Principales propiedades de la albahaca

Seguramente hayas oído hablar de la albahaca en miles de ocasiones. Es probable que, incluso, sea un habitual en tu cocina. Sin embargo, como ocurre con otras plantas, pasamos por alto todos los beneficios que nos aporta. Si quieres saber más acerca de ella, presta atención al siguiente post y empieza a incluirla en tus platos e infusiones con más consciencia.

La albahaca es un ingrediente que podemos encontrar en numerosos platos de carne, pescado, sopas o en la, popularmente conocida, salsa de pesto. Tanto la hoja, como la especia o tomada en infusión, la albahaca es una planta muy popular en todas las cocinas. Dotan de un peculiar sabor y aroma a nuestros platos y, además, se le han adjudicado multitud de propiedades medicinales.

¿Qué es?

La albahaca (Ocimum basilicum) es una hierba aromática común en la familia de la menta, la misma familia de plantas que otras hierbas y especias beneficiosas y ricas en nutrientes, como la menta, el orégano y el romero.

Todas las plantas de albahaca en su mayor parte crecen como plantas pequeñas que producen grandes hojas verdes, que miden alrededor de dos pulgadas de largo. Su temporada es durante los cálidos meses de verano.

La albahaca es una planta medicinal importante en varios sistemas tradicionales y populares de medicina, como los del sudeste asiático y la India. La sagrada se conoce como tulsi en la India y se ha utilizado en más de 300 tratamientos herbales ayurvédicos diferentes durante miles de años, incluidas tinturas, tés, ungüentos y tónicos.

En realidad hay 35 tipos diferentes de albahaca. La planta viene en una variedad de variedades y tamaños, y en realidad hay algunas diferencias botánicas significativas entre varios tipos. Algunas de las muchas especies incluyen:

  • Albahaca
  • Dulce
  • Italiana o rizada
  • Sagrada
  • Tailandesa
  • Albahaca hoja de lechuga

El sabor y el olor varían según los componentes químicos únicos y la cantidad de aceites esenciales que contiene la variedad. La albahaca para cocinar más común que se usa como hierba fresca en las recetas es la italiana, que tiene un alto contenido de antioxidantes, magnesio y vitaminas.

El aceite también se usa para crear perfumes, productos de limpieza para el hogar y productos para el cuidado dental, ya que uno de los beneficios conocidos es su capacidad para actuar como un agente antibacteriano y antimicrobiano que combate los gérmenes y las bacterias.

La albahaca morada es el tipo más investigado en cuanto a sus propiedades medicinales. Esta variedad es conocida por ser un adaptógeno antiinflamatorio, antibacteriano y poderoso, lo que significa que ayuda al cuerpo a responder al estrés y combatir las enfermedades. También se sabe que la canela y la albahaca limón proporcionan altas cantidades de compuestos protectores, como el ácido cafeico y sus derivados (dímeros, trímeros y tetrámeros), junto con flavonoides, principalmente derivados glucósidos de la quercetina.

Nutrientes

Dos cucharadas (unos cinco gramos) de albahaca fresca picada contienen aproximadamente :

  • Energía: 1.2 calorías
  • Hidratos de carbono: 0,1 gramos
  • Proteína: 0,2 gramos
  • Fibra: 0,1 gramos
  • Vitamina K: 21,8 microgramos
  • Vitamina A: 277 unidades internacionales
  • Manganeso: 0,1 miligramos
  • Vitamina C: 0.9 miligramos de vitamina C

Aparte de las vitaminas y minerales que se encuentran en esta hierba, contiene muchos aceites esenciales volátiles ricos en antioxidantes, que se consideran hidrofóbicos. Esto significa que no se disuelven en agua y son lo suficientemente livianos y pequeños para viajar a través del aire y los poros dentro de la piel.

Los aceites esenciales volátiles de la albahaca son los que le dan a la hierba su olor y sabor distintivos, pero también son responsables de los beneficios curativos de la albahaca.

albahaca beneficios

Beneficios

Existen numerosos efectos positivos al usar albahaca en la alimentación o como remedio casero.

Propiedades antiinflamatorias

La albahaca es conocida por ser uno de los antiinflamatorios naturales por excelencia. Es capaz de tratar inflamaciones externas e internas. Puedes tomarla en infusión, en tus platos o, aplicándola en aceite esencial.

Contiene poderosos aceites esenciales, que incluyen eugenol, citronelol y linalol. Los hallazgos de los estudios indican que estos aceites inhibidores de enzimas ayudan a reducir la inflamación, que es la raíz de la mayoría de las enfermedades, como las enfermedades cardíacas, la artritis reumatoide y las afecciones intestinales inflamatorias.

Afrodisiaco natural

En Italia, la albahaca se ha considerado durante siglos un símbolo de amor. Se cree que el aroma aumenta la libido y la excitación, posiblemente al aumentar el flujo sanguíneo y los niveles de energía, al mismo tiempo que reduce la inflamación.

En la religión hindú y en las prácticas de Ayurveda, el tulsi se considera el «elixir de la vida» y se usa para promover una función sexual saludable y un estado de ánimo optimista.

Propiedades calmantes

Consumir albahaca a diario en momentos de estrés o nervios, te ayudará a sentirte más calmado y relajado. De esta forma, evitarás que los nervios entorpezcan un sueño reparador y un descanso efectivo. Recuerda que el estrés prolongado tiene grandes consecuencias negativas y que el descanso de calidad forma parte de los pilares fundamentales para la buena salud.

Propiedades antibacterianas

Otro de los beneficios del aceite esencial es brindar protección contra el crecimiento bacteriano dañino. En estudios, incluso se ha demostrado que el extracto de albahaca es útil para inhibir las cepas de bacterias resistentes que no responden a los tratamientos con antibióticos.

Cuando los investigadores que participaron en un estudio probaron la actividad antibacteriana del aceite de albahaca contra cepas de E. coli y otras bacterias poderosas que se recolectaron de pacientes enfermos con infecciones, los resultados mostraron que era eficaz para actuar contra las cepas de bacterias y ayudar a inhibir su crecimiento.

Salud digestiva

Si nos sentimos hinchados o las digestiones son pesadas, la albahaca puede ayudar a aliviar los síntomas. También nos beneficia en caso de acumulación de gases, flatulencias, dolores abdominales y otras afecciones digestivas.

Se ha demostrado que esta hierba ayuda a equilibrar el ácido dentro del cuerpo y restaura el nivel de pH adecuado del cuerpo en estudios con animales. Esto puede mejorar la digestión y la inmunidad al ayudar a que las bacterias saludables prosperen dentro de la microflora intestinal, al mismo tiempo que disminuye las bacterias dañinas que pueden causar enfermedades.

Tradicionalmente, la albahaca también se ha utilizado para ayudar a reducir la hinchazón y la retención de líquidos, la pérdida de apetito, los calambres estomacales, el reflujo ácido e incluso para matar gusanos o parásitos estomacales.

Combate la depresión

Los beneficios de la albahaca también se aplican a las personas con trastornos mentales o enfermedades relacionadas con el estado de ánimo, incluidas la depresión y la ansiedad.

Algunos consideran que esta hierba es un antidepresivo, ya que puede tener un impacto positivo en la función cerebral dentro de la corteza suprarrenal, ayudando a estimular los neurotransmisores que regulan las hormonas responsables de hacernos felices y llenos de energía.

Reduce el estrés

Los estudios muestran que la albahaca tiene un gran potencial para actuar como un adaptógeno natural, una medicina a base de hierbas que ayuda al cuerpo a adaptarse al estrés y normalizar los efectos nocivos de los factores estresantes. Por ejemplo, cuando los investigadores estudiaron los efectos antiestrés de las hojas frescas de albahaca administradas a conejos que estuvieron expuestos a un ambiente de alto estrés, encontraron una mejora significativa en los niveles de estrés oxidativo después de su uso.

Después de que los conejos recibieron suplementos de dos gramos de hojas frescas de albahaca durante 30 días, experimentaron protección cardiovascular y respiratoria en respuesta a los factores estresantes. También se observó una disminución significativa en los niveles de azúcar en la sangre, mientras que se observó un aumento significativo en la actividad antioxidante.

Mejora la apariencia de la piel

La albahaca es capaz de tratar casos de acné, mejorando en gran medida la salud y apariencia de la piel del rostro. Digamos que supone una especie de exfoliación natural, capaz de eliminar las impurezas y dejar la piel en perfectas condiciones.

El poderoso aceite de albahaca ayuda a limpiar la piel desde adentro. El excelente limpiador de la piel es perfecto para las personas con piel grasa. También ayuda a eliminar la suciedad y las impurezas que obstruyen los poros. Podemos hacer una pasta de hojas de albahaca, pasta de sándalo y agua de rosas. La aplicaremos en la cara y la dejaremos reposar durante 20 minutos.

Rica en antioxidantes

Los antioxidantes y aceites de esta hierba tienen la capacidad de ayudar a combatir el daño de los radicales libres mientras protegen la estructura y las células del ADN. Esta hierba contiene antioxidantes flavonoides, como orientin y viceninare, que ayudan a proteger los glóbulos blancos responsables de la función inmunológica, así como las estructuras celulares donde se almacena el ADN.

Los estudios sugieren que los antioxidantes que se encuentran en esta especia, incluidos los ácidos fenólicos y al menos 18 tipos diferentes de flavonoides, también evitan que los cromosomas se alteren y provoquen mutaciones celulares y el crecimiento de células cancerosas. El estrés oxidativo ocurre dentro del cuerpo debido a los efectos de las toxinas en la dieta, la contaminación ambiental y la radiación, pero los antioxidantes como los que se encuentran en la albahaca ayudan a combatir la oxidación y retardan los efectos del envejecimiento.

contraindicaciones albahaca

Contraindicaciones

En forma fresca, se considera muy segura y, por lo general, se tolera bien, ya que no suele causar reacciones alérgicas ni efectos secundarios en la mayoría de las personas. Sin embargo, existen algunos riesgos para ciertos grupos de personas.

Las mujeres embarazadas, que se están intentando quedar embarazada o amamantando, es mejor que eviten tomar demasiada albahaca (especialmente el aceite esencial) ya que tradicionalmente se sabe que tiene efectos contra la fertilidad.

El aceite esencial de albahaca no debe ingerirse y debe diluirse cuando se usa en la piel debido a su potencia. Los aceites esenciales o los suplementos de albahaca también pueden interactuar con los medicamentos para reducir el colesterol y los medicamentos para la diabetes, por lo que si actualmente estamos tomando recetas para estas afecciones, querremos hablar con un médico antes de tomar suplementos de albahaca.

Las hojas de albahaca son ricas en vitamina K, que ayuda a la coagulación de la sangre. Las altas ingestas podrían interferir con los medicamentos anticoagulantes. Si estamos tomando un anticoagulante, intentaremos consumir cantidades constantes de vitamina K diariamente para que el médico pueda regular la medicación. Comer alimentos hechos con mucha albahaca, como el pesto, podría dificultar esto.

Aunque las alergias a la albahaca son raras, se han observado algunos casos en personas que reaccionaron al pesto.

¿Cómo usar?

Hoy en día, la albahaca es una de las hierbas más importantes en muchas culturas y cocinas. ¿Se pueden comer las hojas de albahaca crudas? Sí, la planta se puede comer cruda o cocida y se puede usar de muchas maneras:

  • Con verduras salteadas
  • En salsas
  • Condimentar carnes, pescados y guisos
  • Como parte de aderezos
  • En tés de hierbas
  • Aromatizar licores
  • Hacer combinados

Cuando la compremos precortada, buscaremos hojas de colores brillantes que sean firmes y que no estén marchitas. Por lo general, está disponible en los mercados de agricultores durante el verano y principios del otoño y durante todo el año en la mayoría de las tiendas de comestibles.

También podemos intentar cultivar las nuestras propias plantando algunas en cualquier espacio cálido que tenga mucho acceso a la luz solar. Cuando la recolectemos, la guardaremos seca y sin lavar en el frigorífico, la envolveremos en una toalla de papel húmeda y la colocaremos dentro de una bolsa de plástico o papel para prolongar la frescura.

¡Sé el primero en comentar!