¿La sal rosada es mejor que la sal normal?

¿La sal rosada es mejor que la sal normal?

Carol Álvarez

Desde hace pocos años, el mercado se ha revolucionado con la intromisión de la Sal del Himalaya entre las estanterías del súper. Empezó llamando la atención por su color rosa, pero a día de hoy está considerada como más saludable que la sal marina que solemos usar.

Según dicen las creencias populares, esta sal está compuesta por 84 elementos que provienen de las minas de Khewra (a 300 km de distancia del Himalaya). ¿Es cierto que es una sal que nos aporta beneficios o es una moda? ¿Es rentable pagar más caro?

¿Qué es?

La sal rosa del Himalaya es una sal de color rosa extraída de la mina de sal de Khewra, que se encuentra cerca del Himalaya en Pakistán. La mina de sal de Khewra es una de las minas de sal más grandes y antiguas del mundo. Se cree que la sal rosada del Himalaya cosechada en esta mina se formó hace millones de años a partir de la evaporación de antiguos cuerpos de agua.

La sal se extrae a mano y se procesa mínimamente para producir un producto sin refinar que no tiene aditivos y se cree que es mucho más natural que la sal de mesa. Al igual que la sal de mesa, la sal rosa del Himalaya se compone principalmente de cloruro de sodio. Sin embargo, el proceso de recolección natural permite que la sal rosa del Himalaya posea muchos otros minerales y oligoelementos que no se encuentran en la sal de mesa normal.

Algunas científicos estiman que puede contener hasta 84 minerales y oligoelementos diferentes. De hecho, son estos mismos minerales, especialmente el hierro, los que le dan su característico color rosa.

Sal del Himalaya vs sal marina

La diferencia más evidente entre la sal normal de mesa y la de Himalaya es el color rosado. Su color no es impuesto por estética, sino que se debe a los diferentes componentes que la crean. La sal del Himalaya tiene mayores impurezas que la sal blanca, y estas son las responsables de que luzca ese color rosa tan poco discreto.

Además, la sal del Himalaya alberga minerales que no encontramos en la sal normal, como el potasio, el calcio o el hierro. Quizá lo que más incite a su consumo es su bajo contenido en sodio (84%) frente a la sal de blanca (98%). Para más inri, a la sal blanca se añade un anti-aglomerante llamado aluminosilicato de sodio para evitar que la sal se pegue entre ella.

Tanto la sal de mesa como la sal rosa del Himalaya consisten principalmente en cloruro de sodio, pero la sal rosa del Himalaya tiene hasta otros 84 minerales y oligoelementos.

La sal de mesa puede tener más sodio, pero la sal rosa del Himalaya contiene más calcio, potasio, magnesio y hierro. Sin embargo, las cantidades de estos minerales en la sal rosa del Himalaya son muy, muy pequeñas.

Se encuentran en cantidades tan pequeñas que se necesitarían 1,7 kg de sal rosa del Himalaya para obtener la cantidad diaria recomendada de potasio, por ejemplo. No hace falta decir que es una cantidad poco realista de sal para consumir. En su mayor parte, los minerales adicionales en la sal rosa del Himalaya se encuentran en cantidades tan pequeñas que es poco probable que le brinden ningún beneficio para la salud.

Ventajas

Es cierto que para notar los beneficios de esta sal, tendríamos que tomar grandes dosis y erraríamos en el alto consumo de sodio. Si bien es cierto que no hay estudios que certifiquen al cien por cien que la Sal del Himalaya es mucho mejor que la blanca, existen beneficios considerables que deberías conocer.

Mejora enfermedades respiratorias

La terapia de sal es un proceso que utiliza sal pura del Himalaya para tratar enfermedades respiratorias. En algunas circunstancias, las personas usan un inhalador de sal, mientras que en otras, las personas tienen que sentarse en una habitación llena de aire rico en sal.

Cuando se inhala este aire instalado con sal, las partículas viajan a través de todo el sistema respiratorio y las propiedades antibacterianas y antimicrobianas de la sal limpian los pulmones y los senos paranasales. El tratamiento con sal también puede ayudar con las alergias estacionales y la congestión del pecho. Incluso se puede usar una olla con la ayuda de la cual el agua salada tibia corre a través de las cavidades nasales y las limpia.

Equilibra los niveles de pH del cuerpo

El rico contenido mineral de la sal marina del Himalaya puede ayudar a equilibrar los niveles de pH del cuerpo. Cuando el pH tiene una proporción saludable de ácido a alcalino, afectará significativamente a la salud en general.

Además, un pH adecuado ayuda a fomentar la inmunidad y asegura una buena digestión. Como la sal marina del Himalaya contiene sodio y otros electrolitos, afecta directamente el pH de la sangre.

Mejora la digestión

Podemos usar sal del Himalaya para hacer una solución saturada que contiene agua purificada y sal del Himalaya. Para prepararla, llenaremos una jarra con 1/4 de sal del Himalaya y añadiremos agua hasta el borde.

Cubriremos la jarra con una tapa y dejaremos que la solución repose durante la noche. La sal se disolverá en el agua por la mañana, y si queda algo de sal en el fondo del frasco, significa que el agua se ha hervido, ha absorbido toda la sal y está completamente saturada. Mezclaremos una cucharadita de esta agua en un vaso de agua normal y lo tomaremos todas las mañanas para ver los resultados.

Mejora la calidad del sueño

Se dice que la sal marina del Himalaya ayuda a fomentar un sueño mejor y más reparador debido al alto contenido de minerales. Puede ser difícil de creer, pero comer suficiente sal en la dieta de rutina es clave para una buena noche de descanso, ya que es una ayuda natural para dormir.

Se ha demostrado que los trastornos e irregularidades del sueño están relacionados con las dietas bajas en sodio. La investigación es pequeña, pero los hallazgos aseguran que una dieta alta en sodio (5000 miligramos por día) da como resultado un sueño significativamente más largo y menos despertares a medianoche que una dieta típica.

Regula el azúcar en la sangre

Uno de los puntos de referencia esenciales de la salud del cuerpo es el nivel de azúcar en la sangre. Tener un nivel de azúcar en la sangre demasiado bajo o demasiado alto tiene sus correspondientes desventajas, y si el problema se vuelve extremo, puede ser muy duro para el cuerpo.

Después de todo, la diabetes es una enfermedad causada por niveles persistentemente elevados de azúcar en la sangre. Las personas que ya tienen diabetes, por otro lado, se beneficiarán de un alto consumo de sal del Himalaya.

beneficios sal del himalaya

Usos

La sal del Himalaya tiene varios usos dietéticos y no dietéticos.

Comer o cocinar

En general, puede cocinar con sal del Himalaya como lo haríamos con la sal de mesa normal. Lo pondremos en salsas y adobos o lo agregaremos a la comida en la mesa.

Algunas personas incluso usan sal del Himalaya como superficie para cocinar. Se pueden comprar grandes bloques de sal y usarlos para asar a la parrilla, dorar e impartir un sabor salado a las carnes y otros alimentos. Esta sal rosada se puede comprar finamente molida como la sal de mesa normal, pero no es raro encontrar también variedades gruesas que se venden en tamaños de cristal más grandes.

Consideraciones para cocinar

Siempre que estemos midiendo cualquier tipo de sal por volumen, es importante considerar cómo de fina está molida. Es posible que debamos usar cantidades más grandes de sal gruesa para igualar la salinidad de la sal finamente molida. Esto se debe a que la sal finamente molida se empaqueta más cerca que la sal gruesa, por lo que hay más en un volumen particular.

Por ejemplo, 1 cucharadita de cualquier tipo de sal finamente molida puede contener alrededor de 2300 mg de sodio, mientras que 1 cucharadita de sal gruesa variará según el tamaño del cristal, pero podría contener menos de 2000 mg de sodio.

Además, la sal del Himalaya contiene un poco menos de cloruro de sodio que la sal de mesa normal, lo que es posible que debamos tener en cuenta al cocinar.

Usos no dietéticos

Aunque la sal del Himalaya tiene varios usos dietéticos, también hay una serie de usos no dietéticos populares. La sal rosada se usa en algunas sales de baño, que pretenden mejorar las condiciones de la piel y calmar los músculos adoloridos.

Las lámparas de sal también suelen estar hechas de sal del Himalaya y se dice que eliminan los contaminantes del aire. Estas lámparas consisten en grandes bloques de sal con una fuente de luz interior que calienta la sal. Además, pasar tiempo en cuevas de sal hechas por el hombre formadas con sal del Himalaya es popular entre las personas que buscan mejorar la piel y los problemas respiratorios.

Pero la investigación que respalda estos tres usos no dietéticos de la sal rosa del Himalaya es relativamente débil. Se necesitan más estudios para confirmar estas afirmaciones.

Efectos secundarios

La sal se necesita diariamente para estar vivo y bien, pero una sobredosis de sal puede tener graves consecuencias. Los efectos secundarios de la sal del Himalaya se aplican a todas las sales, incluso a la sal común de mesa.

Edema o retención de líquidos

El edema es una hinchazón visible causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo. El exceso de sal hace que el cuerpo retenga agua, que se filtra en los espacios del tejido intersticial y produce edema. El sodio se une al agua en el cuerpo y ayuda a mantener el equilibrio de los líquidos dentro y fuera de las células.

Por lo tanto, el cuerpo puede retener el agua al consumir comidas muy saladas. Varios trabajos de investigación muestran que una mayor ingesta de sodio conduce a una mayor retención de líquidos dentro del cuerpo, lo que provoca edema.

Disminución de la densidad mineral ósea

El potasio tiene el potencial de neutralizar la carga ácida y prevenir la pérdida de calcio del hueso, lo que resulta en un aumento de la densidad mineral ósea.

Cuando los niveles de sodio aumentan, los niveles de potasio disminuyen a medida que los riñones responden al exceso de sodio eliminándolo en la orina. Desafortunadamente, esto también elimina el potasio.

Presión sanguínea elevada

El cuerpo elimina el líquido no deseado al filtrar la sangre a través de los riñones. El exceso de líquido se extrae, se almacena en la vejiga y finalmente se excreta como orina. Los riñones utilizan la ósmosis para extraer el exceso de agua de la sangre. Un equilibrio cuidadoso de sodio y potasio es esencial.

Los estudios sugieren que comer sal aumenta la cantidad de sodio en el torrente sanguíneo y arruina el delicado equilibrio, reduciendo la capacidad del riñón para eliminar agua. Como resultado del exceso de líquido y la tensión en las sensibles arterias sanguíneas que van a los riñones, la presión arterial aumenta.

¡Sé el primero en comentar!