Así puedes mejorar el aspecto de tus uñas

Las vitaminas y los minerales son nutrientes esenciales en nuestro día a día, pero no solo para que los neuroconectores funcionen, o tengamos un sistema inmune fuerte, sino también para aspecto tan simples como fortalecer las uñas. A lo largo de este texto vamos a indicar las mejores vitaminas para las uñas, pero también diremos algunos de sus efectos secundarios.

Las uñas no son necesarias para sobrevivir, pero sí que nos ayudan a proteger las puntas de los dedos que son una zona bastante sensible. Si lo pensamos, las uñas son la única parte dura que tenemos en el exterior de nuestro cuerpo y sirven para rascarnos, quitar una etiqueta, abrir una tapa, pasar una página, recoger algo muy pequeño o estrecho, etc. Las uñas están formadas por células muertas aplanada y endurecidas con queratina natural que produce nuestro organismo.

Mejores vitaminas para las uñas

Existen una serie de vitaminas que trabajan en equipo perfeccionando y mejorando muchas funciones del organismo entre las que destacamos el crecimiento y endurecimiento de las uñas.

Vitamina A

La primera letra del abecedario y la primera vitamina de la que queremos hablar. Una de las vitaminas para las uñas más importantes, aparte de ser útil también para el cabello y la piel. Este compuesto hace que la uña crezca sana y fuerte, y si hay déficit de vitamina A en el organismo, en lo primero que lo notaremos será en las uñas.

Esta vitamina tiene un papel importante porque es la que otorga el aspecto a las uñas y la que se encarga de que crezcan adecuadamente. Gracias a las propiedades antioxidantes consigue regenerar rápidamente cada capa para mantener fuerte la uña. Además, dentro del aspecto de la uña, entra el color, y gracias a la vitamina A nuestras uñas no se podrán amarillas.

Un grupo de chicas con las uñas pintadas

Vitaminas B12, biotina y B9

La famosa vitamina B12 con la que debemos suplementarnos los veganos, y que a su vez la industria cárnica y lechera suplementa a los animales. Pues bien, esa vitamina es esencial para nuestras uñas porque ayuda a que las uñas crezcan sana y más rápido.

Se trata de una vitamina muy completa que mientras la tomamos para fortalecer las uñas, estamos cuidando todo nuestro organismo, ya que sirve para el sistema nervioso, contribuye a la elaboración del ADN, refuerza el sistema inmune, producción de glóbulos rojos y blancos, etc.

La biotina, por su parte, es un suplemento muy codiciado y sirve tanto para uñas como para el pelo y la piel. La biotina ayuda al crecimiento celular por lo que nuestras uñas crecerán más en menos tiempo. Hay compuestos vitamínicos que incluyen biotina y queratina, para reforzar los beneficios.

La vitamina B9 es el famoso ácido fólico que tanto se recomienda para embarazadas. Esta vitamina reforzará las uñas, las hará crecer fuertes y sanas, evitará que se pongan amarillas e incluso reparará los daños que haya en ellas.

Vitamina C

La vitamina C es rica en antioxidantes y en multitud de ocasiones hemos comentado la importancia de estos para la piel, los neuroconectores, órganos, los vasos sanguíneos, el sistema inmune, etc. Pues ahora también para fortalecer las uñas.

Esta vitamina, a su vez, ayuda a absorber el hierro, que su déficit es lo que provoca anemia. Asimismo, la vitamina C hará que nuestras uñas estén fuertes, sanas y brillantes sin miedo a que se rompan, se pongan amarillentas o surjan estrías o escamas.

Conseguir vitamina C de forma natural es muy fácil, siempre y cuando tengamos una dieta bien completa y equilibrada, de lo contrario, nos veremos envueltos en graves problemas de salud.

Vitamina D

La famosa vitamina del D y que a su vez nos ayuda a asimilar el calcio para reforzar huesos y dientes. Esta vitamina es una de las opciones más solicitadas cuando se trata de tomar suplementos, pero siempre debemos hacerlo bajo receta médica y evitar a toda costa el autodiagnóstico y la automedicación.

La vitamina D es clave para conseguir unas uñas perfectas, ya que al mejorar la absorción de calcio consigue endurecer nuestras uñas, hacerlas más resistentes y que estas crezcan de forma rápida y saludable.

Vitamina E

Es una de las vitaminas para las uñas más comercializadas del mundo, la hay en esmalte, bebidas, capsulas, toallitas limpiadoras para uñas, etc. Lo que consigue esta vitamina es que las uñas estén radiantes, fuertes, con color saludable, etc. y eso es gracias al poder antioxidante de la vitamina E.

Mucho cuidado con el suplemento de la vitamina E, ya que puede llegar a ser tóxica. Los efectos secundarios los vamos a enumerar al final del artículo, pero desde ya decimos que la vitamina 5 como suplemento solo la recomendamos si por bajo prescripción médica.

Una mujer tomando vitaminas para las uñas con una taza de té

Cómo tomar esas vitaminas

Todas estas vitaminas, y todas las demás, se pueden tomar en forma de suplementos, pero siempre bajo la supervisión y recomendación de un médico. Hay que evitar en la medida de lo posible el autodiagnóstico y la automedicación.

Para no caer en las redes de los suplementos, y vernos dentro de un círculo vicioso o con problemas de salud por exceso de vitaminas y minerales, lo mejor es optar por una alimentación variada y muy equilibrada donde prevalezcan los frutos frescos, hortalizas, legumbres, frutas, semillas, verduras y muchos vegetales de hojas verdes.

En una dieta balanceada, las uñas deberían estar sanas, brillantes, lisas, fuerte y sin amarillear. Si creemos que tenemos una buena alimentación y aun así nuestras uñas, piel y pelo no están como deberían, es hora de hacernos un reconocimiento médico empezando por análisis de orina y análisis de sangre.

Contraindicaciones de los suplementos

Tal y como hemos comentado en el apartado anterior, para lograr un buen equilibro de vitaminas, proteínas, minerales y otros nutrientes, es esencial llevar una dieta variada y equilibrada donde haya más vegetales que carne (aunque sea carne vegana).

En caso de acudir a los suplementos, debemos saber que las vitaminas y minerales se acumulan igual que pasa con las grasas, solo que una nos hace engordar y las otras nos pueden hacer sufrir.

Algunos de los efectos adversos de un exceso de vitaminas en el cuerpo son: mareos, vómitos, diarreas, dolor de cabeza, hormigueo, aturdimiento, piel enrojecida, piel seca, labios agrietados, huesos y músculos débiles, coágulos de sangre, intoxicación en el hígado, visión borrosa, piedras en el riñón, etc.