¿Qué son las ensaladas de cuarta gama?

Seguramente que no comemos tantas ensaladas como deberíamos, pero es que dentro de las ensaladas hay un mundo por descubrir y no nos referimos solo a la variedad de ingredientes, sino a la calidad de los mismos. Hoy vamos a hablar sobre las ensaladas de cuarta gama.

Todos sabemos que una ensalada es de las comidas más agradecidas del mundo, porque son fáciles de digerir, nutritivas y encima nos permiten experimentar añadiendo decenas de ingredientes en pequeñas cantidades que aportan ese extra que les da la fama a las ensaladas, pero… ¿qué son las ensaladas de cuarta gama?

Las ensaladas son nutritivas, fáciles de preparar y el acompañamiento perfecto para cualquier plato de carne o fritura, ya que ayuda a la digestión de los alimentos pesados aportando ese extra de hidratación para que los alimentos se digieran de forma correcta.

Las ensaladas tienen muchas bondades, pero no todas son iguales. En este tipo de alimentos pasa igual que en otros, por ejemplo, no es lo mismo comprar arroz y prepararlo nosotros que comprarlo congelado o en botes para calentar en el microondas. Se pueden usar cientos de ejemplos, como el tomate frito, la tortilla, el pan, etc.

En base a esto, nos adentramos en las gamas de productos, un mundo fascinante que poca gente conoce y hoy queremos empezar por aquí para explicar qué son las ensaladas de cuarta gama.

Tipos de gamas de productos

Como ya hemos adelantado, no es lo mismo comprar un producto terminado y listo para comer, o calentar y comer, que comprar cada ingrediente por separado. Y hemos visto algunos ejemplos, y entre todos ellos hoy nos centramos en las ensaladas, pero antes vamos a conocer las gamas de alimentos:

  • Primera gama: hace referencia a los alimentos frescos, es decir, alimentos que no han sufrido ningún tipo de procesado industrial, salvo alguna limpieza o envasado mínimo.
  • Segunda gama: Aquí entran los alimentos enlatados, es decir, esos alimentos que pueden permanecer varios meses (o años) sin estropearse en latas, botos de vidrio y similares. Eso es gracias al tratamiento térmico de esterilización en autoclave que se le aplica al alimento y después es envasado herméticamente.
  • Tercera gama: se refiere a los alimentos congelados. Su larga vida útil y su facilidad, los convierte en los productos estrellas en muchos hogares.
  • Cuarta gama: es aquí donde entran los alimentos envasados al vacío o en atmósferas modificadas. Esta técnica se suele combinar con la aplicación de frío para aumentar la vida útil del producto.
  • Quinta gama: a esta gama pertenecen los alimentos con mayor procesado, es decir, aquellos que han sido sometidos a una cocción previa y envasados al vacío o en atmósferas modificadas. En este grupo suelen estar los alimentos precocinados que están listos para abrir y servir.

Un hombre sacando su compra en bolsas de plástico

¿Qué son las ensaladas de cuarta gama?

En base a la información del apartado anterior, vemos que las ensaladas envasadas en atmósferas protegidas entrarían en la cuarta gama.

En definitiva, este tipo de ensaladas, si no se indica lo contrario en el envoltorio, ya viene lavadas, higienizadas y con todos, o casi todos, los ingredientes. Es un plato listo para comer y que no suele necesitar más añadidos, salvo algún aliño básico, salsa o ingrediente extra que queramos ponerle.

Este tipo de ensaladas se deben guardar en la nevera y si el paquete está abierto debemos consumirlo antes de 3 días desde la fecha de abierto. En el caso en el que al abrirlo de nuevo veamos que las hojas tienen como caldo, hay partes ennegrecidas y no tiene olor y sabor a fresco, lo mejor es desechar la ensalada al contenedor de orgánicos y el envoltorio al contenedor de plástico, cartón o según convenga por el tipo de material.

Si consumimos una ensalada en mal estado también podemos contagiarnos de salmonella. Tenemos que cuidar mucho ese tipo de detalles, para no poner en riesgo nuestra salud o la de quienes nos rodean.

Cómo se elaboran

Estas ensaladas y otros productos que pertenecen a la cuarta gama como los embutidos, queso rallado, patatas, etc. vienen en un envase con atmósfera protectora y suelen durar muy poco en la nevera cuando se abre. Esto se debe a que esa atmósfera modificada no contiene oxígeno que es lo que facilita la proliferación de bacterias, microrganismos y el desarrollo de reacciones químicas en esos alimentos.

Al tratarse de productos frescos listos para comer, deben guardarse en una atmósfera modificada y aplicar frío para que dure más tiempo en las mejores condiciones, pero en el momento en el que esta atmósfera cambia, se acelera el proceso de descomposición de los alimentos.

Su elaboración es sencilla, es un producto fresco colocado en condiciones perfectas, lo que le ayuda a mantener ese buen aspecto como recién recolectado y también ese olor y sabor dignos de un producto de buena calidad.

Ensaladas de cuarta gama listas para comer

¿Las ensaladas de cuarta gama son buena opción?

Serlo, lo son. Nos ahorramos tiempo y dinero, ya que una ensalada ya lista para comer, suele traer tomate, maíz, zanahoria rallada, diferentes tipos de hojas de lechuga, aceitunas, etc. Sin embargo, la otra opción son bolsas de ingredientes, que en ese caso nosotros le tenemos que poner todo lo que falta como el tomate, la cebolla, el maíz, frutos secos, huevo, etc. aparte del aliño.

Técnicamente ahorramos tiempo y dinero, ya que esas ensaladas, al menos las bolsas de hojas suelen estar hasta por menos de 1 euro y las ensaladas completas y listas no suelen superar los 4 euros.

Si nos decantamos por productos fresco vamos sumando el precio y la tarea de pelar y cortar cada ingrediente y al final terminamos optando siempre por las preparadas y las bolsas.

La opción más saludable es elegir nosotros cada ingrediente: ecológicos, buena calidad, punto exacto de maduración y después encargarnos de limpiar, cortar y preparar cada ingrediente. Además, así ahorramos plástico al planeta que ya hay de sobra. La teoría es buena, pero en la práctica no siempre se puede, se sabe o se tiene tiempo y ganas.

Además, las ensaladas de cuarta gama suelen ser productos frescos y saludables, aunque con una vida más corta que cada ingrediente por separado.

¡Sé el primero en comentar!