Cuando realizamos nuestra rutina diaria de belleza en casa, solemos tratar todo el cuerpo de una forma general. Sin embargo, si nos centramos de forma específica en cada una de las zonas, podemos sacarles mucho más partido. Hoy te contamos cómo lograr un bonito escote de manera sencilla.

Mimar nuestro cuerpo al completo y realizar una rutina de belleza diariamente, es muy importante para la salud y apariencia de nuestra piel. No obstante, debes reconocer que si, además, ofrecemos a nuestros pies, cutis o manos su propio ritual, estos lucirán mejor. Lo mismo ocurre con nuestro escote. Además de los cuidados básicos que solemos realizar, podemos llevar a cabo unas pautas básicas que se centren en esta zona de nuestro cuerpo.

Consejos para cuidar tu escote de forma sencilla

La piel del escote, es muy delicada. Por ello, el paso del tiempo, así como la exposición excesiva al sol, pueden dejar sus evidencias. Para tratar que éste luzca lo más bonito posible, tenemos que prestar atención a algunas consideraciones básicas.

Protección solar

Como ya sabes, la exposición a los rayos del sol puede empeorar la apariencia de tu escote. Por ello, debes tener presente utilizar crema protectora de factor elevado en esta zona. Pero no creas que únicamente debes tenerlo presente cuando vayas a la playa o piscina. En días de verano en los que llevas alguna camisa escotada, aplica producto para evitar manchas, sequedad, quemaduras o signos de envejecimiento.

Hidratación diaria

Además de protegerla del sol, especialmente para evitar la aparición de manchas, la sequedad es otro signo característico perceptible en el escote. Utiliza cremas hidratantes a diario cuando salgas de la ducha. Puedes, incluso, aplicar crema de día por la mañana, y otra específica para la noche.

Exfoliación

Como en el resto del cuerpo, es importante que incluyas el proceso de exfoliación en el escote. Sin embargo, por la sensibilidad de la zona, te recomendamos que emplees un exfoliante suave o el que utilizas para la cara. Éste resulta menos agresivo. Con hacerlo una vez cada semana, o cada dos, será suficiente para que desaparezcan granitos o impurezas.

Ejercicio físico

El ejercicio físico, además de necesario para disponer de una óptima salud, mejora la apariencia de nuestro escote. Unos músculos tonificados y fortalecidos, son evidencia de un cuerpo cuidado, trabajo, bonito, terso y joven. ¿A qué esperas?