El tomate es un alimento que no debería faltar en tu dieta. Sus propiedades, presentan muchas ventajas para tu salud y, además, resulta muy apetitoso. Así que, no te supondrá un gran sacrificio empezar a introducirlo en tus ensaladas y platos.

Esta verdura rica en agua, es un excelente ingrediente, y muy versátil, para nuestros platos. Puedes comerlo solo, acompañando a una ensalada, triturado sobre una tostada, en zumo… Es ideal con la llegada del buen tiempo porque, además de hidratar, refresca y es muy saludable. El tomate es rico en carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales. Contiene vitamina A, C, B y E; y minerales como el magnesio, potasio y fósforo.

Beneficios del tomate para tu salud

  • Es un alimento antioxidante que actúa protegiendo nuestro organismo de los daños producidos por los radicales libres. Su componente antioxidante de llama licopeno y ayuda a prevenir cantidad de enfermedades.
  • Es perfecto para equilibrar los niveles de colesterol, previniendo así enfermedades cardiovasculares y reduciendo el riesgo de infarto.
  • Tiene efecto diurético por lo que ayuda a expulsar líquido y con él, favorece la eliminación de toxinas.
  • El tomate sirve de protector de la salud cardiovascualar, ayudando a reducir y regular la presión arterial.
  • Favorece la cicatrización de las heridas.

tomate

  • Protege la piel y retrasa los procesos de envejecimiento.
  • Gracias a su contenido en vitamina A, es un buen aliado para la visión, evitando el desarrollo de algunas afecciones oculares como la ceguera nocturna.
  • Mantiene la piel, el cabello y las uñas fuertes y saludables. Ayuda a que tu melena luzca brillante y con un aporte extra de vitalidad.
  • Actúa como potente regulador del tránsito intestinal y, además, protege el hígado.
  • Reduce el riesgo de envejecimiento sobre las funciones cerebrales.
  • Estudios aseguran que el tomate es capaz de prevenir varios tipos de cáncer.
  • Consumir tomate favorece el sistema inmunológico de nuestro cuerpo ya que, gracias a su contenido en vitamina C, fortalece las defensas.

Como puedes observar, el tomate es un súper alimento cargado de aportaciones positivas para cuidar nuestro organismo. Introducirlo en la dieta es una excelente decisión. Seguro que, con el buen tiempo, te empieza a apetecer llevarte tus ensaladas fresquitas y disfrutar al aire libre. Añade tomate y cuida tu salud desde el interior. Recuerda que unos buenos hábitos alimenticios aportan beneficios internos que se reflejan en el exterior.