La naturaleza tiene para nosotros una gran cantidad de alimentos, de origen animal y vegetal, que ofrecen muchos beneficios para nuestra salud. Es importante conocer algunos superalimentos que cuiden de nuestro organismo y nos ayuden a disfrutar de un estado óptimo de salud. Hoy te hablamos del pulpo y de sus beneficios.

Tanto si llevas a cabo un plan de alimentación para perder peso o para ganar músculo; tanto si eres vegetariano o vegano, o cualquier otra opción saludable, debes buscar aquellos alimentos que supongan un importante aporte nutricional. Es muy importante cumplir con la cantidad requerida de vitaminas, minerales y otros nutrientes para que el organismo funcione correctamente. Tanto la salud física como la mental, son consecuencia de la alimentación y de un estilo de vida saludable. Por ello, ser conscientes de la importancia de una dieta equilibrada es el primer paso hacia el éxito.

Propiedades nutricionales del pulpo

El pulpo presenta un alto contenido en yodo, que mejora el nivel de energía y favorece el funcionamiento de las células. Se trata del marisco con un menor contenido en colesterol, rico en vitaminas y minerales. Contiene hierro, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, sodio, selenio, proteínas y vitaminas A, B, D, E y K. Favorece la salud cardiovascular y, además, ayuda a procesar eficazmente los carbohidratos. El pulpo tiene un bajo contenido en grasa y calorías, por lo que es recomendable en dietas de adelgazamiento. Su alto aporte en vitaminas e hidratos de carbono lo convierte en un alimento ideal para deportistas. Además, en su composición cuenta con aminoácidos y polisacáridos, que previenen afecciones a nivel mental, como puede ser la depresión.

El pulpo se puede preparar de diferentes maneras. Su textura es gelatinosa y blanda y las propiedades no residen solo en la carne, también en su tinta. Ésta ayuda a eliminar las infecciones causadas por hongos y las bacterias que pueden ocasionar daños en nuestro organismo.

Los beneficios que te aporta comer pulpo

  • Está indicado en problemas respiratorios como el asma o la bronquitis.
  • Aumenta y fortalece las defensas.
  • Regula el colesterol, los triglicéridos y la presión arterial.
  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Ayuda a ganar músculo gracias a su alto contenido en proteínas.
  • Previene la aparición de algunos tipos de cáncer.
  • Favorece el buen estado del sistema nervioso y ayuda a tratar afecciones mentales como la depresión.
  • Previene y controla la diabetes gracias a su contenido en niacina.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias por lo que ayudan a calmar el dolor.