Formas originales de usar el chucrut en tus recetas

Formas originales de usar el chucrut en tus recetas

Carol Álvarez

No, el chucrut no es solo para perros calientes y barbacoas de verano; este sabroso alimento fermentado es mucho más versátil que un aderezo de salchicha de temporada y puede agregar textura y sabor a muchos otros platos.

Además, el repollo picante contiene abundantes probióticos: las bacterias «buenas» que podrían ayudarte a obtener beneficios para la salud intestinal durante todo el año.

Los probióticos en el chucrut pueden ayudar a mejorar el equilibrio de las bacterias en tu intestino, lo que lleva a un revestimiento intestinal más saludable mientras mantiene alejados los microorganismos dañinos y ayuda a tu digestión. Pero ten cuidado al comprarlo porque no todos los productos de chucrut poseen probióticos. Desafortunadamente, algunos que vienen en frascos se someten a pasteurización, lo que puede matar las bacterias buenas.

¿Cómo elegir el mejor?

Para el chucrut que proporciona muchos probióticos, lo ideal es buscar versiones frescas, sin vinagre, que se fermentan naturalmente y que a menudo se encuentran en la sección refrigerada de tu supermercado. Además, revisa las etiquetas en busca de palabras como «probiótico», «fermentado» o «crudo» para indicar la presencia de probióticos.

Alternativamente, para asegurarte de obtener todas las bonificaciones saludables para el intestino, puedes hacer tu propia versión; solo necesitas ingredientes simples: repollo, agua filtrada y sal marina.

La principal diferencia entre los estilos disponibles comercialmente es cómo de fino se corta el repollo. El chucrut cortado en rodajas finas en lugar de picado en trozos grandes hace que este alimento esencialmente sea más fácil de comer y usar. Se puede enjuagar antes de usar, pero aún tendrá un sabor salado. También debe haber una dulzura del repollo en sí y una mayor profundidad de sabor como resultado de la fermentación.

El repollo rojo en escabeche suele tener especias, como bayas de pimienta de Jamaica, comino, cilantro, granos de pimienta negra o blanca. Por lo que hay que tener en cuenta el sabor que puede dar a las recetas.

plato de chucrut

Usos del chucrut

El chucrut es muy sencillo de hacer en casa y hay muchas recetas disponibles online. Tan solo debemos asegurarnos de seguir de cerca las instrucciones relativas a la higiene.

Sírvelo como salsa

El chucrut proporciona un rico sabor a umami que le dará más sabor a tu aburrido plato de salsa. Para crear una salsa animada, agrega tomates picados, cebolla roja y jalapeño al chucrut tradicional. Da un paso más y agrega un poco a tu guacamole también para darle un toque extra.

Cortar el chucrut en trozos pequeños y añadirlo a la salsa agregará una profundidad de sabor a la salsa junto con a los mejores valores nutricionales.

Úsalo como hummus

Puede ser un centro de mesa estelar para salsas cremosas para fiestas, ideal para mojar verduras y patatas fritas.

Intenta combinar chucrut bien escurrido con mayonesa, crema agria, requesón, muchas hierbas frescas (como perejil, cebollino y eneldo), ajo, un chorrito de salsa tamari, una pizca de sal marina y un poco de pimienta negra recién molida.

Tómalo en batidos

Una cucharada en tu batido matutino puede crear sabores complejos y matizados en lugar de simplemente una dulzura simple y directa. Hacer girar una cucharada de chucrut en un batido afrutado puede proporcionar un sabor más equilibrado. Pero no te excedas, una pequeña cucharada debería ser suficiente. Y no te preocupes por el sabor ya que será muy sutil.

Esta es una excelente manera de aumentar el valor nutricional del batido sin cambiar el sabor. Agregar hasta ¼ de taza de chucrut a un batido ocultará el sabor pero agregará los probióticos beneficiosos. Probablemente sea mejor evitar el chucrut con sabores fuertes como el ajo para los batidos. Optaremos por el simple o con fruta.

Mézclalo en tu burrito

Probablemente no se te ocurra meter este alimento cuando buscar rellenar tus burritos, pero deberías. Poner chucrut en burritos o tacos les da ese toque de sabor digno de asombro. Desde pescado hasta ternera, pollo o variedades de verduras, el toque picante de chucrut animará cualquier tipo de burrito o taco.

Incluso se puede introducir en los tacos mexicanos. Quedan deliciosos con pescado, carne de res, pollo o vegetales. Es bueno en todos ellos.

Cubre tu tostada

Agregar un par de cucharadas encima de la tostada de aguacate te da nueva vida. La acidez complementa el sabor suave y la cremosidad del aguacate. Incluso, se puede hacer puré de aguacate y chucrut juntos. La acidez del chucrut resalta el sabor del aguacate. También podemos sacar el hueso y rellenarlo con este fantástico probiótico.

Del mismo modo, iría muy bien con queso asado pegajoso, o con cualquier sándwich, en realidad. ¡Siéntete libre de experimentar!

chucrut en recetas

Pruébalo con patatas

Desde patatas al horno hasta puré de papas, el chucrut hace una combinación maravillosa con los tubérculos, cortando el almidón de las papas con su ralladura característica.

El repollo fermentado puede incluso servir como el ingrediente «secreto» en una ensaladilla de patata que agrada a casi todo el mundo. Incluso se puede añadir al puré de patatas. Esperaremos hasta que se enfríe un poco antes de añadirlo para mantener vivos los probióticos.

Sopas

El chucrut se puede agregar a sopas y guisos. Se recomienda cocinarlo con caldo, cerveza o vino, y se puede servir con salchichas o carnes saladas. Queda especialmente bueno con pescados ahumados, como el salmón ahumado en caliente.

Para un mayor contraste de color y textura, los arándanos son una excelente adición para servir con aves de caza asadas, mientras que la manzana funciona muy bien con cerdo o pollo. No obstante, calentar y cocinar reducirá drásticamente las propiedades protectoras de la salud que se atribuyen a este alimento probiótico.

Como acompañamiento

Lo sabemos, no es muy emocionante, pero es la forma más común y sencilla de comerlo. Lo sacaremos de la nevera con cada comida como un condimento. Simplemente ponerlo en la mesa de la cena cada noche nos recordará que debemos comer un poco.

Otra forma de incluir más alimentos probióticos en la dieta es comenzar la mañana con chucrut en los huevos. La versión simple, con jengibre o casi cualquier sabor combina muy bien con huevos fritos, revueltos o escalfados.

¡Sé el primero en comentar!