Es posible que se ala primera vez que oyes hablar de este cereal. El teff es una planta herbácea que produce semillas comestibles muy similares a los cereales que podemos encontrar habitualmente en el supermercado. Todo indica a que tiene su origen entre el año 4000 a.C. y el 1000 a.C. en Etiopía y Eritrea, por lo que sigue siendo extraño encontrarlo de forma fácil en cualquier supermercado

Con el paso del tiempo se convirtió en un alimento básico de su dieta, debido al aroma dulce y tostado, su tamaño reducido y el gran aporte de nutrientes esenciales.

No contiene gluten

Los celíacos se encuentran con el problema de que la mayoría de los cereales contienen gluten, pero han sido muchos los científicos que han analizado este cereal para asegurarse de que están exentos de gluten. Todo apunta a que el teff ayuda a que los celíacos corrijan otras deficiencias nutritivas, como el hierro y el calcio. Además, algunas harinas sin gluten son bajas en proteína, y con este cereal podemos incluir una dosis similar a la de las legumbres.

La ventaja de este cereal es que podemos usarlo en una gran cantidad de recetas, aunque destaca en postres y recetas de repostería como masas de pasteles, galletas, rebozados o pan. Aun así, el teff es un alimento que también se puede consumir entero, al vapor, hervido o al horno, al igual que sucede con el arroz y la quinoa.

Propiedades y beneficios de su consumo

Contiene más fibra

La mayoría de cereales son ricos en fibra, pero el teff contiene más cantidad que ningún otro. Sobre todo es destacable entre los alimentos sin gluten, ya que no suele estar muy presente en productos para celíacos y es indispensable para el organismo. Este nutriente lo convierte en un gran aliado contra el estreñimiento, la diabetes y la obesidad, al reducir la absorción de azúcares e hidratos de carbono de absorción lenta, favorecer la sensación de saciedad y mejorar el tránsito intestinal.

Posee ocho de los nueve aminoácidos esenciales

Destaca en mayor medida por su contenido en lisina, que se encarga de que el organismo absorba el calcio de manera adecuada, para así aprovechar todos sus beneficios.

Los 9 aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita

Es una fuente rica de minerales

Contiene manganeso, magnesio, hierro y potasio, entre otros muchos. Sin embargo, el calcio es una de sus mejores virtudes, ya que posee un 17% más que el resto de cereales. Este mineral es fundamental para nuestro organismo, pero especialmente para todas aquellas personas que atraviesan procesos de descalcificación, crecimiento infantil y padecen osteoporosis o anemia ferropénica.

Es rico en almidón resistente

Este tipo de almidón recién descubierto puede beneficiar a la gestión de azúcar en la sangre, control de peso y la salud del colon.

Tiene un gran aporte de Omega-6

Este ácido graso es favorable para toda clase de enfermedades inflamatorias como la psoriasis o los eczemas, aunque también es de gran ayuda para paliar los síntomas propios del síndrome premenstrual: hinchazón abdominal, dolor mamario, estreñimiento o aumento de peso por retención de líquidos.

Y también posee ácidos grasos Omega-3

Estos regulan los niveles de colesterol en sangre, por lo que tienen un efecto antiinflamatorio y autoinmune, previenen el envejecimiento y cuidan la salud del corazón, la colitis ulcerosa y diversos problemas vasculares.

Es seguro y sostenible con el medio ambiente

Además de ser beneficioso para la salud, también favorece al medio ambiente. Este cereal puede realizarse bajo diferentes condiciones climáticas y requiere un tiempo de labranza reducido que produce una gran proporción de alimento, por lo que se reduce el impacto en el medio ambiente.

¿Dónde comprar teff?

Teff en grano Bionsan

El teff un cereal sin gluten, por lo que resulta ideal para personas celíacas o con intolerancia al gluten. Es rico en carbohidratos de liberación lenta, por lo que los deportistas se beneficiarán de su consumo.
Al tratarse de un cereal con un alto poder saciante, puede ser consumido por aquellas personas que quieran controlar su peso o regular su apetito. Además, en el intestino actúa como un prebiótico, estimulando la flora natural.
Es rico en minerales como el calcio y el magnesio y en el aminoácido lisina, muy importante para la metabolización del calcio.

Tan solo bastará con cocerlo en una olla (2 partes de agua por 1 de Teff) a fuego lento durante 1 hora.

Harina de Teff Bio

Harina de Teff 100% natural

Copos de teff