¿Por qué el jengibre debería tomarse a diario?

Con la llegada de alimentos de todas las partes del mundo, el jengibre parece haber encontrado su sitio en nuestra dieta. Son muchas las personas que han pasado de usarlo como un ingrediente puntual en repostería a tomarlo en infusiones. Estamos ante la raíz de una planta con multitud de beneficios para el cuerpo y para la salud.

El jengibre es una raíz que puede ingerirse en diferentes formas. Tiene un sabor muy especial y grandes beneficios para la salud. No es raro que en muchos lugares se le considere una auténtica medicina natural. Sus propiedades lo convierten en un alimento muy aconsejado en diferentes aspectos.

¿De dónde viene el jengibre?

El jengibre es también conocido como kion o quion. Es una planta que pertenece a la familia de los tubérculos y que, gracias a su aroma y efectos positivos, ha sido motivo de estudio durante siglos. Su regusto picante es lo que la convierte en un perfecto condimento en la cocina.

En la actualidad se encuentra en las regiones tropicales de todo el mundo, aunque aseguran que tiene su origen en los países árabes, China y la India. Siempre se la ha reconocido como una planta con propiedades medicinales, llegando a ser un buen anti inflamatorio natural que combate enfermedades digestivas, respiratorias y cardíacas.

El jengibre es en realidad un tallo subterráneo beige, grueso y enredado. La raíz es la parte principal que se utiliza como especia en todo el mundo. Se ha utilizado como medicamento en las tradiciones herbales asiáticas, indias y árabes durante miles de años. Suele ser subterráneo, irregularmente ramificados, engrosados ​​y carnosos y de color marrón claro

Tiene un sabor aromático, picante y picante, por lo que se usa principalmente en medicamentos tradicionales, así como en una amplia gama de alimentos en todo el mundo.

Nutrientes

Normalmente se consume en alimentos y como saborizante en bebidas. Como medicina, el jengibre está disponible en muchas formas, incluidos tés, jarabes, cápsulas y extractos líquidos. Ha sido utilizado con mayor frecuencia por adultos en dosis de 0,5 a 3 gramos por vía oral al día durante un máximo de 12 semanas. No obstante, también está disponible en geles tópicos, ungüentos y aceites esenciales de aromaterapia.

La información nutricional de cinco rebanadas (11 gramos) de jengibre es:

  • Energía: 9 calorías
  • Grasa: 0 gramos
  • Carbohidratos: 2 gramos
    • Fibra: 0,2 gramos
    • Azúcar: 0,2 gramos
  • Proteína: 0,2 gramos
  • Sodio: 1,4 mg
  • Magnesio: 4,7 mg
  • Potasio: 45,6 mg

Hay 2 gramos de carbohidratos en cinco rebanadas de jengibre. También contiene una cantidad insignificante de fibra y azúcar. Se considera un alimento de bajo índice glucémico. Las personas con diabetes y aquellas que necesitan tener en cuenta su nivel de azúcar en la sangre pueden comer jengibre sin preocuparse por el contenido de carbohidratos.

Además, contiene cero gramos de grasa y no contiene una cantidad significativa de proteína. Por lo tanto, nos aseguraremos de incluir otros alimentos ricos en estos nutrientes. Aunque el jengibre no es una fuente importante de muchos micronutrientes, contiene algo de magnesio y potasio.

Por supuesto, 9 calorías por cada cinco rebanadas, no es una fuente importante de calorías. La mayoría de las calorías del jengibre se derivan de los carbohidratos.

jengibre entero

Beneficios

El jengibre es un alimento destacado en muchas recetas por sus beneficios. Durante muchos años, esta raíz ha sido un buen apoyo para la medicina tradicional china, pero sus propiedades aportan ventajas para la salud en general. Además, se puede introducir en la alimentación de diferentes formas: en infusión, rallado en el sofrito, en una sopa, en las famosas galletas o en un batido.

Reduce el dolor

El jengibre contiene unas sustancias llamadas gingeroles que disminuyen la inflamación y desactivan los compuestos que provocan dolor en el cuerpo. Lógicamente, no es un alimento mágico, por lo que si tienes un dolor crónico, acude a un médico para que evalúe tu caso.

A veces se toma como suplemento para la artritis reumatoide y la osteoartritis (dos afecciones dolorosas que causan daño en las articulaciones). Dado que el jengibre es un antiinflamatorio, también puede aliviar el dolor en las articulaciones debido a la inflamación de la artritis.

Un estudio anterior encontró que las personas con osteoartritis de rodilla que tomaron extracto de jengibre tenían menos dolor y usaban menos analgésicos. Pero experimentaron un ligero malestar estomacal debido a la mayor concentración de extracto de jengibre.

Mejora la piel irritada

En invierno, el viento y el aire frío puede hacer que tu piel se seque más de lo habitual. No bastará con echarte crema hidratante, la mejor hidratación es la que se realiza por dentro del organismo. Bebe agua y añade jengibre para que sus propiedades anti inflamatorias ayuden a calmar la piel roja e irritada.

Favorece el antienvejecimiento

Estarás harto de escuchar la palabra “antioxidante” y verla en millones de cremas y fármacos. Algunas investigaciones sugieren que los antioxidantes favorecen a proteger la piel de los radicales libres, los cuales aceleran la descomposición del colágeno y dañan la piel. Este alimento posee una buena cantidad de antioxidantes que pueden ayudar a mantener la producción de colágeno de la piel, promoviendo la elasticidad y la suavidad de la piel.

Disminuye el riesgo de padecer cáncer

No existe ningún alimento que nos proteja al 100% de padecer cáncer, pero sí hay propiedades del jengibre que pueden favorecer a una mejor protección frente a enfermedades graves. Como decíamos antes, tiene un alto contenido en antioxidantes.

Cada vez hay más pruebas de que puede ayudar a prevenir el cáncer además de una terapia complementaria al tratamiento del cáncer. Esto se atribuye al gingerol, un compuesto del jengibre fresco que se sabe que tiene propiedades anticancerígenas.

En un estudio, las personas con un nivel de riesgo normal de cáncer de colon recibieron 2 gramos de jengibre durante 28 días. Al final de los 28 días, los investigadores encontraron que los participantes habían disminuido los niveles de moléculas de señalización proinflamatorias en el colon. Aunque esta investigación es prometedora, es necesario realizar estudios más amplios sobre las capacidades anticancerígenas del jengibre.

Mejora el proceso de digestión

Una taza de té de jengibre podría ayudar a que el estómago se vacíe más “rápido”, evitando que la comida se quede ahí y se realice una digestión muy lenta. Además, es capaz de calmar los dolores de estómago, la hinchazón abdominal y los gases.

La indigestión crónica se caracteriza por dolor y molestias recurrentes en la parte superior del estómago. Se cree que el retraso en el vaciado del estómago es uno de los principales causantes de la indigestión. Curiosamente, se ha demostrado que el jengibre acelera el vaciado del estómago.

Reduce las náuseas

El jengibre se ha usado durante años como un remedio natural para las náuseas, respaldado por la ciencia. Así que las embarazadas, las personas que entrenan demasiado o viajan en barco, podrían beneficiarse significativamente.

Puede ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos en personas que se someten a ciertos tipos de cirugía. El jengibre también puede ayudar con las náuseas relacionadas con la quimioterapia, pero se necesitan estudios más amplios en humanos. Sin embargo, puede ser más efectivo cuando se trata de náuseas relacionadas con el embarazo, como las náuseas matutinas.

Se recomienda que las mujeres embarazadas que están cerca del parto o que han tenido abortos espontáneos eviten el jengibre. También está contraindicado con antecedentes de sangrado vaginal y trastornos de la coagulación.

Mejora el sistema inmunológico

Con la llegada del frío y los resfriados, seguro que en tu entorno hay personas que toman jengibre. Los gingeroles que combaten la inflamación también poseen propiedades antimicrobianas y antifúngicas que ayudan a combatir las infecciones y aumentan la inmunidad.

De hecho, el extracto de jengibre puede inhibir el crecimiento de muchos tipos diferentes de bacterias. Según un estudio de 2008, es muy eficaz contra las bacterias orales relacionadas con la gingivitis y la periodontitis. Ambas son enfermedades inflamatorias de las encías. El jengibre fresco también puede ser efectivo contra el virus respiratorio sincitial, una causa común de infecciones respiratorias.

Alivia los calambres menstruales

Parece que sirve para todo. Si estamos menstruando y tenemos dolores en los ovarios, una alternativa natural a los ibuprofenos es el jengibre. ¿El por qué? Creo que el efecto anti inflamatorio te lo debería de solucionar.

La dismenorrea se refiere al dolor que se siente durante el ciclo menstrual. Uno de los usos tradicionales del jengibre es para aliviar el dolor, incluido el dolor menstrual. Estudios más recientes han concluido que el jengibre es más efectivo que un placebo e igualmente efectivo que medicamentos como el ácido mefenámico y el paracetamol/cafeína/ibuprofeno.

Previene las enfermedades cardiovasculares

Las propiedades beneficiosas de este alimento ayudan a prevenir la formación de coágulos, por lo que se evita en gran medida un ataque al corazón o un derrame cerebral. Antes de tomar jengibre como otra opción más natural, si estás ingiriendo pastillas anticoagulantes es necesario que le preguntes a tu médico.

Reduce el colesterol malo

El jengibre puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL (el conocido como “malo”), por lo que a su vez se reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Un pequeño estudio afirmó esta propiedad, demostrando que los grupos de control que consumían tres gramos de jengibre (tres veces al día) experimentaron una disminución significativa en triglicéridos y colesterol, frente al grupo de placebo.

Los alimentos que comemos pueden tener una fuerte influencia en los niveles de LDL. Aunque la caída de LDL es impresionante, es importante tener en cuenta que los participantes del estudio recibieron dosis muy altas de jengibre.

El extracto de jengibre reduce el colesterol LDL (malo) en un grado similar al del medicamento para reducir el colesterol atorvastatina.

Ayuda a perder peso

El jengibre puede desempeñar un papel en la pérdida de peso. La suplementación con esta planta reduce significativamente el peso corporal, la proporción cintura-cadera y la proporción de cadera en personas con sobrepeso u obesidad..

La evidencia a favor del papel del jengibre para ayudar a prevenir la obesidad es más sólida en los estudios con animales. Las ratas y los ratones que consumieron agua de jengibre o extracto de jengibre experimentaron una disminución constante en su peso corporal, incluso en los casos en los que también habían sido alimentados con dietas ricas en grasas. La capacidad del jengibre para influir en la pérdida de peso puede estar relacionada con ciertos mecanismos, como su potencial para ayudar a aumentar la cantidad de calorías quemadas o reducir la inflamación.

jengibres en una tabla

Usos

Existen diversas maneras de tomar jengibre: fresco, seco o en polvo. Lo más común es tomarlo en infusiones, incluso hay empresas que las comercializan para que no tengas que comprar el jengibre natural. En este caso, se necesita un litro de agua y un trozo de la raíz. Una vez que empieza a hervir el agua, se le añade el jengibre y lo dejamos reposar entre unos 3 y 4 minutos. Para que no tenga un sabor tan «malo», puedes añadir un poco de miel, naranja, limón o manzanilla.

También podrás ver cómo hay cocineros que lo incorporan para aliñar ensaladas, sazonar carnes o tomar algún plato con un toque asiático. Hay quienes usan el zumo o el aceite esencial de jengibre puesto que tiene una mayor concentración de propiedades. Eso sí, no se deben superar las 9 gotas diarias y tienen que estar repartidas en tres tomas.

¿Cómo preparar infusión de jengibre?

Tomando infusión de jengibre nos beneficiamos de sus grandes propiedades antiinflamatorias, digestivas, antioxidantes y analgésicas. Ya hemos visto sus grandes beneficios que la convierten en una auténtica medicina natural capaz de favorecer tu salud en gran medida.

Para preparar tu infusión de jengibre:

  1. Corta un trocito de raíz de jengibre fresco
  2. Ponlo en cazo con agua y déjalo hervir durante 5 minutos
  3. Añade el jugo de medio limón
  4. Ponle una cucharadita de miel cruda

También podemos rayar jengibre fresco y añadirlo directamente al agua hirviendo.

Es muy sencillo y sus beneficios son incalculables. No es de extrañar que la fama de este alimento haya ido aumentando popularmente en los últimos años. Su gran versatilidad también lo convierten en ingrediente fácil de consumir, ya que puede ingerirse de diferentes maneras.

¡Sé el primero en comentar!