En la época de verano, y especialmente en vacaciones, se puede dificultar la tarea de cuidar de nuestro intestino. Comemos a menudo fuera de casa, aumentan las quedadas con familiares y amigos y es probable que la comida se nos vaya de las manos. Presta atención a los siguientes superalimentos para cuidar tu intestino este verano.

Por muy responsables que seamos y muy entrenada que esté nuestra fuerza de voluntad, hay ocasiones en las que cuidarnos se nos complica. Si bien es cierto que a menudo te recomendamos que visualices tus objetivos y optes siempre por alternativas saludables, no siempre podemos elegir. No obstante, tienes la oportunidad de potenciar en tu dieta, aquellos alimentos que cuiden tu intestino, lo protejan y lo mantengan fuerte y en buenas condiciones. Así, no sufrirá tanto en esos días de caprichos.

Superalimentos para cuidar tu intestino este verano

Aceite de oliva virgen extra

Los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen extra, benefician los microbios de nuestro interior. Estos actúan como antioxidantes, reduciendo la inflamación y reduciendo los síntomas del envejecimiento. Los polifenoles actúan en nuestras bacterias intestinales, alimentándolas y reduciendo la inflamación.

Alcachofa

Incluir las alcachofas en la dieta de forma progresiva, es una excelente opción para mantener un tránsito intestinal regular. Suponen un elevado aporte de fibra, por lo que, además de prevenir el estreñimiento, aporta sensación de saciedad y evita el picoteo ente horas.

Yogur

Alimentos probióticos como el yogur, favorecen el desarrollo de algunos microbios buenos para nuestros intestinos y contribuyen al equilibrio de nuestra flora intestinal.

Fibra

Alimenta las bacterias del intestino de forma saludable, incluyendo en tu dieta alimentos ricos en fibra, como las frutas, cereales integrales, frutos secos, legumbres y verduras. El consumo diario de fibra es muy importante para disponer de una óptima salud digestiva, reducir el riesgo de sufrir diversidad de enfermedades y regular el tránsito intestinal.

Plátano

Rico en magnesio y potasio, dispone de propiedades antiinflamatorias. Por ello es muy útil en personas que padecen dolor de estómago o sufren de algún problema derivado. Los plátanos, además, facilitan el proceso de digestión, por lo que si sufres de malas digestiones, tal vez te pueda resultar de ayuda.

Así que ya sabes, permítete algún que otro capricho este verano si así lo deseas. No obstante, cuida tu alimentación de base incluyendo alimentos buenos para tu intestino y, en consecuencia, para tu salud general.