Descubre las interesantes propiedades de la patata morada

La patata morada no es una variedad muy común en España, y es por eso que quizá no conocieras su existencia. Al igual que sucede con la zanahoria morada, este tipo de patata destaca por su piel casi negra y un interior morado. En algunos lugares se la conoce como patata vitelotte y, al igual que el resto de tubérculos, tiene su origen en América Latina.

Puede resultar difícil de encontrar en los supermercados y su precio tiende a ser superior al de las patatas clásicas. Pero si tienes la oportunidad, no dudes en probarla y aprovecharte de todos sus beneficios.

Valor nutricional de la patata vitelotte

Este tubérculo suele tener una mala reputación debido a su alto contenido de almidón, pero contienen muchos otros nutrientes importantes y pueden ser un aporte muy saludable en tu dieta. Las patatas moradas tienen un contenido de nutrientes similar al de otras variedades de la familia Solanum tuberosum, aunque su contenido mineral puede variar según el suelo en el que se cultivaron.

Existe la idea errónea de que todos los nutrientes de este alimento se encuentran en su piel. Pero lo cierto es que más de la mitad de sus nutrientes se encuentran en la carne del tubérculo. En una porción de 100 gramos de patata cocida con piel aporta:

  • Calorías: 87
  • Proteína: 2 gramos
  • Carbohidratos: 20 gramos
  • Fibra: 3,3 gramos
  • Grasa: menos de 1 gramo
  • Manganeso: 6% del valor diario (VD)
  • Cobre: 21% de la VD
  • Hierro: 2% de la VD
  • Potasio: 8% de la VD
  • Vitamina B6: 18% de la VD
  • Vitamina C: 14% de la VD

Curiosamente, estas tienen más potasio que los plátanos, por lo que no deberían ser tan temidas en cualquier tipo de alimentación; y menos aún si eres deportista. Además, una porción proporciona 3 gramos de fibra, tanto de la pulpa como de la piel, y son naturalmente bajas en sodio. También dependerá de cómo se realice el método de cocinado para mantener bajas las calorías. Si nos decantamos por hornearlas o hacerlas al vapor, conseguiremos que sea un alimento saciante y con poco aporte calórico. En cambio, si las freímos, estaremos aumentando las calorías y no darán tanta sensación de satisfacción.

patata morada en una table

¿Qué beneficios aporta la patata morada?

La patata morada destaca por su elevado contenido en fibra y almidón en comparación con otros tubérculos; así como de potasio. Además, su color morado viene dado por la presencia de antiocianinas, que es una especie de colorante natural, con alto poder antioxidante y responsable de numerosos beneficios para la salud. Incluso, esta sustancia posee un interesante poder antioxidante.

Es un alimento perfecto para deportistas

Los hidratos de carbono de asimilación lenta y ricos en fibra son perfectos para las personas deportistas. Las patatas moradas son recomendables para mejorar el tránsito intestinal, además de convertirse en una gran alternativa a los cereales o la pasta. Además de lo interesante que es tener variedad de alimentos, nos aseguramos tener un toque original en nuestros platos.

Otra razón por la que la fibra insoluble es tan beneficiosa es que puede proporcionar un efecto de liberación prolongada que ayuda a los atletas de resistencia a mantener altos niveles de energía durante largos períodos de tiempo. De hecho, no es raro encontrar patatas en un puesto de avituallamiento durante una carrera de larga distancia.

Además, están cargados de electrolitos como el potasio. La patata vitelotte contiene 341 miligramos de potasio por porción de media taza, que es el 10 por ciento del valor diario recomendado.

Poder anti inflamatorio

Su alto contenido en antioxidantes y fitonutrientes hace que sea un buen alimento para combatir a los radicales libres, mejorar el sistema inmunológico, retrasando el envejecimiento celular y frenando cualquier tipo de inflamación. Al igual que otras frutas y verduras de colores, el color brillante de las patatas moradas es una señal reveladora de que tienen un alto contenido de antioxidantes. De hecho, tienen de dos a tres veces más actividad antioxidante que las patatas blancas o amarillas.

Los antioxidantes son compuestos vegetales que pueden proteger tus células de los efectos dañinos del estrés oxidativo. Este tipo son especialmente ricas en antioxidantes polifenoles, llamados antocianinas. Son el mismo tipo de antioxidante que se encuentra en los arándanos y las moras. Una mayor ingesta de antocianinas está relacionada con varios beneficios, que incluyen niveles más saludables de colesterol, mejor visión y salud ocular, y un riesgo reducido de enfermedad cardíaca, ciertos cánceres y diabetes.

Regula la presión arterial

Otro beneficio que influye de forma positiva en los deportistas es el control de la tensión arterial. La patata morada contiene ácido clorogénico, que es un compuesto presente en algunas plantas y que actúa de manera positiva sobre la circulación sanguínea. Comer patatas moradas puede promover la salud de los vasos sanguíneos y la presión arterial. Esto puede deberse en parte a su mayor contenido de potasio, ya que este nutriente ayuda a reducir la presión arterial, pero su contenido de antioxidantes probablemente también influya.

Además, algunos estudios sugieren que, en comparación con comer las patatas clásicas, la versión morada puede reducir la rigidez arterial. Tener arterias rígidas aumenta el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, ya que los vasos no pueden dilatarse tan fácilmente en respuesta a cambios en la presión arterial.

De hecho, los compuestos polifenólicos de las papas moradas y muchos otros alimentos reducen la presión arterial de forma similar a la de algunos tipos de medicamentos para bajar la presión arterial conocidos como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

patata morada cortada

Evita el riesgo de trombosis

En relación a lo anterior, al mejorar la circulación y la salud de los vasos sanguíneos, es seguro que aumentará nuestra salud cardiovascular. Las investigaciones afirman que el ácido clorogénico es capaz de destruir el inicio de posibles coágulos, por lo que se genera una prevención de trombosis de manera natural. Se ha demostrado que este compuesto químico descompone los coágulos de sangre e inhibe la actividad enzimática de las proteínas y péptidos procoagulantes.

Una investigación, publicada en el Journal of Biochemical and Molecular Toxicology, encontró que el ácido clorogénico retrasó el desarrollo de coágulos de sangre en roedores, lo que lo convierte en un agente potencial para el tratamiento y la prevención de coágulos de sangre.

Poder saciante gracias a la fibra

La mayoría de las personas no cumplen con la recomendación de consumir 14 gramos de fibra por cada 1.000 calorías, pero introducir este alimento habitualmente puede ayudar a llenar el vacío. La fibra dietética ayuda a que te sientas lleno, previene el estreñimiento, estabiliza el azúcar en la sangre y ayuda a mantener niveles saludables de colesterol.

El contenido de fibra de las patatas varía ligeramente según el método de cocción, pero sobre todo dependiendo de si te comes la piel. Por ejemplo, 100 gramos de este tubérculo con la piel cocida en el microondas contiene 3.3 gramos de fibra, mientras que la misma hervida sin la piel tiene 1.8 gramos.

Parte del almidón de las patatas moradas es un tipo de fibra llamada almidón resistente. El almidón resistente resiste la digestión en tu tracto gastrointestinal, pero las bacterias en su intestino grueso lo fermentan. Durante este proceso de fermentación, se producen compuestos conocidos como ácidos grasos de cadena corta. Estos compuestos contribuyen a mejorar la salud intestinal.

¿Existen contraindicaciones en su consumo?

Al ser un alimento natural, no hay riesgos directos en su ingesta. Para la mayoría de las personas, las patatas moradas pueden formar parte de una rica dieta. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son altas en carbohidratos y calorías, lo que puede ser un factor clave a considerar entre personas que luchan por mantener un peso bajo o adelgazar.

Aunque el índice glucémico de las patatas moradas es más bajo que las normales, comer grandes cantidades aún puede afectar los niveles de azúcar en sangre. Por lo tanto, si tienes diabetes, debes mantener un consumo moderado para ayudar a promover el control del azúcar en sangre.

Las patatas vitolette deberían limitarse en dietas bajas en carbohidratos, como cetogénica. Para obtener mejores resultados, controla el tamaño de las porciones y combínalas con una variedad de otras verduras sin almidón como parte de una dieta saludable.