Mejora las hemorroides con estos baños de asiento

baños de asiento beneficios Si alguna vez hemos notado nuestras partes íntimas irritadas o doloridas, es posible que hayamos escuchado que los baños de asiento podrían ayudar a calmar. Pero, ¿cómo funcionan?

Un baño de asiento consiste en sentarse en agua tibia y poco profunda, que puede aliviar la inflamación en las partes inferiores. Esta práctica puede tener numerosos beneficios en la salud. Hay muy poco riesgo, pero es importante asegurarnos de que la tina o el baño de plástico estén limpios y que el agua no esté demasiado caliente. Le preguntaremos a un médico cuándo podemos comenzar a tomar baños de asiento después de dar a luz o de pasar por una cirugía.

¿Qué es?

Un baño de asiento es un baño tibio y poco profundo en el que las personas se sientan para limpiar el perineo, que es el espacio entre el recto y la vulva o escroto.

Sumergir el trasero en un baño de asiento puede ayudar a aliviar el dolor, la picazón o los espasmos musculares de las áreas afectadas. Normalmente es un remedio natural recomendado para las hemorroides. Aunque se pueden agregar ciertos ingredientes curativos a este baño, no es una terapia curativa, sino que está destinado a calmar el área irritada y aportar alivio. Esto significa que los simples baños pueden relajar el esfínter anal, mejorar el flujo sanguíneo y ayudar en la limpieza de heridas.

Como sumergirse en agua tibia puede aliviar la inflamación y la irritación agudas, los baños de asiento se usan para una variedad de problemas perianales y genitales. Algunos de estos incluyen:

  • Hemorroides (venas hinchadas en el ano y el recto)
  • Fisuras anales (un pequeño desgarro en el tejido que recubre el ano)
  • Recuperación posparto de una episiotomía (una incisión quirúrgica realizada para ensanchar la abertura vaginal durante el parto)
  • Otras formas de recuperación postoperatoria (por ejemplo, después de una cirugía para extirpar hemorroides)
  • Vulvodinia (dolor persistente o malestar alrededor de la abertura vaginal )

Además, los baños de asiento también pueden usarse para mantener el área perineal limpia e higiénica si no podemos bañarnos o ducharnos habitualmente. Tanto niños como adultos pueden usar baños de asiento. Los padres siempre deben supervisar a sus hijos durante esta práctica.

como hacer baños de asiento

Cómo tomar un baño de asiento

Hay dos formas de realizar en un baño de asiento. La elección dependerá de nuestras preferencias y las posibilidades de nuestro cuatro de baño.

Nos tomaremos tiempo para encontrar la posición más cómoda. Si estamos usando un baño de asiento portátil, nos bajaremos suavemente sobre el asiento. La parte del lavabo del asiento tiene un corte para permitir que el exceso de agua fluya y evitar el desbordamiento.

Cuando usemos el bidé o la bañera de casa, bajaremos como lo haríamos en un baño común, pero doblaremos las rodillas cuando nos sentemos para quitar algo de la presión del perineo. Podemos apoyar los pies en el borde de la bañera para sentirnos más cómodos. Ajustaremos la temperatura del agua a nuestro gusto y luego nos sentaremos y nos relajaremos.

Baño de asiento casero

Si estamos preparando un baño de asiento en nuestra bañera o bidé, se recomienda seguir estas sencillas instrucciones:

  1. Llenaremos una bañera limpia con unos 10 cm de agua tibia.
  2. Añadiremos cualquier ingrediente calmante o medicamento sugerido por un médico. Por ejemplo, la sal de Epsom, en la concentración correcta, puede ayudar con la curación. Podemos comprarlas ya hechas o mezclar 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 2 cucharaditas de sal en agua tibia.
  3. Nos sentaremos en la tina, sumergiendo completamente la zona afectada bajo el agua.

Baño de asiento comprado

Un baño de asiento fabricado es un recipiente portátil que se coloca en la parte superior del asiento del inodoro. Se pueden comprar online o en farmacias y vienen en kits reutilizables o desechables.

Las instrucciones paso a paso son:

  1. Colocaremos la bandeja de baño de asiento en la taza del inodoro, asegurándonos de que encaje firmemente en su sitio.
  2. Llenaremos el recipiente del baño de asiento con agua tibia y agregaremos cualquier ingrediente calmante o medicado que nos sugiera el médico.
  3. Nos sentaremos en la taza, sumergiendo completamente el área afectada bajo el agua.
  4. Alternativamente, si el kit viene con una bolsa de plástico y un tubo, llenaremos la bolsa con agua tibia.
  5. Dejaremos que el agua tibia fluya de la bolsa sobre las áreas irritadas, al tazón y a través de la ranura en la parte posterior del lavabo, que drena en el inodoro. Una vez que la bolsa esté vacía, es posible que debamos volver a llenarla para continuar con el remojo.

Contraindicaciones

Los baños de asiento son seguros y efectivos. Pero para evitar posibles quemaduras, nos aseguraremos de que el agua no esté muy caliente. Una vez más, el agua tibia es ideal para la curación.

También es importante mantener limpio el baño de asiento. Una taza sucia puede aumentar el riesgo de una posible infección en una herida abierta. Eso significa que, si vamos por la ruta casera, siempre frotaremos y desinfectaremos la bañera antes de remojarla. Si compramos un recipiente reutilizable, consultaremos las pautas del fabricante para obtener instrucciones de limpieza adecuadas.

No obstante, dejaremos de usar baños de asiento y comunicaremos a un médico si el dolor y la picazón persisten, si experimenta sangrado o secreción inusual en el área perianal o si aparecen signos de infección como fiebre, escalofríos y náuseas o vómitos.

Alternativas

Si, por alguna razón, realizar un baño de asiento no nos parece atractivo o nos resulta difícil de hacer, es posible que podamos obtener los mismos beneficios curativos para el trasero y área genital usando un rociador de agua tibia.

Aunque existe una investigación limitada sobre los temas de los baños de asiento y los rociadores de agua tibia, hay un estudio que descubrió algunos beneficios. Los pacientes que se habían sometido recientemente a una cirugía de hemorroides fueron asignados al azar a grupos de baño de asiento o rociado de agua. Aunque ambos grupos experimentaron tasas similares de curación, las personas que recibieron el método de rociado de agua informaron una mayor comodidad y satisfacción con su forma de tratamiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.