¿Cómo elegir una barrita de proteína vegana?

¿Cómo elegir una barrita de proteína vegana?

Carol Álvarez

Comprar barritas de proteína vegana puede ser un desafío, no porque haya opciones limitadas de proteínas de origen vegetal (esperamos que el mito vaya desapareciendo), sino porque en realidad hay muchas marcas para elegir.

¿A cuántos gramos de proteína deberías aspirar? ¿Qué pasa con los azúcares añadidos, los ingredientes y las fuentes de proteínas? Hay una gran cantidad de productos basura, pero puedes tomar una decisión saludable y más informada si sabes qué buscar.

Muchas barras de proteína contienen suero de leche, un subproducto de la industria láctea. Debido a que eso es inaceptable para los veganos, las fuentes de proteínas de origen vegetal se utilizan para crear snacks veganos y barras de proteínas. Los ingredientes más comunes que aportan proteínas son la soja (incluidos los aislados de soja ) y los frutos secos. Si somos alérgicos a los frutos secos, tendremos cuidado al seleccionar cualquier suplementación deportiva.

La barrita de proteína media tiene de 8 a 10 gramos de proteína por porción. Algunas también contienen una gran cantidad de azúcar, lo que aumenta significativamente el cociente de carbohidratos. Comparar la proporción de proteínas y carbohidratos en la barrita puede ayudarnos a elegir una que sea más equilibrada. A veces, las barritas de proteínas tienen tanta azúcar como una tableta de chocolate, e incluso los azúcares naturales en esa cantidad no son buenos para la salud si se consumen con regularidad.

Características básicas

La mayoría de las personas buscan snacks veganos o barras de proteínas por conveniencia. Son un producto fácil, portátil y saludable cuando se viaja, por ejemplo. Las aerolíneas ofrecen opciones de comidas vegetarianas, pero algunas no ofrecen opciones veganas, y es difícil encontrar opciones de alimentos crudos y veganos en los aeropuertos. Llevar algunas barritas puede ayudar a evitar la sensación de hambre.

Cuando compremos este tipo de suplementos deportivos, lo que debemos tener en cuenta son dos grandes factores.

La lista de ingredientes

Al evaluar una barrita, leer los ingredientes que aparecen primero la lista de ingredientes debe ser como si leyeras una receta que podrías haber hecho por ti mismo. Lógicamente, el primer ingrediente no debería ser un edulcorante como el jarabe de arroz integral o el jarabe de tapioca.

Por ejemplo, muchas barritas de proteína de origen vegetal a menudo enumeran sirope de agave o de arroz integral como primer o segundo ingrediente, y no es bueno. Los ingredientes en un panel de nutrición se enumeran desde la mayor cantidad de ingredientes utilizados hasta la menor cantidad de ingredientes utilizados.

Por ejemplo, si vemos una barra de proteína que dice: “jarabe de agave, néctar de agave, dátiles, almendras, quinoa, canela y sal marina», significa que contiene más jarabe de arroz integral, agave y dátiles (todas fuentes de azúcar) que el resto de los ingredientes. Por lo general, los primeros tres ingredientes que se encuentran en una etiqueta son los que componen la mayor parte del producto. Así que se aconseja revisar los ingredientes y si vemos una fuente de azúcar como uno de los primeros tres ingredientes, es posible que queramos elegir otro que enumere menos ingredientes o tenga un contenido de azúcar más bajo.

Gramos de proteínas, carbohidratos y grasas

Para una contribución digna a tus necesidades diarias de proteínas, y para regular el azúcar en sangre y los niveles de insulina para la energía constante, la barrita debe tener por lo menos 10 gramos de proteína, y un nivel bien equilibrado de carbohidratos y grasas. Cuando se trata de evaluar el contenido de carbohidratos y grasas, observar solo los gramos puede ser complicado; consulta también el porcentaje de valor diario. Es una barrita más equilibrada si hay una contribución justa de estos dos macronutrientes.

Se recomienda elegir una barrita que tenga al menos ocho a diez gramos de proteína de origen vegetal de alta calidad, y más es aún mejor. La proteína ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre al disminuir la velocidad a la que el azúcar se absorbe en el torrente sanguíneo. También alimenta las células musculares para desarrollar músculo magro y nos mantiene saciados por más tiempo. Una barrita rica en proteínas también es excelente si buscamos recargar las células musculares después de un entrenamiento agotador.

barrita de proteina vegana

¿Qué evitar en una barrita de proteína?

Hay algunos componentes que es mejor limitar. Si es posible, evitaremos cualquier químico añadido en una barrita de proteína vegana.

Aditivos

Cuando te decides a comprar suplementos de proteína vegana, lo que debes evitar a toda costa son los edulcorantes artificiales y otros aditivos, así como alcoholes de azúcar (polialcoholes), edulcorantes de alta intensidad y el aceite de palma.

Azúcares añadidos

Trata de mantener los azúcares añadidos a un mínimo (menos de 13-15 gramos es una buena meta), pero en general, es más importante que hagas un mejor esfuerzo para mantenerte dentro de los límites diarios. Los expertos recomiendan que las mujeres mantengan su ingesta de azúcar añadida en 25 gramos o menos y los hombres, 36 gramos o menos.

Ten en cuenta que, cuando se trata de una alimentación saludable, el objetivo es comer alimentos integrales primero. Las barritas de proteína pueden salvarte la vida si estás de viaje, haciendo un entrenamiento prolongado o simplemente estás en un apuro y necesitas tomar algo rápido. Además, no caigas en el pensamiento erróneo de creer que si es vegano es más saludables. Si no tiene los ingredientes adecuados, no merece la pena incluirlas en nuestra alimentación.

Aceites refinados

También es una buena idea evitar las barritas de proteína vegana hechas con aceites, incluso aquellas que son saludables como el aceite de canola, de oliva o de coco. Al igual que los azúcares añadidos, los aceites no son un alimento integral. Es mucho mejor elegir una barrita que contenga fuentes de grasas de alimentos integrales como almendras, coco, chía, lino, cáñamo, etc.

Estas fuentes no solo proporcionarán al cuerpo grasas saludables, sino que también contienen fibra, vitaminas y minerales, que no encontraremos en los aceites. También se ha descubierto que una dieta basada en plantas sin aceite es beneficiosa para la diabetes, las enfermedades cardíacas y el mantenimiento del peso en general.

¡Sé el primero en comentar!