La naturaleza nos brinda una gran cantidad de alimentos plagados de propiedades. Llevar una alimentación lo más natural posible es garantía de una mejor salud y calidad de vida. Hoy te hablamos de un ingrediente no tan habitual como debería. ¿Conoces las propiedades y beneficios de los rábanos? ¡Nosotros te los descubrimos!

Cada fruta y verdura dispone de una gran cantidad de propiedades que las hacen tesoros en sí mismas. Y es que llevar a cabo una alimentación variada, equilibrada y, lo más natural posible, nos permite disponer de unas óptimas condiciones de salud. Existen algunos alimentos muy extendidos popularmente por sus poderosas aportaciones. En cambio, hay otros que, siendo tan beneficiosos o más, no se conocen con tanto detalle.

Los rábanos forman parte del grupo conocido como verduras de invierno junto al brócoli, las coles o la rúcula. Aportan un sabor intenso a nuestras ensaladas y tienen grandes beneficios para el cuidado de nuestra salud.

Grandes propiedades de los rábanos

Los rábanos son ricos en fibra, aminoácidos, vitamina C y del grupo B, yodo, magnesio y azufre.

Recomendable para el asma

Tiene propiedades que ayudan a disminuir la congestión en las vías respiratorias. Por ello, se recomienda en personas que sufren afecciones en el sistema respiratorio como asma, sinusitis o bronquitis.

Propiedades antioxidantes

Aportan una gran cantidad de vitamina C y, por ello, constituyen un verdadero remedio antienvejecimiento. La vitamina C interviene en la formación de colágeno por lo que ayuda a mantener el buen estado de la piel y de las mucosas digestivas. Además, sus propiedades antioxidantes ayudan a prevenir los daños ocasionados por los radicales libres, previniendo así algunas enfermedades y el envejecimiento prematuro.

Prevención del cáncer

Ayudan al cuerpo a deshacerse de toxinas y limpian el organismo de forma general. Por ello supone un alimento poderoso en la lucha contra la aparición de distintos tipos de cáncer. Además, estudios han demostrado que pueden ayudar a eliminar células cancerígenas por el impacto sobre su genética.

Salud del aparato digestivo

Son fuente de fibra y tienen capacidad para aumentar la flora intestinal. Resultan muy adecuados en personas que sufren de digestiones lentas. Permiten neutralizar las bacterias perjudiciales para salud, responsables de gases, flatulencias y pesadez estomacal. Además, ayuda a tratar tanto el estreñimiento, como la diarrea.

Cuidado del hígado

El rábano es un estimulante biliar que refuerza el hígado. Por ello se recomienda en casos de insuficiencia hepática, enfermedades del hígado o ictericia.

Propiedades diuréticas

Este alimento, cuenta con grandes propiedades diuréticas que le otorgan una poderosa función depurativa y que combate la retención de líquidos. Favorece de este modo el estado de la salud de los riñones.