Cargada de potasio, colina y vitamina C, la yuca se ha convertido en uno de los alimentos más nutritivos del mundo. Está disponible en variedades dulces y amargas y se puede cocinar de muchas maneras. Su textura es similar a la de la calabaza. También conocida como mandioca, esta raíz crece en América del Sur, África y Asia. A pesar de su alto contenido de carbohidratos, tiene un índice glucémico bajo y es una adición saludable a cualquier dieta.

Cuando se consume con moderación, la yuca es una adición saludable a cualquier dieta. Es rica en fibra y carbohidratos complejos y tiene un índice glucémico más bajo que las patatas y las batatas.

¿Qué es la yuca?

Es posible que la hayas visto en la sección de frutas y verduras del supermercado, bajo el nombre de raíz de yuca, congelada o en forma de harina. Este almidón con sabor a nuez se ha utilizado como una alternativa a las batatas y las patatas durante siglos. La mayoría de las personas han consumido esta planta sin siquiera darse cuenta. La tapioca, uno de los almidones más populares en todo el mundo, en realidad está hecha de raíz de yuca.

Aunque los términos «raíz de yuca» y «yuca» se usan indistintamente, no son lo mismo. De hecho, las dos son especies no relacionadas. La raíz es un tubérculo delicioso y saludable que puede reemplazar a las patatas en la mayoría de los platos, mientras que las yucas son arbustos perennes cultivados con fines decorativos.

La raíz de yuca puede consumirse en harina o usarse en platos cocinados. Como no contiene gluten, es seguro para las personas con enfermedad celíaca

Valor nutricional de la raíz de yuca

Junto con el arroz y el maíz, la yuca es una de las principales fuentes de carbohidratos. Una sola taza proporciona 330 calorías, 78 gramos de carbohidratos, 4 gramos de fibra y 3 gramos de proteína, pero solo 1 gramo de grasa.

También cuenta con un perfil nutricional impresionante, que ofrece grandes dosis de vitaminas A, C, tiamina, ácido fólico y niacina. Una taza suministra el 40% de la dosis diaria recomendada de manganeso, el 11% de la dosis diaria recomendada de potasio y el 71% de la dosis diaria recomendada de vitamina C.

En comparación con las patatas, la raíz de yuca es más alta en calorías, proteínas y carbohidratos. Esto lo hace ideal para atletas, individuos activos y personas que se recuperan de una cirugía o enfermedad.

Beneficios potenciales para la salud

Si estás a dieta, puede preguntarte si la raíz de yuca es una buena opción. Aunque comer demasiada cantidad puede obstaculizar tu progreso, puedes consumirla con moderación. Es improbable que una porción ocasional de yuca cause aumento de peso.

Este tubérculo almidonado cuenta con impresionantes cantidades de vitaminas y minerales que respaldan una salud óptima. La vitamina C, uno de sus nutrientes clave, estimula los productos de colágeno y ralentiza el proceso de envejecimiento. También protege contra el estrés oxidativo y mejora las defensas naturales de tu cuerpo.

Además, la yuca tiene un índice glucémico bajo (IG) de solo 46. Las patatas tienen un IG de 72 a 88 dependiendo del método de cocción utilizado. Esto hace que la raíz sea adecuada para los diabéticos. Además, su alto contenido de fibra puede ayudar a prevenir picos de azúcar en la sangre y mejorar la salud digestiva.

Tanto la fresca como la congelada se pueden usar en una variedad de recetas. Puedes hornearla, asarla o machacarla para hacer puré.

¿Qué propiedades encontramos en su raíz?

Vitamina C

Una porción de 1 taza de yuca cruda tiene un poco más de 42 miligramos de vitamina C por porción. Esto proporciona el 56’5% de la ingesta diaria para las mujeres, casi el 50% para las mujeres embarazadas, el 35% para las mujeres en periodo de lactancia y el 47% para los hombres adultos.

Un antioxidante natural, la vitamina C protege tu cuerpo de los radicales libres, que son producidos por tu cuerpo cuando digieres los alimentos. Los radicales libres pueden acelerar el proceso de envejecimiento, aumentando tus posibilidades de experimentar muerte celular y daños que pueden causar enfermedades cardíacas y cáncer. Además, la vitamina C se usa para producir colágeno, que es esencial para la producción de piel, ligamentos, tendones y vasos sanguíneos.

Alto en fibra dietética

La fibra dietética reduce la cantidad de calorías que consumes al hacerte sentir lleno más rápido. También ayuda a tu cuerpo a expulsar los desechos, ya que ayuda a pasarlos a través de tu sistema: cantidades insuficientes de fibra dietética pueden provocar estreñimiento. Con 3’7 gramos de fibra dietética por porción de 1 taza, la raíz tiene entre 9’7% y 17’6% de su ingesta recomendada de fibra dietética.

Mucho potasio

El potasio es un electrolito que conduce electricidad a través de tu cuerpo. También regula la actividad eléctrica del corazón. Además de esto, el potasio es necesario para mantener un desarrollo corporal saludable, ya que ayuda a convertir los músculos y las proteínas y ayuda a descomponer los carbohidratos en glucosa. Una porción de 1 taza de raíz de yuca contiene 558 miligramos de potasio. Esto es casi el 12 por ciento de la ingesta dietética recomendada de potasio para hombres y mujeres adultas.

Rica en folato

El folato también se conoce como vitamina B-9, y como vitamina B, apoya a tu sistema inmunológico, mejora la función cerebral, ayuda a descomponer los carbohidratos y ayuda a tu cuerpo a tolerar mejor el estrés. También es útil para mantener el cabello, la piel, los ojos y el hígado saludables. El folato es especialmente importante para aquellos que atraviesan períodos de rápido crecimiento, como durante la adolescencia o el embarazo. Además, ayuda a producir ADN y, junto con la vitamina B-12, ayuda a producir glóbulos rojos. Una porción de 1 taza tiene 56 microgramos de ácido fólico. Este es el 14 por ciento de la recomendación dietética para hombres y mujeres adultos, un poco más del 11 por ciento de la recomendación para mujeres en periodo de lactancia y un poco más del 9 por ciento de la recomendación para mujeres embarazadas.