Hinojo, una solución para reducir el colesterol

El hinojo es un aderezo típico de la costa mediterránea y la zona meridional de Europa. Muchos se refieren a esta planta herbácea como un superalimento, pero no es del todo certero, y mira que es rico en vitaminas y minerales. Vamos a conocer todo sobre el hinojo en las próximas líneas.

Es probable incluso que no lo hayamos usado nunca, ya que suele ser una hierba típica en platos de recetas tradicionales, pero hoy vamos a explicar todo sobre el hinojo y seguro que vamos al Mercadona a comprar hinojo este fin de semana cuando hagamos la compra semanal.

El hinojo tiene unos valores nutricionales interesantes, aunque solo podemos comer muy pequeñas cantidades, en base a eso valores llegan sus propiedades y beneficios, pero no todo es bueno, ya que tiene una serie de contraindicaciones importantes que debemos conocer para no intoxicarnos.

Valores nutricionales del hinojo

El hinojo tiene multitud de vitaminas y minerales, pero en pequeñas cantidades, de ahí que no sea correcto referirse a él como un superalimento. Esta planta herbácea tiene otros valores nutricionales importantes como son 287 kilocalorías por cada 100 gramos, casi 32 gramos de carbohidratos, 1,1 gramos de proteínas, nada de fibra y 17 gramos de grasas.

Aparte de esos valores nutricionales queremos hacer un repaso por los nutrientes más importantes y son las vitaminas y los minerales. Sin ir más lejos, 100 gramos de hinojo tienen 15 mg de sodio, 37 mg de calcio, 0,5 mg de hierro, 473 mg de potasio y 38 mg de fósforo. Las vitaminas son escasas en variedad y en cantidad, pero aun así es una hierba importante, ya que tiene vitamina A, del grupo B y vitamina C.

Té de hinojo

Cómo agregarlo a la dieta y la cantidad recomendada

Tal y como ya hemos adelantado, el hinojo es una hierba que se usa en algunos guidos, por lo que es complicado agregarlo a la dieta, pero aun así vamos a dar numerosas ideas para que nos sea más fácil completar nuestra alimentación: crema de puerros e hinojo, té de hinojo, ensaladas, aderezo para carnes y pescados como bacalao o salmón, verduras al horno con hinojo, wrap de pollo con guarnición de verduras aderezadas con hinojo, gin tonic, cebolla al horno aderezada con esta hierba, etc.

En cuanto a las cantidades hay que tener muchas cosas en mente. Por ejemplo, si es agregar la hierba en ramitas, no podemos agregar más de 5 gramos. Sin embargo, si es en forma de té, podemos coger hasta 20 gramos separando de 5 en 5 por cada vaso de agua. Hervimos el agua, agregamos la planta, dejamos hervir 3 minutos, colamos la mezcla y endulzamos con miel. Una receta perfecta para acompañar las dietas de pérdida de peso (máximo 3 tazas de té al día).

Beneficios y propiedades del hinojo

Gracias a los valores nutricionales del hinojo nacen sus beneficios y propiedades conocidos en todo el mundo. Vamos a contar los principales y por los que todo el mundo quiere agregar el hinojo a su dieta diaria.

Elimina los gases

Si hemos tenido una mala digestión y nos han entrado gases, esta planta herbácea es nuestra salvación. Eliminar los gases es una de las propiedades más antiguas del hinojo y es que sucede igual que al anís o al comino, que son plantas carminativas. Un poco de hinojo y reduciremos notablemente la hinchazón del estómago y conseguiremos expulsar los gases. Para mayor efectividad, recomendamos quedarnos tranquilos durante un rato.

Además, si comemos esta planta durante la comida estamos favoreciendo el proceso digestivo, reduciendo las malas digestiones, así como eliminando los problemas intestinales, deshaciendo el estreñimiento y facilitando la expulsión.

Ayuda a reducir el colesterol malo

El mercado está lleno de supuestas opciones saludables para reducir el colesterol, pero si leemos la letra pequeña, esos productos están repletos de azúcares y la poca ayuda que suponen también incrementan los problemas de consumir alimentos azucarados y ultraprocesados.

Si buscamos opciones naturales para reducir el colesterol malo, también conocido como LDL, entonces esta planta ha de estar entre las primeras opciones. Esto es gracias al calcio, magnesio, beta-sistosterol y ácido ascórbico, linoleico y oleico. La acción conjunta consigue reducir los niveles de colesterol en sangre, disminuyendo así la aparición de enfermedades del corazón.

Lactancia materna

Favorece la producción de leche materna

Este es otro de los beneficios más antiguos que se le conocen al hinojo y que se han demostrado. Es se debe a las propiedades galactógenas que estimulan la producción de leche. Tanto es así que a día de hoy se usan en multitud de culturas e incluso en países desarrollados.

A pesar de sus buenas referencias, y siendo el embarazo, post parto y lactancia, una época tan compleja, recomendamos consultar la introducción del hinojo en nuestra dieta a un profesional que conozca nuestro caso y que nos aconseje de forma adecuada.

Tratamiento natural contra la tos

No somos muy fans de los remedios naturales, pero este en concreto se ha demostrado que hay a quienes les funciona. Los hinojos tienen propiedades expectorantes y eso es real, es por esto por lo que a veces, cuando no se quiere abusar de la medicina moderna, se echa mano de la tradicional.

Los hinojos son capaces de despejar las vías respiratorias liberando los pulmones y aliviando los catarros y procesos de tos. Se recomiendan dos tazas diarias de té cuando el objetivo es eliminar la tos y hay que prepararlo tal y como hemos indicado en unos apartados anteriores.

Contraindicaciones de comer mucho hinojo

Al poco de empezar este texto ya dejamos caer que los hinojos son algo tóxicos, pero en líneas generales y respetando las cantidades y dosis, es una planta segura sin ningún riesgo. Pudiendo ser administrada a niños y ancianos, siempre previa consulta con un especialista.

Las altas dosis de esta planta herbácea y sus aceites puros, contienen anetol y estragol y son componentes esenciales de los hinojos. Hasta ahí todo bien, pero cuando comemos varios gramos de hinojos en un solo día o bebemos su aceite puro, podemos intoxicarnos, provocar somnolencia, arritmias, convulsiones, etc.

No se recomienda consumir hinojos en altas cantidades ni aceites puros a los pacientes con síndrome de colon irritable, epilepsia, gastritis, Parkinson, etc.

¡Sé el primero en comentar!