina si es importante la protección!

Aplica factor solar 50 y cubre bien el rostro, el cuello y las zonas que no estén cubiertas por ropa. Al igual que en verano, aplícalo media hora antes para que absorba bien y repite el proceso cada 2 horas.

Protege tu vista

Como hemos comentado antes, la nieve es un perfecto espejo que refleja fuertemente los rayos del sol. Usa gafas de sol polarizadas y que filtren los rayos solares, aunque pienses que vas a estar poco tiempo al aire libre. Es mejor prevenir para que no afecte a la córnea de tus ojos.

Huye de ciertas horas

En verano somos más conscientes de que de 12 a 16 es recomendable no estar bajo el sol, pero en la nieve se nos olvida al hacer una temperatura más fría. Los expertos recomiendan evitar la exposición entre las 11 y las 15. Si vas a estar al sol, recurre a los consejos anteriores y apuesta por gorros o gorras.

Termina el día con Aftersun

Es muy probable que no te des cuenta de que te has quemado, pero te recomendamos usar aftersun al terminar tu jornada de nieve. Si notas la piel excesivamente tirante, aplícalo varias veces al día. Es importante también que te mantengas bien hidratado para ayudar a humedecer la dermis.

Lleva ropa adecuada

Olvídate de ir en chándal o en vaqueros. Al llegar allí te vas a dar cuenta del frío que hace y de la humedad que absorbe cualquier prenda, cuanto más si es de algodón. Lo ideal es llevar ropa especial o alquilarla allí mismo. No es necesario que vayas a esquiar, aunque vayas para posturear en Instagram, usa prendas que favorezcan el mantenimiento de la temperatura corporal.