¿Las pastillas de cafeína funcionan?

¿Las pastillas de cafeína funcionan?

Carol Álvarez

Las pastillas de cafeína son un método popular para aumentar la energía y la concentración a corto plazo, normalmente durante el trabajo o el estudio. Hay quienes también usan estos suplementos para entrenar en el gimnasio, ¿pero merecen la pena?

Aunque no se puede negar la explosión de energía que obtenemos de las pastillas de cafeína, ¿son saludables y funcionan? Esto es lo que necesitamos saber.

¿Qué son?

Como mucha gente sabe, la cafeína es un estimulante que actúa sobre el sistema nervioso central (nervios, cerebro y médula espinal) para que se sienta más despierto y alerta. Las pastillas de cafeína pueden estar hechas de cafeína natural o sintética. Algunos productos también pueden contener ingredientes inactivos, como rellenos, agentes colorantes, emulsionantes y otros aditivos.

La cantidad de cafeína en estas pastillas varía según la marca. En muchos casos, contienen de 100 a 200 miligramos por tableta. Esta cantidad es mayor que en la mayoría de las tazas de café pero menos que en algunas bebidas energéticas.

Las pastillas de cafeína son seguras para la mayoría de las personas con moderación y si limitan su ingesta de fuentes adicionales de cafeína. Sin embargo, algunas son más sensibles a los efectos de la cafeína que otras y pueden experimentar reacciones adversas a estos suplementos y otras fuentes de cafeína.

Los médicos pueden recomendar que algunas personas limiten su consumo de cafeína, como aquellos que son sensibles a los efectos de la cafeína, embarazadas, personas con presión arterial alta, afecciones cardíacas o enfermedad por reflujo gastroesofágico, niños y adolescentes, y personas que experimentan migrañas regulares.

Es importante tener en cuenta que las pastillas de cafeína no son lo mismo que la cafeína pura en polvo. El polvo de cafeína pura es una sustancia potencialmente peligrosa que puede causar efectos tóxicos, incluidas convulsiones, incluso con el consumo de 0.15 cucharadas, que contiene alrededor de 1200 miligramos de cafeína.

Diferencias con el café

Hay algunas diferencias significativas entre las pastillas de cafeína y el café. Las pastillas de cafeína son más accesibles y fáciles de transportar que el café, y a algunas personas no les gusta el sabor del café o el té. Debido a que el café puede ser amargo, las personas suelen añadir leche y edulcorante. Tomar una pastilla evita por completo el golpe de azúcar y el sabor del café. También está libre de calorías, lo que puede ser una razón de peso para tomarlas.

A veces, el café también puede irritar el tracto digestivo y provocar acidez estomacal. Por eso, las pastillas de cafeína atraen a algunas personas. Sin embargo, el café ingresa al torrente sanguíneo a través del estómago y el intestino delgado y puede tener un efecto estimulante tan pronto como 15 minutos después de su consumo.

Las pastillas de cafeína nos dan un golpe de energía más rápido al tomar un suplemento de cafeína de una sola vez. Aunque la caída de la cafeína puede afectar más, ya que las pastillas contienen una dosis más concentrada de cafeína que otras bebidas.

Muchas bebidas con cafeína contienen compuestos beneficiosos además de la cafeína. Por ejemplo, la L-teanina, que se encuentra en el té, ayuda a prevenir los efectos secundarios adversos de la cafeína. Como las pastillas de cafeína carecen de estos compuestos, aumentan el riesgo de que una persona sufra efectos secundarios negativos.

taza de café con cafeína

Beneficios

La cafeína puede tener algunos efectos positivos en la salud. Sin embargo, la mayor parte de la investigación sobre la cafeína examina los efectos de la cafeína presente en el café. Por eso, a los científicos les suele resulta difícil separar las ventajas de la cafeína de los beneficios de otras sustancias en el café, como los antioxidantes.

Mayor concentración y memoria

Tomar pastillas de cafeína mientras trabajamos o estudiamos puede mejorar la concentración. La cafeína es una forma popular de mejorar el estado de alerta y la concentración. La ciencia respalda su eficacia por estas razones.

En un estudio se analizaron los efectos de pastillas que contenían 200 mg de cafeína sobre la memoria. Los investigadores encontraron que los que tomaron pastillas de cafeína durante una tarea de aprendizaje obtuvieron mejores resultados en las pruebas de memoria 24 horas después en comparación con los que tomaron un placebo.

Rendimiento atlético mejorado

La cafeína puede mejorar el rendimiento deportivo de una persona si toma la cantidad correcta en el momento adecuado. Entre los beneficios más destacados se encuentran una mejor coordinación, atención y concentración, menos dolor y sensación de fatiga, y una resistencia mejorada en ejercicios de alta intensidad.

La ciencia indica que tomar cafeína puede mejorar el rendimiento del ejercicio al afectar la fuerza y ​​la resistencia muscular. Sin embargo, algunas competiciones tienen prohibida su ingesta. Tomar aproximadamente 500 mg, o de 6 a 8 tazas de café preparado, entre 2 y 3 horas antes de una competición es suficiente para dar positivo en una prueba de drogas en orina.

Alivio de la migraña

La cafeína puede aliviar tanto las migrañas como los dolores de cabeza por tensión, posiblemente porque reduce la percepción del dolor de una persona. Los expertos han aprobado el uso de cafeína con analgésicos para tratar las migrañas. Algunos medicamentos para la migraña contienen cafeína.

Sin embargo, se debe limitar la cafeína a un máximo de 2 días a la semana para tratar los dolores de cabeza. Parece que consumir cafeína tres o más veces por semana podría aumentar la frecuencia de las migrañas. También sugieren que aquellos que tienen dolores de cabeza frecuentes eviten la cafeína por completo.

mujer tomando pastillas de cafeina

Riesgos

La cafeína puede causar efectos adversos, especialmente si las personas la consumen en grandes cantidades o si tienen sensibilidad a la cafeína. Entre los inconvenientes destacan ansiedad y nerviosismo, diarrea, mareo, disforia, frecuencia cardíaca rápida, dolor de cabeza, acidez, presión sanguínea alta, náuseas, problemas para dormir y sed. Incluso, tomar cantidades extremadamente altas de cafeína pueden causar una sobredosis.

Las personas también pueden experimentar dependencia a la cafeína si la consumen regularmente; incluso 1 taza al día puede provocar dependencia. Esta dependencia también puede provocar síntomas de abstinencia si la persona evita repentinamente la cafeína. No obstante, no todas las personas que toman cafeína diariamente experimentarán dependencia o síntomas de abstinencia. Los factores genéticos juegan un papel en la sensibilidad de una persona a la cafeína.

La cafeína puede no ser adecuada para todos. Por ejemplo, los expertos recomiendan que los niños y adolescentes eviten la cafeína y otros estimulantes. El alto consumo de cafeína durante la adolescencia puede causar cambios permanentes en el cerebro que pueden aumentar la ansiedad en la edad adulta. De igual forma, las personas que están embarazadas, amamantando o tratando de concebir deberían hablar con un médico sobre el consumo de pastillas de cafeína.

¿Cómo tomar?

Aunque consumir hasta 400 miligramos de cafeína al día generalmente se considera seguro, no significa que sea un hábito saludable. Es posible desarrollar una dependencia a las pastillas de cafeína. La mayoría de los expertos en la salud no las recomiendan porque los riesgos superan los beneficios. Es mucho más fácil consumir demasiada cafeína y los suplementos de cafeína no proporcionan los mismos compuestos beneficiosos que una taza de café.

La mejor forma de tomar estas pastillas es siguiendo las instrucciones en la etiqueta o pidiéndole recomendaciones a un médico sobre cómo tomar las pastillas de cafeína. También podemos seguir estos consejos:

  • Limitar el consumo de cafeína a 400 mg por día. Hay que tener en cuenta que los alimentos o bebidas con cafeína, como el café, el té, las gaseosas y las bebidas con cafeína, tienen cafeína añadida. Puede ser mejor evitarlas cuando tomamos este suplemento.
  • Evitar las pastillas de cafeína cerca de la hora de dormir.
  • Evitar los medicamentos de venta libre, como los medicamentos para el resfriado o las alergias.
  • No tomar zumo de pomelo cuando tomemos pastillas de cafeína porque puede aumentar los efectos.
¡Sé el primero en comentar!