¿Qué son en realidad las zanahorias baby?

¿Qué son en realidad las zanahorias baby?

Carol Álvarez

Las zanahorias baby son un alimento muy recurrente para darle un toque divertido a los platos o, incluso, para que los más pequeños encuentren una motivación para comer verduras. Pero, ¿qué son las zanahorias baby? ¿Son la versión bebé de esta hortaliza? ¿Son un alimento similar a los tomates cherry?

Hoy desvelamos que en realidad no son lo que parecen. Aunque el nombre puede llevarnos a creer que esta verdura es una versión menos madura de las zanahorias normales, no lo son. Las zanahorias pequeñas se cultivan para ser un poco más dulces que una zanahoria entera grande. También están peladas y tienen un núcleo ligeramente diferente.

Diferencias con la zanahoria normal

En Estados Unidos están locos con este alimento; tanto que llega a suponer el 70% de las ventas de zanahoria. Es evidente que forma parte de una estrategia de marketing, al igual que los pimientos de colores o el color naranja de las propias zanahorias. Las zanahorias baby no son la versión bebé (o inmadura) de la zanahoria. No existen los huertos con zanahorias mini y perfectamente moldeadas. Es decir, son zanahorias normales a las que les dan esa forma perfecta para lucir impolutas en el supermercado. Podríamos decir que es como moldear arcilla, pero en alimento.

Es un engaño (a no ser que lo sepas) y que ha revolucionado el mercado. Además, te habrás fijado que su precio es más elevado, y habrás llegado a pensar que era normal por lo perfectas y pequeñas que son. Lo que no sabías es que tú también puedes crear tus propias zanahorias baby en casa. Entendemos que creyeras que se trata de una versión en miniatura (como ocurre con otros vegetales), y que no había falta que estuvieran modificados genéticamente; pero hemos sido engañados.

En los años 80, Mike Yurosek era un granjero que vio peligrar su plantación de zanahorias por culpa de una crisis. Para intentar sobrevivir, utilizó las sobras de este vegetal y les dio un mejor aspecto que permitiera una venta masiva Con la ayuda de un cortador industrial de judías, cortó las zanahorias en tiras de 5 centímetros y colocaba esas piezas en un pelador de patatas industrial para crear la zanahoria baby.

Son un snack saludable y perfecto que vuelven locos a los americanos; y, por supuesto, a los fabricantes. Ya que de una zanahoria normal se pueden sacar tres o cuatro babys.

Ahora que ya somos un poco más conscientes de lo que son realmente, cabe destacar que son igual de nutritivas y beneficiosas que las zanahorias que se presentar en su versión más ruda. Y es lógico, ya que son el mismo alimento. El único problema que podemos encontrar es que en el proceso de tallado, la zanahoria se queda más vulnerable frente a los agentes del exterior. Hay que tener en cuenta que se le quita la piel con una peladora industrial, y muchos nutrientes pueden perderse por el camino. La piel es buena y está ahí por alguna causa. Básicamente: para protegernos de bacterias como la salmonella o e.coli.

Aun así, no hay mucho que temer. Todas se someten a un tratamiento que elimina la contaminación y los microbios, además de pasar por un lavado de agua potable que elimine el cloro utilizado para la congelación.

Nutrientes

Las zanahorias baby son una excelente fuente de vitamina A, vitamina K y potasio. Una porción (85 gramos o de cinco zanahorias pequeñas) proporciona:

  • Energía: 30 calorías
  • Grasa: 0,1 gramos
  • Carbohidratos: 7 gramos
    • Fibra: 2,5 gramos
    • Azúcares: 4.1 gramos
  • Proteína: 0,5 gramos
  • Sodio: 66,3 mg

Una sola porción de zanahorias baby tiene 7 gramos de carbohidratos. Esto incluye 2,5 gramos de fibra y 4,1 gramos de azúcar natural. No hay almidón en ellas. Como base de comparación, una porción similar de zanahorias grandes proporciona 9,6 gramos de carbohidratos, 2,8 gramos de fibra y 4,7 gramos de azúcar natural.

El índice glucémico es un sistema de clasificación que estima el impacto de un alimento en el azúcar en la sangre y no tiene un registro específico para las zanahorias baby. Sin embargo, se cree que el IG de las zanahorias normales está entre 32 y 46, lo que lo convierte en un alimento con un índice glucémico bajo. Aunque son un alimento con un IG bajo, las zanahorias se consideran una de las verduras con un índice glucémico más alto porque tienen más azúcar que otras opciones como el brócoli y las judías verdes.

Las zanahorias baby casi no tienen grasa y proporcionan solo 0,1 gramos por porción. Eso hace que estas verduras crujientes sean una gran adición a un plan de alimentación bajo en grasas. Pero, tampoco son una buena fuente de proteína. Una porción tiene solo 0,5 gramos de este macronutriente.

Sin embargo, son una excelente fuente de vitamina A y contienen aproximadamente 5430 microgramos de betacaroteno (un precursor de la vitamina A) por porción. El betacaroteno tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a mejorar la función del sistema inmunológico. También son una buena fuente de vitamina K , ya que unas cinco zanahorias baby proporcionan aproximadamente 8 microgramos de este nutriente. La vitamina K juega un papel en la salud de los huesos y también ayuda a que la sangre se coagule después de un corte.

También cabe destacar que solo hay aproximadamente 30 calorías en una porción. Eso los convierte en un alimento bajo en calorías.

muchas zanahorias baby

Beneficios

Las zanahorias pequeñas brindan beneficios para la salud similares a los de las zanahorias normales.

Protege contra la pérdida de visión

La vitamina A de las zanahorias baby proporciona carotenoides con funciones antioxidantes (incluido el betacaroteno). Estos compuestos se acumulan en la retina y son particularmente útiles para prevenir la pérdida de la visión que puede ocurrir a medida que envejecemos.

Los estudios a largo plazo han demostrado que el consumo de zanahorias y otros alimentos que contienen betacaroteno, luteína y zeaxantina pueden ayudar a proteger la vista y reducir el riesgo de degeneración macular avanzada relacionada con la edad.

Mejora la salud del corazón

Las zanahorias pequeñas contienen varios fitoquímicos con efectos antioxidantes y antiinflamatorios que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Los estudios han demostrado que los polifenoles de las zanahorias pueden aumentar la secreción de bilis, lo que disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos.

Las zanahorias pequeñas también proporcionan fibra dietética que puede ayudar a reducir el colesterol sérico y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Reduce el riesgo de cáncer

Mientras que las zanahorias normales están en muchos colores, cada una proporciona diferentes antioxidantes, las zanahorias pequeñas solo vienen en naranja. Es el betacaroteno en las zanahorias anaranjadas lo que puede proteger contra ciertos tipos de cáncer.

Por ejemplo, una revisión de investigación mostró que una mayor ingesta de zanahorias se asoció con un menor riesgo de cáncer gástrico y de próstata.

Preserva la salud dental

Comer zanahorias crujientes puede ayudarnos a mantener dientes fuertes y saludables. Un estudio evaluó la tasa de pérdida de dientes en una población japonesa de edad avanzada. Los investigadores encontraron que una mayor ingesta de beta caroteno protegía contra los problemas dentales. Este estudio sugirió además que un patrón dietético rico en zanahorias, calabaza y verduras de hoja verde es beneficioso para la retención de los dientes, independientemente de las prácticas de cuidado dental de una persona.

El bajo contenido de azúcar de las zanahorias, junto con sus vitaminas beneficiosas, puede mejorar la salud de las encías y proporcionar efectos protectores.

Previene el deterioro cognitivo

El mismo estudio que señala los beneficios orales de las zanahorias también encontró que una dieta que incluye zanahorias puede proporcionar beneficios cognitivos.

Específicamente, una mayor ingesta de verduras cocidas o crudas (incluidas las zanahorias) se asoció con un menor riesgo de demencia.

¿Cómo se come?

Las zanahorias baby generalmente se comen crudas. Podemos comerlas solas o elegir un dip nutritivo para realzar aún más su sabor. El hummus es un excelente aderezo para las zanahorias o un aderezo de lentejas con limón y hierbas.

Las zanahorias pequeñas también se pueden cocinar en una variedad de platos. Si las usamos cocidas, son un ingrediente popular en sopas y guisos, por ejemplo. Asarlas es otra opción que ayuda a resaltar su dulzura natural. También podemos decidir agregar zanahorias recién ralladas a las ensaladas para aumentar los beneficios para la salud.

Incluso con una batidora, podemos hacer jugo de zanahoria o batidos. Las zanahorias también se pueden cortar en rodajas finas y marinar como guarnición o cobertura.

¡Sé el primero en comentar!